• cielo claro
    14° 23 de Junio de 2018
congreso-marcha-minjpg

Días de definiciones: paro general y despenalización del aborto

El martes culmina el cuarto intermedio de la negociación entre el Gobierno y la CGT y podría anunciarse la fecha de un paro general. El miércoles, Diputados debatirán la despenalización del aborto.

Esta semana estará atravesada por importantes definiciones. El martes culminará el cuarto intermedio de la negociación entre la CGT y el Gobierno y, de no haber acuerdo, la central obrera podría anunciar el paro general. Al día siguiente, el miércoles, la cámara de Diputados debatirá la despenalización del aborto.

Paro general

El martes será un día clave en la definición de un paro general. Después de anunciar lo impostergable de la medida de fuerza, la conducción de la CGT se reunió el jueves pasado con funcionarios del Gobierno e inició un nuevo marco de negociaciones que podría culminar este martes con un acuerdo y la desactivación de la huelga o con el anuncio de la misma, en caso de no llegar a buen puerto, según adelantó Carlos Acuña, dirigente cegetista.

En la reunión, el Gobierno le ofreció a la CGT una recomposición salarial de hasta el 5% para las paritarias que hayan cerrado en el sector privado. En tanto, la central obrera exigió cinco puntos que, de no cumplirse, activarían la medida de fuerza. Los reclamos cegetistas son el cese de despidos y suspensiones por seis meses; reapertura de todas las paritarias sin techo; eliminación del aguinaldo en el cálculo del Impuesto a las Ganancias; devolución de los gastos de salud de las obras sociales y el compromiso de no modificar la Ley de Contrato del Trabajo.

En tanto, Camioneros anunció que, de no tener respuestas favorables a su reclamo salarial, parará el jueves a nivel nacional. La CTA ya anunció que ese mismo día realizarán huelga con movilización a Plaza de Mayo.

Despenalización del aborto

El martes se firmará, en consenso, el dictamen para el proyecto de Ley de interrupción voluntaria del embarazo. El debate será al día siguiente en la Cámara de Diputados y, como no pasarán siete días entre la firma del dictamen y la llegada al recinto, ingresará “por tablas”. Esto significa que serán necesarios, además del quórum, los dos tercios de los votos de los presentes para habilitar el debate. Los distintos bloques, tanto a favor como en contra, acordaron el tratamiento por lo que estaría asegurada la sesión.

Según sondeos previos, a tres días del histórico debate, el "no" a la despenalización saca una leve ventaja pero la votación está abierta en manos de los indecisos.

El dictamen establece que se garantizará “el derecho a acceder a la interrupción voluntaria del embarazo con el solo requerimiento de la mujer o persona gestante hasta la semana catorce, inclusive, del proceso gestacional”. Fuera de ese plazo, se garantizará el derecho de acceder al aborto en casos de embarazo producto de una violación; el riesgo de la vida de la mujer o persona gestante; inviabilidad extrauterina de la vida del feto.

Además, será necesario el “consentimiento informado” de la mujer o persona gestante previo a realizarse el aborto. En el caso de menores, deberá respetarse su interés y quienes tengan menos de 16 años podrán realizarse un aborto previo consentimiento informado.

Una vez solicitada la interrupción voluntaria del embarazo, la mujer o persona gestante tendrá derecho a que se lo practiquen en un plazo no mayor a cinco días corridos. Además, deberán tener atención previa y posterior al aborto, así como un acompañamiento en el cuidado de la salud e información adecuada.

Respecto a los establecimientos de salud, no se deberá pedir ningún tipo de autorización judicial previa, con el objetivo de garantizar la interrupción voluntaria del embarazo.Tampoco podrán interponerse requisitos y en caso de determinarse el traslado a otro centro de salud, el plazo de días para realizar el aborto será el mismo (5 corridos).

Los profesionales de la salud deberán informar los alcances y consecuencias de un aborto y no se podrán anteponer consideraciones personales o religiosas. El profesional no podrá negarse a practicar un aborto a menos que, previamente y por escrito, haya manifestado la objeción de conciencia a las autoridades del centro médico.

Además, se modificará el Código Penal y se establecerán sanciones para quienes practiquen el aborto sin el consentimiento de la mujer o lo hagan con el consentimiento de la misma pero después de la semana 15. También se penará a quien dilate la práctica cuando fuera requerida o si la mujer, por dicho dilate, no pudiera acceder al aborto. Además, dejará de ser delito la interrupción voluntaria del embarazo con consentimiento hasta la semana 14 y posterior en los casos mencionados.

El proyecto también establece la cobertura de la interrupción voluntaria del embarazo por parte de obras sociales, el establecimiento de políticas de salud sexual y reproductiva y un registro estadístico para registrar la evolución de la práctica.

Comentarios