• cielo claro
    20° 19 de Noviembre de 2018
ferrariojpg

La situación de la educación, hoy: "Se leen y se interpretan muy mal los datos de las pruebas"

Patricio Ferrario, director de una escuela agropecuaria de Tres Arroyos durante 30 años y coordinador de un inédito proyecto de instituciones con certificados de calidad. Cuestiona que en la provincia de Buenos Aires la discusión educativa es todo alrededor de lo salarial y que no hay proyecto posible cuando El 70 % de las escuelas tienen directivos que son interinos.

El consultor, Premio a la Excelencia Educativa 2017, también apuntó a la dirigencia política: "Se leen y se interpretan muy mal los datos de las pruebas", como las Pisa.

Una paritaria nacional inexistente, y otra provincial sin cerrarse a poco de terminar el año, escuelas en mal estado y tragedia como las de Moreno, así como cada vez más chicos en comedores, son algunas de las señales que muestra la crisis educativa que no está exenta a la económica en la que está sumida el país.

Las mediciones de la prueba Aprender 2017 mostraron un estancamiento en los resultados de matemáticas en el secundario y por ello el Ministerio de Educación de la Nación modificó en acuerdo con las provincias la forma de enseñar esa materia fundamental. Lo que lleva a plantear que como en el fútbol, ¿se peca de "resultadismo" en las conclusiones?

"Las mediciones de resultados, está bien que se hagan. Yo tengo que hacerme el análisis de sangre para saber cómo está mi colesterol, los glóbulos... Quedarse con el resultado para estar todos comentando, y de lo único que se habla es del análisis, a mí, no me va a curar", grafica Patricio Ferrario, con 40 años de trayectoria en educación, exdirector de una institución en Tres Arroyos, actual consultor y coordinador de un inédito proyecto de escuelas agropecuarias certificadas en la provincia de Buenos Aires y otros distritos.

Ferrario agrega que "el resultado es el final de un proceso anterior a ese, que es el de enseñar, aprender. Si yo me reduzco a hacer un examen, lo que estoy haciendo es una autopsia, explico por qué es el fracaso para que nada cambie".

Los países nórdicos suelen ser el parámetro, la "vara alta" como se dice, para evaluar los indicadores sociales pero es inútil en Latinoamérica sin pasarlo por el tamiz del contexto social. "Comparar con países desarrollados elude el contexto de una escuela del conurbano, por ejemplo. Se leen y se interpretan muy mal los datos de las pruebas Pisa. Los datos de las pruebas tendrían que ser base para establecer determinadas políticas que no pueden trabajar únicamente con el resultado absoluto, no podes quedarte con un indicador", remarca.

"Me desespero como equipo de ministerio de Educación y como los glóbulos rojos me dieron 5, el año que viene para que me den 7, y digo 'soy un ministro exitoso'. Es muy peligroso que se esté mirando nada más que un indicador", alerta Ferrario quien obtuvo el Premio a la Excelencia Educativa 2017, entregado por la Asociación de Entidades Educativas Privadas Argentinas (ADEEPRA).

Provincia: Discutiendo salarios ad eternum

La provincia de Buenos Aires a pocas semanas del cierre del año no cerró su discusión paritaria. La última oferta sería para diciembre. Pero el componente salarial, si bien fundamental para un trabajador, no es el único factor a tener en cuenta para graficar lo delicado del panorama.

"El salario docente es un componente importante. Lo que yo veo - considera Ferrario - , y no es un reproche, es que queda en una caja que es el debate salarial y todo es alrededor de eso".

En su mirada gobierno y gremios debería debatir también el proceso de designación de docentes y las variables que se tienen en cuenta para la remuneración. "El gran elemento diferenciador es la antigüedad. Seas bueno o malo, vas a cobrar más si aguantaste más adentro del sistema", subraya.

Y añade:"Conceptualmente, la antigüedad es el único elemento que te permite progresar en tu ingreso dentro del sistema. Por qué no abrimos el debate, hagámoslo en base a la capacitación, jerarquicemos la capacitación, podría haber otros componentes en el salario."

Asimismo, alerta por una cuestión poco conocida y que visualizaría el nivel de improvisación o falta de planificación y es que el 70 % de las escuelas tienen directivos que son interinos. "Son gente que no tiene estabilidad. ¿Qué proyecto de trabajo podes armar que te permita generar continuidad si no sabes si el año que viene no te tenés que ir?", asegura.

"Eso que parecen cosas chiquitas, son los grandes males que frenan la posibilidad de que las escuelas, sobre todo la de gestión pública que son las que están atendiendo matrícula muy complicada, puedan generar un proyecto de trabajo", evalúa. Mientras tanto, el futuro ya está pasando.

Si todavía no recibís las notificaciones de PRIMERA PLANA, mandanos un Whatsapp al 2477.506005 con la palabra ALTA y pasarás a formar parte de nuestra base de datos. ¿Más fácil? Hacé click en el siguiente enlace http://bit.ly/2tCrZxJ.