• nubes
    17° 19 de Septiembre de 2021

Caos vehicular, quejas de comerciantes y mucha Policía: Los remiseros cortaron Avenida de Mayo en reclamo de mejoras laborales

Durante la mañana de ayer se vivió un tenso momento en la principal arteria de la ciudad y calle Merced. Los conductores piden ser “blanqueados” por las agencias y que se les respeten los horarios de trabajo.

Remiseros nucleados en la Unión de Conductores de Autos al Instante y Remises de la República Argentina (UCAIRRA), realizaron una protesta durante la mañana de ayer sobre Avenida de Mayo, entre calles Merced y 9 de Julio, en protesta de mejoras en sus salarios ya que prácticamente la totalidad de los trabajadores se encuentran “en negro”.

La medida generó el corte total de la principal arteria de la ciudad durante un largo tiempo, lo que generó diversos problemas en el tránsito y el malestar de los comerciantes de la cuadra, quienes pedían que el reclamo lo realizaran ante quien corresponda. Además, personal policial, de Tránsito e Infantería llegaron hasta lugar por precaución.

Desde UCAIRRA se intenta llevar a cabo una ardua tarea, con el propósito de normalizar la actividad y regularizar la situación de los trabajadores.

Según datos del gremio, en la ciudad, existen 36 agencias habilitadas, sólo hay 230 remises y entre 100 y 120 son “truchos”.

En plena protesta que se realizó frente a la remisería Disque Ya, una de las más grandes, Damián Romanelli, delegado gremial en Pergamino, dejó en claro “todos los trabajadores están en negro, sin recibo de sueldo, sin obra social y sin aporte jubilatorio”, le dijo a Pan&Circo de RADIO MÁS (FM 106.7).

De acuerdo a UCAIRRA, el Ministerio de Trabajo llama a conciliación obligatoria y emite multas a las remiserías, pero la situación no cambia.

“Acá hay una completa desidia por parte de las autoridades municipales que hacen política puertas para adentro. Porque los remises todos los meses tienen que pasar una revisión y las agencias jamás son advertidas para que pongan al personal en blanco”, aseguró el dirigente quien ayer mismo denunció al intendente, Javier Martínez, en la sede del Ministerio Público Fiscal por incumplimiento de los deberes de funcionario público porque “se le venció el plazo que tenía para brindarnos información de la cantidad de choferes, vehículos y agencias que existen en la ciudad”.

Romanelli informó que los porcentajes de ganancias que tienen las agencias es del 20 por ciento de los viajes, situación que les permite tranquilamente poder blanquear a los choferes. “No les pedimos que dejen de ganar sino que ganen un poco menos”, reclamó.

Para el dirigente gremial, el diálogo se agotó porque “el intendente jamás nos abrió las puertas y tiene que tomar cartas en el asunto.

“El reclamo empezó hoy y va a seguir. Y cada vez se va a poner peor”, adelantó.

Si todavía no recibís las noticias de PRIMERA PLANA en tu celular, hacé click en el siguiente enlace https://bit.ly/3ndYMzJ y pasarás a formar parte de nuestra base de datos para estar informado con todo lo que pasa en la ciudad y la región.