• cielo claro
    20 de Agosto de 2018
atucha-iijpg

Atucha: "Rechazamos la falsa conciliación obligatoria"

Desde el mencionado espacio emitieron un duro comunicado alertando sobre la realidad de la situación que se desató en la referida Central Estatal energética.

“Al cumplirse el quinto día de paro en las centrales estatales Atucha para frenar los despidos en el sector, el Gobierno dictó una conciliación obligatoria trucha. En lugar de cumplir la ley y retrotraer las cosas al punto de inicio del conflicto -reincorporando a sus tareas a los cerca de 250 compañeros despedidos- el Ministerio de Trabajo usó la conciliación contra los trabajadores y permite que la empresa deje la gente afuera”, señalaron desde la Agrupación “Alto Voltaje”, de Luz y Fuerza.

Y agregaron: “Así el gobierno, que maneja tanto al ministerio como la empresa, incumple la ley, lo que debe ser denunciado en la justicia laboral y rechazado en esos términos por el gremio. Con los despedidos afuera de la planta, se dificulta profundamente su continuidad laboral, dado que los 20 días de conciliación serán usados por el gobierno para desgastarlos y forzar su alejamiento”.

En la continuidad del contacto periodístico, los referentes manifestaron: “El Ministerio de Trabajo, que viene atacando sistemáticamente a los trabajadores, permite en cambio que grandes empresas puedan usar los recursos preventivos de crisis para despedir, suspender trabajadores o modificar convenios. En este caso acompañó la conciliación trucha con la extorsión explícita de que, de no ser acatada, se aplicarían sanciones como las que recibieron camioneros y docentes –frente a lo cual el sindicato (Luz y Fuerza) acató la conciliación”.

Consideraron también que “para derrotar este ataque a un derecho esencial como es el de reclamar mediante la huelga es necesario darse un plan de lucha, definiendo los pasos a seguir en asambleas de planta: movilizar al Ministerio de Trabajo en rechazo a las conciliaciones truchas, sumar esta lucha a las de otros sectores que hoy enfrentan al ajuste y reclamar a la Federación Argentina de Trabajadores de Luz y Fuerza un paro nacional”.

Por último, fueron muy críticos y fustigaron: “El plan de guerra que lleva adelante el Gobierno Nacional, en complicidad con el conjunto de los gobernadores hay que derrotarlo hoy, no dentro de un año y pico, y para derrotarlo es necesario un congreso de delegados con mandato de base de todas las centrales obreras, para impulsar un paro de 36hs y un plan de lucha”.