• cielo claro
    20 de Agosto de 2018
boudoujpg

Caso Ciccone: Amado Boudou fue condenado y ya está preso en Ezeiza

La Justicia determinó ayer que el exvicepresidente Amado Boudou es culpable en la causa por la venta de la exCiccone y lo condenó a 5 años y 10 meses de prisión efectiva.

El tribunal pidió además la "inmediata detención" del exfuncionario, le aplicó una nota de 90 mil pesos y lo inhabilitó "en forma perpetua" para la función pública.

Los jueces Bertuzzi, Gabriela López Iñiguez y Guillermo Costabel fueron quienes dieron por concluido el debate y, sin tomar en cuenta un planteo para suspender el veredicto por parte de la defensa de Boudou, adoptaron la decisión.

Los magistrados encontraron a Boudou "autor penalmente responsable de los delitos de cohecho pasivo y negociaciones incompatibles con la función pública".

La prisión será efectiva de manera inmediata, al igual que en el caso de su amigo, José María Núñez Carmona (condenado a 5 años y medio), y del empresario Nicolás Ciccone (4 años y medio), en este último caso que cumplirá de manera domiciliaria

Antes, Boudou había afirmado al hacer uso de la palabra que "jamás negoció por él o a través de terceras personas la compra del 70% del paquete accionario" de la imprenta.

En esa línea, agregó que "el propio (Alejandro) Vanderbroele dijo que cohecho no existió".

Y señaló: "La situación del cohecho no tiene correlato con ninguna de las pruebas que se dieron".

Por su parte, el empresario José María Nuñez Carmona afirmó que fue "falaz" afirmar que reemplazó a Boudou en la "toma de posesión" de la compañía.

"Yo no recibí nada. El argumento que yo reemplace a Boudou es falaz", señaló. Y calificó de "igualmente disparatado el pedido de detención" en su contra.

La causa

Desde que comenzó el caso Ciccone, a mediados de 2012, a Boudou se le fueron acumulando un sinfín de expedientes en su contra. Tramitada casi en su totalidad por el juez Ariel Lijo y el fiscal Jorge Di Lello, la causa inicialmente estuvo a cargo de Daniel Rafecas y Carlos Rívolo. El juez fue desplazado del expediente luego de que se conociera que intercambió mensajes de Whatsapp con un allegado al caso. El fiscal fue removido por pedido de la defensa Boudou.

Posteriormente, la causa la tomó el tándem Lijo-Di Lello y avanzó, lentamente, hasta el procesamiento del vice -y otros imputados- por cohecho y negociaciones incompatibles con la función pública.

En el caso se lo acusó por interceder ante la AFIP, siendo ministro, para solicitar una moratoria para que la imprenta evitara la quiebra, y de haber hecho ingresar como testaferro a Vandenbroele, dueño de The Old Fund. Boudou siempre negó conocer al empresario.

Boudou, cabe recordar, estuvo preso durante dos meses el año pasado, aunque por otro expediente, que también tramitan Lijo y Di Lello, y que tiene que ver con el presunto enriquecimiento ilícito del exministro de Economía y exvicepresidente.