• lluvia ligera
    17 de Julio de 2018
juan-pablojpg

Irán a juicio el anestesista y traumatólogo por el caso Baccinelli

El anestesista Roberto Marcelo Machain -45 años- y el traumatólogo Tomás Ignacio Erausquín -50 años- ocuparán el banquillo de los acusados por las lesiones sufridas por Juan Pablo Baccinelli durante una intervención quirúrgica según lo confirmó el Juzgado de Garantías.

El juez Guillermo Gerlero confirmó lo sostenido por el fiscal Nelson Mastorchio en la instrucción judicial de la Fiscalía 3 por el delito de: “lesiones gravísimas culposas” en los que están involucrados los profesionales de la salud.

El 3 de julio de 2015 Juan Pablo Baccinelli sufrió un accidente de tránsito que le produjo una lesión en el quinto meta carpiano de la mano derecha.

El traumatólogo que lo atendió diagnosticó la fractura y determinó la necesidad de una intervención quirúrgica que se desarrolló más de tres semanas después, el martes 28 de julio.

Baccinelli autorizó al médico, junto a su equipo de profesionales de la salud, a que practicara la operación denominada osteosíntesis.

Antes de pasar al quirófano cumplió con todos los estudios previos con el anestesista para establecer que estuviera en buenas condiciones clínicas a fin de afrontar la operación con éxito.

A las 13:20 ingresó al quirófano 5 de la Clínica Pergamino y el primero en intervenir fue el anestesista; quien le aplicó una sedación de tipo axilar y se retiró de esa sala de operaciones.

Mientras el traumatólogo realizaba las primeras intervenciones de la operación Baccinelli manifestó dolores y eso motivó que fueran a buscar al médico anestesiólogo.

El médico traumatólogo como jefe del equipo de trabajo le pidió que le evaluara la situación y procediera a realizar un nuevo bloqueo. Así fue como le practicó un bloqueo cubital, con una inyección de sedante en el codo. Tras esa segunda aplicación volvió a retirarse.

A las 14:00 se hizo la hora de egreso laboral de la enfermera que estaba como asistente en esa intervención quirúrgica. La enfermera que la relevó fue quien advirtió que Baccinelli se encontraba descompensado y salió a buscar al anestesiólogo. Este médico se encontraba en el quirófano 2.

Al volver al quirófano 5 constató que Baccinelli se encontraba en paro cardiorrespiratorio y lo intubó para luego requerir que la instrumentista practique maniobras de resucitación. Otro colega anestesiólogo se sumó a la tarea y lograron estabilizar a Baccinelli.

Al paciente lo derivaron a la sala de terapia intensiva sin que haya concluido la intervención quirúrgica sobre el dedo fracturado de la mano derecha.

Pasó más de dos semanas en la sala de cuidados intensivos de la Clínica Pergamino hasta que la esposa de Baccinelli, Etelvina Spena gestionó su trasladado a la Clínica Bazterrica de la ciudad de Buenos Aires; donde estuvo tres meses internado y luego siguió su tratamiento en el Centro de Rehabilitación Bazterrica.

Desde el Juzgado de Garantías 3 coinciden con la hipótesis acusatoria del fiscal Nelson Mastorchio quien aprecia un accionar negligente en la conducta del anestesiólogo por retirarse en dos oportunidades ya que su obligación es permanecer y mantener un control constante del paciente. Incluso violaría uno de los códigos de ética que rige el accionar de los médicos de esta especialidad en nuestro país. El anestesista tendría que haber estado al lado del paciente monitoreando todos los dispositivos de control para advertir cualquier indicador anómalo y actuar a tiempo.

Baccinelli era una persona sana y el paro cardiorespiratorio habría sido provocado por el suministro de la anestesia durante esa intervención quirúrgica. Actualmente el empleado de la empresa Carrefour sufre secuelas neurológicas de esa intervención.

El traumatólogo termina involucrado en el caso por ser el jefe del equipo y quien encabezaba la intervención quirúrgica a Baccinelli. Para el juez y el fiscal este profesional no evitó que el anestesiólogo se fuera del quirófano durante el procedimiento.

Si bien en la causa no cuestionan la operación como desencadenante de la descompensación de Baccinelli si estaría al tanto de la ausencia del anestesista porque lo manda a llamar cuando el paciente manifiesta sus primeros síntomas de dolor. El traumatólogo estaría al corriente que el anestesista se retiró por segunda vez tras aplicarle otro sedante.

Comentarios