• cielo claro
    17° 16 de Agosto de 2018
profe1jpg

La Justicia sobreseyó al profesor que había sido acusado de abuso

Hace un año un docente de educación física había sido denunciado por la madre de una alumna de siete años. Tras una intensa investigación se determinó la falsedad de la acusación porque el hecho “nunca existió”, según la resolución judicial. Fue clave que la hermana de la menor reconociera que su progenitora las obligó a mentir.

El profesor de educación física que había sido denunciado hace un año de abuso contra una alumna menor de edad fue sobreseído por la Justicia en las últimas horas tras comprobarse que tal hecho nunca ocurrió.

En junio del año pasado cobró estado público la denuncia de la madre de una niña de siete años que acusaba al profesor de educación física de la escuela a la que concurría.

En el tiempo transcurrido hasta que la Justicia se expidió, se concretaron múltiples medidas de prueba que pudieran dar sustento la grave acusación, pero no hubo ningún elemento que comprometiera al profesor. De todos modos, el ahora sobreseído, asegura haber pasado un verdadero calvario durante todo este tiempo, que solo pudo ser sobrellevado por el incondicional apoyo que recibió de sus seres más cercanos y de sus colegas que en todo momento le hicieron sentir su respaldo en la certeza de su inocencia.

La falsa acusación

La madre de la niña había denunciado que el episodio (ya desmentido por la Justicia) había sucedido en horario escolar, en uno de los baños de la institución, cuando el profesor de educación física acompañó a la niña y frotó sus genitales contra ella. Incluso dijo que la había amenazado para que no le contara a nadie lo sucedido.

Tras conocerse la denuncia y haber trascendido por los medios periodísticos, la fiscal Karina Pollice ordenó una exhaustiva serie de medidas con el fin de establecer la verdad y, al mismo tiempo, un nutrido grupo de profesores de educación física de la ciudad salió a respaldar públicamente al profesor denunciado, asegurando que su colega era totalmente ajeno al hecho denunciado.

Los argumentos

El profesor que había sido falsamente denunciado, cuando ya había quedado clara su inocencia, solicitó que se le dictara el sobreseimiento, pero la fiscal resolvió que no era necesario porque nunca se había llegado a la instancia de la declaración indagatoria y consideraba que con el solo archivo de la causa el caso estaba resuelto.

Sin embargo, como el profesor consideró que para él era necesario el sobreseimiento para limpiar su buen nombre y honor, apeló la medida, y el Juzgado de Garantías Nº 1 a cargo del doctor César Solazzi hizo lugar y finalmente concedió el sobreseimiento.

El juez tuvo en cuenta que el profesor -junto a su letrado defensor- argumentó que luego de varios meses de investigación la totalidad de la prueba arroja sin hesitación que el hecho denunciado no ocurrió.

Y se basa en varios puntos centrales para arribar a dicha conclusión, entre ellos que la denunciante dijo que el hecho investigado había ocurrido el 1º de junio de 2017 y requerido el informe al colegio sobre las inasistencias de la menor se informó que en dicha fecha la niña en cuestión no había concurrido a clases. Otro elemento fue que a la niña se le practicó el protocolo médico de abuso sexual, revisación en la que no se encontraron lesiones traumáticas genitales ni paragenitales.

También se tuvo en cuenta que de la audiencia bajo la modalidad de Cámara Gesell, a los fines de escuchar los relatos que se recibieron para conocer el testimonio de la chica supuestamente abusada y de su hermana, más grande pero también menor de edad. En su rol de testigo de los dichos de la pequeña manifestó que no quería “hablar de eso” y que le preguntaran a su hermana. Posteriormente la asesora de Menores realizó una entrevista con la hermana de la pequeña y ésta manifestó que todo fue una mentira, que fue invento de su madre y que como en el momento de la declaración ella ya no vivía con su mamá sino con su abuela, ya no tenía miedo de contar la verdad.

Como hubo contradicción entre los dichos que esta chica (hermana de la de siete años) había manifestado primero en Cámara Gesell y luego ante la asesora de Menores, se solicitó a la perito que se expidiera sobre la posibilidad de realizar una nueva entrevista, a lo que accedió. De ese encuentro surgió que todo era mentira, que fue su madre quien la obligó a decir que era verdad lo que le había pasado a su hermana, y que ahora lo podía contar porque ya no vivía más con su madre y que por eso podía hablar tranquila.

Otra medida que tomó la Fiscalía en su afán de conocer la verdad fue citar a todos los padres de los compañeros de la supuesta víctima, quienes manifestaron no saber nada de lo supuestamente ocurrido y no haber tenido nunca inconvenientes con el denunciado profesor (ahora sobreseído) con relación a sus hijos.

Finalmente la resolución remarca que “no se ha acreditado la existencia de los hechos denunciados como así tampoco la materialidad delictiva de delito alguno contra la integridad sexual de la menor”, y que ante ello, de conformidad con los artículos 321 y 323 incisos segundo y tercero del Código Procesal Penal, no habiéndose acreditado los hechos materia de investigación, se dispone el sobreseimiento del profesor que había sido malintencionadamente denunciado.

N.de la R.: Con relación a la identidad del profesor, se otorgo la posibilidad al interesado de darse a conocer o no, y la opción fue la segunda. Cabe recordar que su nombre tampoco había sido divulgado por este medio en oportunidad de publicarse la denuncia.

Carta abierta del profesor

“Lamentablemente hoy en día, los docentes y, aun más, quienes nos desempeñamos como profesores de educación física que trabajamos en las escuelas, por el tipo de actividad que con nuestros alumnos llevamos a cabo, estamos muy expuestos a situaciones de riesgo, que nos dejan en vulnerabilidad y sin protección respecto de falsas denuncias, como pasó en mi caso (una falsa acusación) y por la cual tuve que soportar injustamente durante un año un proceso judicial".

“Considero que esto no debería haber ocurrido y que los docentes deberíamos estar más protegidos por protocolos de seguridad en los cuales directamente no se le dé lugar a denuncias como ésta.  También quiero llamar a la reflexión a aquellas personas que sin tener elementos de prueba ni esperar que la Justicia investigue, abren juicios de valor y los reproducen en todo tipo de ámbitos, perjudicando el buen nombre de personas inocentes, tal mi caso".

“Quiero agradecer de corazón a todos los que confiaron y creyeron en mí desde un primer momento, ellos son quienes me ayudaron y me dieron fuerzas para salir adelante en este año tan difícil que me tocó vivir. Familiares, amigos, colegas, compañeros"..... Estas personas ¡sí me conocen!

"La verdad finalmente se supo y se hizo justicia”. El Profe

Comentarios