• cielo claro
    15° 23 de Junio de 2018
besador-beso-gay-homosexualjpg

7 tipos de besadores ¿Cuál sos?

Los besos pueden ser fogosos y pasionales, o dulces y románticos, dependiendo del contexto y la situación. Pero también depende de la persona ya que algunos se sienten más cómodos con determinada forma de besar o simplemente se dejan llevar por el momento.

#7 El que muerde

A nadie le molesta una mordida ocasional en una noche de pasión. Sin embargo, si te muerde en repetidas ocasiones puede ser demasiado frustrante, molesto y hasta ¡doloroso!

Lo mejor es ser honesta en estos casos si no quieres terminar con la lengua hecha trizas. Pídele que te bese con más cuidado y controle sus impulsos asesinos.

#6 El tímido

Este es un tipo tan educado y caballeroso que hasta le da miedo besarte. Tratan de evitar los besos con lengua y no tienen mucha imaginación.

Debes prácticamente obligarlo a que te dé un buen beso y a que se deje llevar... De lo contrario, los besos no serán una motivación para nada más.

#5 El ruidoso

Este tipo de besador necesita demostrarte cuánto le gusta besarte y empieza a hacer todos los ruidos y gemidos que estén a su alcance.

Sin embargo, no es nada sexy y es más probable que te mueras de risa que de pasión.

#4 El succionador

Este tipo de besador parece que sigue en el jardín de infantes. Abre la boca y te succiona entera, sus besos te llenan de baba y te devoran de una manera que no sabes si lograrás sobrevivir.

Definitivamente se emocionan y se dejan llevar... pero los resultados no son muy buenos.

#3 El que abre los ojos

Este es un clásico besador: en medio de un gran beso descubres que te está mirando fijo y que es algo que ¡siempre hace!

No es nada atractivo ver dos ojos grandes abiertos inspeccionándote mientras tratas de dar tu mejor beso, ¿no crees?

#2 El lagarto

El lagarto es una técnica que muchos utilizan pero que puede ser muy irritante. Ya que se piensa que con mover la lengua como el animal, sacarla y así sucesivamente puede ser algo excitante, cuando en realidad es una distracción.

Sin embargo, saber cómo mover bien la lengua puede dar lugar a grandes cosas.

#1 ¡Y el que siempre nos deja queriendo más!

Por supuesto que también está el GRAN besador. Ese que naturalmente cuando te besa se complementa perfectamente con tus movimientos y puedes estar ahí por años sin que nada te moleste.

Cuando eso ocurre es una gran señal de la buena química que hay entre los dos, y el gran besador siempre nos deja queriendo más.

Afortunadamente con el tiempo y a medida que los besos avanzan, la pareja se va fusionando y los besos mejoran notablemente. Así que antes de alejarte por completo de un mal besador, ¡dale una oportunidad!

¿Con qué tipos de besador te identificas?

Comentarios