• nubes rotas
    22° 21 de Abril de 2019
cfk-macri-lavagnajpg

Dormir el dólar y rezar por la reactivación, la receta de Macri

Cristina necesita del voto “enojo'. El Gobierno juega con el factor “Venezuela”. Y Lavagna intenta ingresar en la carrera.

Osvaldo Granados Por Osvaldo Granados | 7 de Febrero de 2019

Eduardo Duhalde en la reunión fue contundente: “El único que puede ganar en la segunda vuelta a Macri es Roberto Lavagna”, dijo. Hace dos meses señalamos en estos comentarios que el exministro de Economía podía potenciarse frente al resto.

Los que están de acuerdo explican que su presencia elevaría la calidad del debate democrático. Estaría más centrado en los números que en la corrupción. Tiene la ventaja de no estar pegado ni a los cuadernos, ni al chavismo. Además, Alberto Fernández tiene que defenderse de sus propios aliados, que apuntan a cambiar la Constitución y llegar a la Justicia Popular.

Cabandié, dirigente de La Cámpora, apuntó contra Lavagna. “Está cerca de los intereses empresarios”; “No tiene votos”; “Es un invento de Duhalde y Clarín”, le endilga el líder K. En un debate, Lavagna pondría en jaque a Macri. Ese es el punto débil del gobierno. En una disertación en Punta del Este, Carlos Melconian fue más contundente. Según sus cuadros, el gobierno no podría ganar la reelección.

¿Por qué? Porque nadie lo pudo hacer con una economía en recesión e inflación. Alfonsín, en 1986, lo logró con el Plan Austral. Menem en 1991 y 1996 con la convertibilidad y el voto cuota. Nestor Kirchner, en 2007, con la soja. Cristina, en 2011 gana y pierde en 2012 – 2015 con un PBI del 0,9 % y una inflación del 30 %. 

Si es así, tiene razón. Macri no podría ganar. Este año el PBI caería 1,5 % y la inflación sería del 25 %. ¿Pero solo se mide la economía? ¿Qué ofrece el kirchnerismo? Critican la actualidad pero nadie quiere hacer propuestas. Algunos hablan de cepo. Otros de default. “Esta deuda no se puede pagar”, dicen. ¿Congelamiento de precios y tarifas? Nada extraño.

A veces, en los meses previos a las elecciones se venden soluciones imposibles. Reparten en su imaginación, riquezas que no existen. El uno a uno fue una larga fiesta, igual que la soja con Néstor Kirchner. Cuando se acaba, se trata de seguir gastando con deudas, emisión monetaria o expropiaciones.

Tres razones para el voto. Melconian pondera solo una: el bolsillo. La segunda es la confianza, el voto político. Razonan que la economía va muy mal pero se preguntan qué puede hacer el resto: “¿Volver a lo anterior?. Defienden a Maduro ¿quieren eso en la Argentina?”, explican.

La tercera razón es el voto bronca. También es un motivo político. Los que dudan todavía son el 38 % según las encuestas de Poliarquia. El resto es un voto duro, tanto para Macri como Cristina.
Ese porcentaje se va a inclinar a último momento por el menos malo. Cristina necesita el voto enojado, el que no llega a fin de mes.

Macri muestra el pasado. Venezuela será una bandera. Lo que le dirán a los indecisos es: “Si tienen dudas, los K quieren ese régimen, pregunten a los miles de exiliados de ese país, como se vive”.

El gobierno, mientras tanto, está en pleno ajuste. Los peores meses fueron octubre, noviembre y diciembre. Ahora están llegando los números. La gran apuesta es que desde abril empiece a sentirse un cambio de tendencia.

La recesión tendría que comenzar a aflojar, de la mano de la cosecha de la soja y de la recuperación  de la demanda brasileña. Eso señalan todos los economistas. Los próximos ajustes de paritarias frenarían la caída del consumo interno.

El tipo de cambio todavía es muy competitivo. La clave es la tasa de interés que hoy todavía es muy alta. Esto frena el repunte. Nadie toma crédito en el país. En total, los préstamos son el 12 % del PBI. En Chile, el 80 % del PBI y en Estados Unidos, el 120 % del PBI.

Pero nadie quiere sorpresas. Hay que bajar la tasa en forma homeopática –dicen-  de lo contrario algunos pesos volverían al dólar. El Gobierno cree que lo importante será “dormir el dólar” hasta las elecciones y rezar por la reactivación.

El autor es periodista económico. Licenciado en Filosofia y Letras. Y la columna fue publicada originalmente en Elinstransigente.com

Si todavía no recibís las notificaciones de PRIMERA PLANA, mandanos un Whatsapp al 2477.506005 con la palabra ALTA y pasarás a formar parte de nuestra base de datos. ¿Más fácil? Hacé click en el siguiente enlace http://bit.ly/2tCrZxJ.