• algo de nubes
    21° 16 de Diciembre de 2018
bati-arandajpg-1

Adrián Aranda, el eterno cazador de goles que anunció su retiro del fútbol

A los 41 años y tras una extensa trayectoria, el centrodelantero pergaminense le dijo adiós a la actividad. El “Bati” es el máximo goleador de Douglas en los torneos de ascenso, pero también es ídolo en Independiente Rivadavia y Talleres de Córdoba.

Adrián Oscar Aranda, o Bati, como mejor se lo conoce en el mundo del fútbol, el enorme goleador que sembró la Liga de Pergamino y que anunció su retiro de la actividad vistiendo la camiseta de Argentino en el torneo local. El 21 de septiembre de este año quedará para siempre grabado en el recuerdo de este eterno cazador de goles, que después de una larga y exitosa trayectoria le dijo adiós como jugador a una carrera deportiva cargada de satisfacciones que empezó en el 2000.

Una decisión asumida

Pese a sentirse físicamente en condiciones para seguir jugando en el campeonato local, la determinación de Aranda no tiene vuelta atrás. “Es una decisión tomada. La venía pensando hace un par de meses y después del partido con Ocampo la terminé de decidir. Es un punto final a un ciclo como futbolista para mirar el futuro como entrenador, que sería la parte hacia donde estoy apuntando. Me parece lo más lógico después de tantos años de carrera”, aseveró el delantero de área con acumuló más de 380 partidos.

El Bati’cerró en Argentino su etapa como jugador. “Me sentí muy cómodo este último tiempo. Viví tres años maravillosos en ese club que me abrió las puertas con gente magnífica en lo humano. Pasé grandes momentos con el cuerpo técnico y sobre todo con mis compañeros, con los que he hecho una amistad muy linda. Así que estoy feliz de haberme encontrado en el cierre de mi carrera con un club tan afectivo y familiar”, dijo el atacante que imagina un inmediato futuro en el fútbol en la dirección técnica.

El dueño de una casaca “9” temible para cualquier defensa rival, también manifestó: “Cuando me pongo a pensar y hago un balance de lo que ha sido mi carrera, la verdad que me siento orgulloso porque jamás hubiese pensado que se iba a dar de esa manera. Empecé jugando al fútbol por diversión y por ganas, pero nunca pensando en el profesionalismo. Y después llegó esa etapa y fue de menor a mayor”.

Máximo goleador de Douglas

Indudablemente uno de los clubes que marcó la carrera profesional de Aranda es Douglas Haig. En la actualidad, el Bati es el máximo artillero del rojinegro en los torneos de ascenso. “Cuando estaba en actividad no me daba cuenta de todos esos números. Recién tomé conciencia ahora, que ya le puse un punto final a mi etapa como jugador. Soy de la ciudad y me enorgullece haber dejado una huella en el club de Pergamino, fundamentalmente en la parte humana, que es la que más me interesa y la que me han inculcado mis padres”, señaló.

A Douglas Haig, Aranda llegó de la mano de Rubén Alfredo Pérez, un entrenador al que le guarda un gran aprecio: “Siempre digo que el ‘Gallego’ es mi creador porque fue el que me llevó a Douglas Haig en una etapa complicada del club y además porque fue el técnico que me puso en la posición en la que después terminé jugando. Fue el entrenador que se animó a darme esa oportunidad y gracias a Dios pude hacer toda mi carrera de delantero de área. Y hoy en el final de mi carrera me vuelvo a reencontrar con él, así que soy un agradecido”.

Independiente y Talleres

Además de sentirse muy identificado con la camiseta de Douglas Haig, club del que se considera hincha, Aranda recibe permanentemente el cariño del público de otras dos grandes instituciones. “Tuve la posibilidad de jugar en equipos muy importantes del interior de país como Independiente Rivadavia de Mendoza y Talleres de Córdoba, dos clubes muy grandes”, comentó.

“Lo que me pasa con Independiente es raro. Si bien me tocó hace muchos goles y mandar al descenso al clásico rival (Gimnasia de Mendoza), además de coronar ese año con el ascenso y convertir sobre el final en un partido agónico, no entiendo mucho la locura de esa gente de idolatrarme por haber jugado solamente una temporada. La verdad que lo tomo con mucho gusto y placer y me enorgullece sentir tanto cariño en las redes sociales. Estoy totalmente agradecido a esa institución”, expresó el Bati, que en la lepra ascendió del Federal A a la Primera B Nacional en 2007.

También impregnó su sello goleador en Talleres. “En Talleres también me ha ido bien, pude convertir muchos goles en un club muy grande y que siempre requiere pelear por títulos. En ese momento estábamos en el Federal A y el equipo necesitaba ascender, que lamentablemente ese plantel no lo pudo conseguir, pero en lo personal me ha ido muy bien y la gente tiene un grato recuerdo mío”, agregó.

Su paso por el exterior

Atlético Huila y Deportes Quindío de la Primera División de Colombia fueron los dos clubes en los que se desempeñó este enorme delantero en el fútbol del exterior. Sobre su paso por esas entidades analizó: “En Atlético Huila me fue muy bien en el comienzo, siempre estuve presente en la tabla de goleadores hasta las últimas fechas del primer semestre. Y en el segundo tramo del año me fue mal porque al segundo partido tuve una grave lesión en la cabeza y eso me relegó a no jugar y volver recién en los últimos partidos. Y en Deportes Quindío no fue lo que esperaba porque me tocó no jugar tanto, pero desde la experiencia hice un gran año y por eso estoy muy conforme”.

Jugó en otros seis clubes

Además de los mencionados anteriormente, otros seis equipos se dieron el gusto de contar con los servicios del atacante pergaminense. El Bati también se desempeñó en Guillermo Brown de Puerto Madryn, Deportivo Maipú de Mendoza, Defensa y Justicia, Estudiantes de Río Cuarto, General Rojo y Defensores de Salto.

FOTO: Bati Aranda

Si todavía no recibís las notificaciones de PRIMERA PLANA, mandanos un Whatsapp al 2477.506005 con la palabra ALTA y pasarás a formar parte de nuestra base de datos. ¿Más fácil? Hacé click en el siguiente enlace http://bit.ly/2tCrZxJ.