• nubes dispersas
    21° 25 de Septiembre de 2018
paneles-solares-energia-renovable-minjpg

Cómo es el plan de Santa Fe para inyectar energía generada por usuarios a la red de baja tensión

El gobernador Lifschitz presentó la versión 2020 de Prosumidores, dirigida a hogares, ámbito rural, comercios, pymes, consorcios, clubes, organizaciones sociales y grandes industrias.

El gobierno de Santa Fe presentó la versión 2020 del programa Prosumidores, que incentiva la generación de energía eléctrica a partir de fuentes renovables.

Se trata de una iniciativa que propone que los usuarios que generen energía la inyecten a la red de baja tensión de la Empresa Provincial de Energía (EPE) y de las cooperativas eléctricas asociadas.

“Hablar de energía es hablar de derechos e inclusión. Este programa apunta al futuro, al compromiso con las nuevas generaciones y al cuidado del ambiente. Hoy tenemos que cambiar la matriz energética y salir de los combustibles fósiles y Prosumidores es la democratización de la energía. Por eso la importancia de este proyecto. Somos la primera provincia que pone en marcha este tipo de iniciativa”, expresó el gobernador Miguel Lifschitz durante el lanzamiento, en el que estuvo acompañado por la secretaria de Estado de la Energía, Verónica Geese.

Cómo es el programa

Con una inversión del gobierno de Santa Fe de $25 millones en el primer año, la nueva versión de Prosumidores está dirigida a hogares, ámbito rural, comercios, pymes, consorcios, clubes, organizaciones sociales y grandes industrias.

El plan facilita el repago de las instalaciones renovables a través de un incentivo monetario a la generación, lo que permite recuperar el valor de los equipos en un período de tiempo determinado por parte de los usuarios.

Por ejemplo: un hogar que bimestralmente consume 600 kWh, actualmente abona una factura por el servicio eléctrico de $2.600 por bimestre. En cambio, con la adhesión a Prosumidores, podrá instalar un equipo fotovoltaico de hasta 1,8 kW de potencia y así generar 480 kWh bimestrales en promedio, con lo cual se le reconocerán $2.750 en la boleta.

El programa cuenta con una segmentación que se divide en siete, con lo cual la potencia de las instalaciones permitidas estará relacionada al consumo de cada tipo de usuario y su cuadro tarifario. Cabe destacar que la instalación de cada Prosumidor nunca podrá producir más que el 80% del consumo promedio del último año del postulante.

“Con esta iniciativa lograremos construir en el mismo lugar donde se consume, una capacidad instalada para la producción de energías renovables en nuestra provincia de 5 MW (Mega Vatios), equiparable a cinco veces el parque fotovoltaico construido por el gobierno de Santa Fe en la ciudad de San Lorenzo”, explicó Geese.