• cielo claro
    16° 22 de Mayo de 2018
auto-coopser-minjpg

Le cortaron la luz y se metió con el auto en las oficinas de la empresa de energía

Cansada por los reiterados cortes en el servicio, la mujer discutió con los empleados y manejó a toda velocidad hasta impactar con el frente del local.

Una vecina de San Pedro fue a protestar por los reiterados cortes de luz en su casa y protagonizó un violento episodio después de discutir con los empleados de la oficina. En medio de un ataque de ira, la mujer se subió a su auto y lo incrustó en el frente del local de la empresa de energía. "Hay algunos empleados con cortes menores", señalaron las autoridades.

El episodio ocurrió la mañana del martes, cerca de las 9, cuando la usuaria de 30 años llegó a la Cooperativa de Provisión de Servicios Eléctricos, Públicos y Sociales (Coopser) para reclamar porque después de haber pagado una tarifa $1000 seguía con problemas en el servicio.

Tras amenazar a los empleados, la vecina fue a buscar su auto -un Volkswagen Gol blanco- y atravesó el blindex de la entrada, que quedó incrustado dentro del edificio, ubicado en Mitre y Honorio Pueyrredón.

Empleados de la empresa sufrieron heridas leves como cortes menores. La usuaria terminó detenida. "Vamos a mantener las oficinas cerradas", señaló el presidente de la cooperativa, Pablo Peralta. En diálogo con el diario El Intransigente, el representante de Coopser contó que los empleados "están shockeados".

"Esta persona ingresó a raíz de un corte, profirió amenazas, se retiró del lugar y luego entró con el auto. Tenía una factura que dijo que ya estaba abonada y que le habían cortado el servicio", relató Peralta. 

La deuda fue saldada

Cerca del mediodía, el padre de sus hijos se acercó a las oficinas de la Cooperativa Eléctrica y abonó los meses que adeudaba. Luego del daño ocasionado y amenazas que profirió a las empleadas, fue derivada por la policía a la comisaría, debió someterse a controles médicos. Le iniciaron una causa por daños y luego fue liberada, donde se fue para su casa.

Comentarios