• lluvia ligera
    12° 24 de Junio de 2019
justicia-por-los-7-comisaria-primerajpg

Justicia justa

Leonardo Velasco Por Leonardo Velasco | 17 de Mayo de 2019

La tarde del jueves 2 de marzo de 2017 era calurosa en Pergamino, muy calurosa. En la comisaria primera de calle Dorrego comienzan las llamas en la celda uno originándose un incendio que nadie quiso o pudo frenar. La temperatura superó los 500 grados dentro de los calabozos, siete de sus diecisiete internos murieron ahogados e incinerados. "La masacre de Pergamino" se instaló como título espantoso y rápidamente recorrió los medios de toda argentina mientras una parte importante de la sociedad pergaminense sincero su patética idea de 7 menos.

Pero también surgieron los otros, los más humanos, los mal llamados garantistas, aquellos que sostienes que " nada justifica la muerte". Nuevamente a la sociedad Argentina y obviamente a la pergaminense, siempre propensas a dividirse, se les filtro otra grieta, pero en este caso una grieta tan triste como profunda. La masacre en la comisaria desnudó posturas e instaló un debate muy triste entre ambos sectores que todavía perdura.

Pensarse dentro del grupo que milito la idea de 7 menos puede resultar miserable pero también merece respeto, y como los otros proponen diversidad del pensamiento debieron digerir dicho razonamiento sintiendo que se debía predicar con el ejemplo: Y no fue fácil convivir con quien adhiere al 7 menos. Esa misma sociedad agrietada podrá desde octubre ver de cerca como actúa a la justicia pergaminense, y entender definitivamente de qué lado está.

Más de 100 testigos, un mes de juicio, abandono de personas seguido de muertes múltiples, penas de entre cinco y quince años, policías obstaculizando la tarea de bomberos, mensajes desesperados de los internos contando que se iban a morir son algunas de las muchas pruebas recolectadas y aportadas por la fiscalía 3. Con todo eso se encontrara el tribunal oral y la justicia pergaminense debiendo definir de qué lado esta, en un juicio que será histórico sobre la causa más importante en los 35 años del poder judicial de Pergamino.

Al momento de recorrer periodísticamente algunos audios y testimonios, presentes en la causa, surgen algunos muy tistes y estremecedores , por ejemplo aquel donde uno de los policías le anuncia a los chicos que se aproxima el fin de sus vidas " los vamos a matar a todos" . En otro caso un mensaje desesperado una de las víctimas (de 18 años) quién le dice a su mamá a las 18,26 de aquel jueves caluroso "Mama Beni rápido que la policía nos mata". Hubo tiempo pero no ganas de evitar. La primera llamada confusa y mentirosa desde Dorrego a la fiscalía se realizó apenas pasada las 17.00 hs.

Las pericias acústicas realizadas por la Policía Federal fueron contundentes ,  los decibeles recreados establecieron que los gritos desgarradores pidiendo ayuda se escucharon desde el edificio de Dorrego y San Nicolás mientras  los policía declararon no prestar ayuda inmediata por no escuchar el pedido de auxilio estando solo a un par de metros. La etapa investigativa realizada por la Fiscalía Nº3 encabezadas por el Doctor Nelson Mastorchio fue impecable y contundente, a pesar de las presiones y hasta  las amenazas de muerte sufridas, según lo relató el fiscal en una entrevista concedida a Radio MÁS.

El nivel de investigación fue un primer buen indicio para algunos pergaminenses. Como se abordó, las hipótesis iniciales y su posterior validación con argumentos muy sólidos fueron algunas señales muy favorables que generó la Fiscalía Nº3 y le otorgó muchas esperanzas a los otros, o sea a los que pedíamos una justicia justa.

Como creer que 17 personas al punto de morirse por el fuego y el humo no pedían ayuda. No cerraba por ningún lado la primera versión oficial. Los pergaminenses pudieron ver de cerca como la justicia funcionaba al menos en su primera etapa: la investigativa. Esperemos que lo que resta del proceso sea el complemento necesario que nos permitan recibir una bocanada fresca y necesaria para volver a pensar que en mi ciudad hay justicia.

Con una gran investigación se encontraron los doctores Danilo Cuesta, Gillermo Burrone y Miguel Gaspari responsables del tribunal oral, ellos tendrán la responsabilidad castigar a los responsables de dejar morir a los siete chicos. Tendrán la tarea de juzgar hasta donde la omisión y los incumplientos los volvieron asesinos. La investigación fue coherente, eficiente, en algunos casos irrefutables generando comportamientos no muy comunes como la caratula compartida por todos los actores, la coherencia entre todas las instancia por donde paso la causa y los mismos pronunciamientos del fiscal, el juez y la cámara de casación provincial.

En cuanto a los imputados de ejecutar el "7 menos" en representación de muchos otros pergaminenses hay que mencionar obligatoriamente que gozaron de todas las garantías y oportunidades que la ley o el código les otorga, y eso es algo mencionable ya que los otros entienden  como un valor el vapuleado termino garantista. También debieron digerir esa sensación que los asesinos también derechos. Y está bien.

Si entendemos que el garantismo es un valor y no un desvalor porque molestarse cuando los seis policías acusados acuden a él, planteando 22 recursos tratando de derrumbar la causa argumentando nulidad, incompetencia y cuanto recurso le ofreciera el derecho penal. Incluso algunos (cuatro de seis) accediendo al beneficio de arresto domiciliario. Contaron y cuentan con todas las garantías para defenderse durante todo el proceso que comenzó el 2 de marzo de 2017 y en los próximos días se resolverá en el juicio oral y público más importante de los 35 años del departamento judicial de Pergamino.

La idea de realizar el juicio el Concejo Deliberante no prospero, las posibles salas son pequeñas en relación a la gente que se espera pero el intendente Martinez no estuvo de acuerdo que el debate se lleve a cabo en el edificio de la calle Florida. El debate que pueda entregarles a los a los pergaminenses la necesaria idea de Justicia Justa será en la sala de cámara entre el 2 de septiembre y el 7 de octubre.

Si usted señor lector esperaba encontrar ideas y contenidos imparciales en esta columna le pido disculpas, no los encontró porque no los sentimos.

Somos claramente parte de los otros, los que respetamos a los impulsores del 7 menos y entendimos los 22 recursos planteados, o cualquier otra  acción de la defensa que solo buscaban derrumbar la causa. Claramente estamos entre los otros.

Somos aquellos que esperamos Justicia justa, somos aquellos que entendemos que quien mata debe pagar y más cuando quien mata es un estado asesino. Somos aquellos que esperamos una resolución ejemplar que no busque el mayor consenso posible, como habitualmente funciona el servicio de Justicia en este país.

Porque entendemos que hay otros poderes del estado basados en mayorías  y minorías, deseamos profundamente que los miembros del tribunal oral no recurran a la teoría de las adhesiones mayoritarias y se abstraigan de todo, centrándose en la idea de administrar justicia sin adherir a los falsos postulados del mayor consenso posible. Justicia justa para los 7.

El autor es periodista

Si todavía no recibís las notificaciones de PRIMERA PLANA, mandanos un Whatsapp al 2477.506005 con la palabra ALTA y pasarás a formar parte de nuestra base de datos. ¿Más fácil? Hacé click en el siguiente enlace http://bit.ly/2tCrZxJ.