• algo de nubes
    11° 22 de Marzo de 2019
tv-minjpg

Cuando el televisor abandonó a la TV

Múltiples conexiones y un usuario que elige configuran el nuevo mundo de interacciones audiovisuales de esta década. El incremento de contenidos digitales y los nuevos hábitos de consumo

Ramiro San Honorio Por Ramiro San Honorio | 13 de Marzo de 2019

La tv está cambiando, perdón, corrijo y afirmo, la televisión ya cambió. Su transformación está dada hacia un modelo conectado a las redes,  donde vemos su expansión en las posibilidades de interacción, abriendo nuevas oportunidades para los nuevos players digitales. La digitalización de los medios, la convergencia y los nuevos hábitos de consumo audiovisual han cambiado las reglas del juego. La pequeña pantalla creció y mutó por completo, y ahora vuela hacia el universo infinito de los contenidos digitales.

Las nuevas tecnologías

Los dispositivos Smart amplían las posibilidades de contenido e interacción respecto a las ya antiguas pantallas al incorporar conectividad a la red con sistemas operativos que permiten instalar apps y navegadores web. Pero ante esta nueva alianza de la caja mágica con la Matrix, surgen nuevos interrogantes: ¿de qué se trata eso de la interactividad en la nueva pantalla? ¿Cómo es  una experiencia de interacción? ¿Qué narrativas plantea?

La palabra clave: logos

Logos, si partimos de los argumentos aristotélicos, significa la lógica, la parte razonada de una exposición, es decir el orden criterioso y funcional. Este concepto está relacionado narrativamente con el esqueleto, la estructura narrativa. Las estructuras entran en los nuevos modelos en un constante cambio, formatos y géneros que mutan y que “juegan” entre sí. Un mundo de posibilidades infinitas, que van de la mano con las posibilidades tecnológicas. Aquí es donde aparece la necesidad de interacción, del juego con las estructuras. Como punto de partida, podemos definir televisión interactiva al conjunto de dispositivos e interfaces que permiten que el usuario/espectador pueda controlar una experiencia audiovisual. Es decir, que éste pueda elegir qué, cuándo y cómo quiere ver. Estos elemento de “elección” que tiene el usuario, son parte esencial del engranaje que pide nuevas formas narrativas, es decir “nuevas maneras de contar un cuento”. Esto no modifica en profundidad los principios básicos de la fábula, pero sí transforma estructuras y suma nuevos recursos dramáticos, que gracias a las tecnologías, hacen que el usuario multipantalla acceda al contenido y permanezca en él (gran desafío para las próximas generaciones)

Alianzas en el mercado

El esquema de negocios de la tv clásica y la también clásica torta publicitaria de medios, están atravesando tiempos tormentosos en algunas regiones. Entre estos cambios surgen nuevos modelos y plataformas VOD que apuestan por el sistema de usuarios pero ¿Por qué las compañías telefónicas se suman a estos temas? El papel de telefónicas funciona como ente que ofrece contenidos broadband (banda ancha) esa es la respuesta. El cable según los informes de consultores españolas, mexicanas y estadounidenses, a nivel mundial y también regional, sigue en una clara tendencia baja y con una variable inestable en aquellos países donde la estructura del servicio es compleja. Hoy las OTT expanden sus territorios, ofreciendo distintas plataformas y canales a elegir por los usuarios.

Híbridos everywhere

Pero el futuro está cerca… O el futuro ya es hoy,  y por eso también se empieza a escuchar y de forma recurrente la inminente llegada de la televisión “híbrida” o “conectada” basada en la tecnología  HbbTV (Hybrid Broadcast Broadband TV). Un sistema audiovisual que permite ofrecer contenidos adicionales y servicios interactivos a los usuarios.

La tv por Internet y el contenido multimedia es hoy un servicio muy común (a través de un ordenador o a través de un reproductor multimedia conectado a la red). HbbTV tiene la intención de ampliar el alcance de los contenidos multimedia directamente a la “televisión inteligente” de forma más directa, con más aplicaciones y más funciones. La primera vez que se mostró HbbTV fue en la televisión francesa para el evento de Roland Garros 2009. Los usuarios/espectadores podían acceder a la información de estadísticas en tiempo real, información de última hora, imágenes de los participantes, etc. El esquema técnico de por sí, es complejo, pero se puede resumir en que este sistema combina emisiones convencionales con servicios de banda ancha. Podría definirse también como una alternativa a las Smart TV. Con el smart necesitas descargar diferentes aplicaciones para poder acceder a la información que ofrecen. Mientras, con la HbbTV sólo tendrías un único menú en el televisor para que elijas lo que quieras con tu control remoto. El mundo transmedia de posibilidades al alcance de un solo control y una sola pantalla.

El espectador cambia

El espectador cambia, y no solo de canal. Cambia su hábito de consumo. Esto es fundamental a la hora de comprender mejor ante qué tipo de espectadores usuarios estamos conectados. Esta es la parte que debemos remarcar como UX (experiencia de usuario), el usuario/espectador rige los cambios. El viejo esquema de arriba hacia abajo piramidal, hoy es de abajo hacia arriba. Hoy están dadas las condiciones tecnológicas, comerciales y humanas (aquí está el punto) para poder afirmar que la televisión interactiva está en pleno nacimiento.

Elige tu propia aventura

Y aquí es donde aparecen los contenidos interactivos y donde las nuevas formas de ficciones aparecen. La necesidad lúdica en la narrativa viene de tiempos primitivos, y es aquí donde aparecen los conceptos básicos de la escritura de videojuegos. El concepto GNS (Game/juego-Narración-Simulación). Este tiempo de contenidos aparecen en tiempos de cambios, cuando nacen nuevas alternativas tecnológicas y herramientas que ayudan a la experiencia de “interactuar” con el relato. La sensación de ser quien decide lo que va a suceder, produce un alto grado de interacción con el usuario/espectador y en la base narrativa que han tenido los videojuegos con historia desde que nacieron, es decir siempre. Netflix despertó el interés con “Bandersnatch” una propuesta novedosa, dentro del contexto de Black Mirror, una serie que habla del futuro y los cambios radicales que ofrece la tecnología. Pero en verdad si viajamos en el tiempo, decir propuesta “novedosa” no sería el término correcto. Las ficciones interactivas aparecieron en la tv y el cine en la década del 60, pero claramente la tecnología no favorecía la interacción. Por ello, hoy, con las herramientas existentes y recursos narrativos, sumado a condiciones humanas (cambios de habito/ usos generacionales de dispositivos) son una apuesta más que atractiva para el mundo digital.

3D & 360

Aquí es donde están las industrias de televisores experimentando y probando los nuevos dispositivos. En las ferias de tecnologías que se sucedieron en 2018 en EEUU, Alemania y Japón, se pudieron ver prototipos de televisores inteligentes plegables, transparentes y que se pueden enrollar y doblar como una hoja de papel. Cristales planos que simulan el efecto 3D sin el uso de lentes y pantallas curvas que cambian su forma reaccionando a la narrativa que emiten. Sin dudas estas herramientas harán que haya más revoluciones en los hábitos de consumo y en la creación de contenidos, principalmente en su forma de narrar.

El autor es escritor-Guionista-Realizador-ScriptDoctor. Especialista en Estructuras Narrativas y Nuevos Medios. Presidente del Consejo Interdisciplinario de Nuevas Tecnologías de Argentores. Responsable Académico de las carreras de Diseño Audiovisual y Multimedia de la Facultad de Arquitectura y Diseño de la Universidad Argentina de la Empresa (UADE)

Si todavía no recibís las notificaciones de PRIMERA PLANA, mandanos un Whatsapp al 2477.506005 con la palabra ALTA y pasarás a formar parte de nuestra base de datos. ¿Más fácil? Hacé click en el siguiente enlace http://bit.ly/2tCrZxJ.