• cielo claro
    10° 19 de Junio de 2019
macri-vidaljpg

Macri quiere reducir aportes a obras sociales

Guillermo Laborda Por Guillermo Laborda | 7 de Enero de 2019

Una gran batalla del 2019 para el gobierno será con los gremios. Casi al mismo nivel que la política por la reelección. Con poco para dar para asalariados por la recesión y alta inflación, trascendió el plan oficial que analiza reducir aportes de empleados a obras sociales sindicales y a gremios. Una forma indirecta de mejorar algunos puntos porcentuales el salario privado.

Fuentes oficiales aseguraron que esa decisión "volverá a enfrentar a Macri con un sector que posee mala imagen ante la sociedad" y que en plena campaña electoral esa batalla puede jugar a favor de las chances del oficialismo. Hasta ahora los cruces del gobierno con gremios venían reducidos a los docentes en PBA y a los aeronáuticos. Se ampliarán los conflictos.

Mejoraron los mercados financieros en las últimas horas pero igual subsiste malestar inversor. La reglamentación del impuesto a la renta financiera y su entrada en vigencia no hizo más que desanimar aún más. Que un país que necesita crédito para renovar vencimientos de deuda aplique un impuesto a los prestamistas no es muy lógico. Menos cuando ese impuesto sólo le representa 0,5% de la recaudación total. Y aún menos en un país saturado de impuestos.

La desazón de inversores es simplemente porque no esperaban este tipo de medidas de un gobierno "pro mercado".

Riesgo país y default

El riesgo país está en 830 puntos. Hubo bancos extranjeros comprando seguros contra default de la Argentina pero son los que participaron de la operación de "repo" o pase cerrada la semana pasada por u$s 1.650 millones.

La esperanza oficial apunta a que en enero, se revierta la suba del riesgo país con un mejor clima para países emergentes en general.

El mercado hoy tiene contemplado una elevada probabilidad de una restructuración de la deuda en 2020.

Basta ver los precios de los bonos y analizar rendimientos. Una aclaración: aún si las encuestas dieran ganador a Mauricio Macri en las elecciones presidenciales del 2019, el riesgo país seguiría elevado. Bajaría de los 830 puntos actuales pero se mantendria elevado.

El problema es el alto nivel de endeudamiento, el 85% del total es en dólares, y el ajuste que va a tener que realizar quien gane en 2019 para poder pagar vencimientos. Señales de reactivación de la economía, en marzo de 2019 en el mejor escenario, podrían hacer bajar el riesgo país.

Un interesante análisis sobre la deuda lo hizo Ezequiel Starobinsky, ex Deutsche Bank. En un informe señala lo siguiente: "el "DICA" (Discount en dolares ley local), un bono de duración media, valía 160 dólares a comienzos del año, cuando rendía 7% y hoy, rindiendo 14% está alrededor de u$s 100 (pagó u$s 12 dolares de cupón); lo interesante es que los precios han bajado tanto que aún bajo ciertos escenarios de reestructuración lucen atractivos.

Agrega que "si en 2019 asume un gobierno con voluntad de pago (por ejemplo Cambiemos o el Peronismo Federal) pero que por otro lado no pueda mejorar la macro y vea su capacidad de pago restringida, probablemente se vea empujado a una reestructuración de deuda "suave"; ello es lo que hizo Uruguay en el 2003, en la que solo hubo un período de gracia para los pagos, respetando capitales, cupones y monedas de emisión".

Starobinsky calcula lo que debería valer el Discount bajo diferentes escenarios de restructuración actualizando los flujos al 7,5% de tasa (luego de una eventual reestructuración, las probabilidades de un default inmediato de los nuevos flujos desaparecen, y entonces las tasas colapsan). Así el "DICA" que hoy vale 100 dólares, si se aplica1) dos años de gracia en los pagos y sin quita, debería valer 130 dólares: 2) sólo quita de 30%, u$s 108; 3) quita de 30% y dos años de gracia, u$s 95; 4) quita de 40%, u$s 95 y 5) quita de 40% y dos años de gracia; u$s 85.

Este análisis de Starobinsky sugiere que aún en escenarios de reestructuración, hay mucho más para ganar que para perder con este tipo de bonos. "El caso perdedor sería claramente si asume un gobierno sin voluntad de pago, repudie la deuda llevándonos a nuevo default "completo" sin ninguna reestructuración intermedia" agrega.

"El enorme costo de un default completo quedó claro en el 2001 y apostemos a que los partidos políticos de los colores diferentes lo hayan aprendido;de ser así, los precios actuales de los bonos no se justifican", concluye.

Los fondos de la Anses

Cierra una semana en la que el gobierno además fue criticado por una emisión de deuda para la Anses por 86.000 millones de pesos pero que seguramente se trata de una renovación de la que ya estaba en cartera en el organismo y que vencía. No es el primer gobierno en hacerlo ni será el último. Tampoco por cierto hubo acción oficial alguna para aclararlo.

El Anses no tiene capacidad adicional para prestar. Los porcentajes de tenencias autorizados al Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS) no lo permiten y menos después de la reducción de los valores de las acciones que tiene en cartera. Como esas acciones perdieron valor, la tenencia de bonos sobre el total de activos del FGS aumentó.

Dicho sea de paso, ahora se entiende porqué nadie quiere asumir a cargo del FGS y porqué ese cargo es percibido como una silla eléctrica. Por la compra de $ 86.000 millones de títulos del gobierno nacional, hubiera recibido una denuncia y luego una citación judicial o indagatoria desde Comodoro Py.

Comentarios de cierre de año escuchados en eventos en Punta del Este: 1) La presión desde EE.UU. por activar una causa judicial contra Airbus, no sólo en la Argentina sino también en el resto de la región; 2) Avanza el desdoblamiento de las elecciones en PBA; Vidal convenció a Macri de las ventajas de hacerlo; resta ver la posibilidad legal de efectivizarlo; 3) Satisfacción oficial por encuestas de fin de año por efecto "dolar estable" y G20 y la esperanza que con una eventual recuperación del salario real desde marzo, aumenten chances para Macri.

Exxon, Trump y Venezuela

Valioso informe del "oso", el ejecutivo de banca privada que se camufla tras ese seudónimo. Momento inusual de fin de año, matizado por idas y vueltas en el NYSE. Estos son los puntos principales del tradicional envío a clientes del "oso":

1) Increíbles las ultimas horas en el mercado de acciones norteamericanas con un índice VIX o del "índice del miedo" que tocó 33,80 y cerró en 30,50, muy alto y en zona de grandes movimientos; tendremos que estar atentos en los primeros días de enero ya que nada de lo que produjo la caída en los mercados ha sido resuelto.

2) Lo que sí sería interesante que revean las autoridades de la SEC es de qué manera afectan los fondos e instituciones que operan en la bolsa a través de algoritmos ya que hemos visto en estas últimas sesiones cómo se producen las variaciones en la tendencia sin ningún factor que las justifique.

3) Por el lado de Venezuela, si le faltaba algo, el país interceptó a barcos exploradores de Exxon en la zona de Guyana argumentando que estaban invadiendo aguas territoriales con el consenso tanto del gobierno como de la oposición; Guyana es uno de los proyectos más importantes de la próxima década para Exxon que producirá 750.000 barriles diarios de petróleo que equivale al 20% de lo que actualmente produce la compañía; a su vez se calcula que en ese territorio hay 5 billones de barriles de reserva que lo pondrían en el podio de Latinoamérica; quién les dice ésta sea la excusa que busca Donald Trump para finalmente entrar en Venezuela.

4) En cuanto a Argentina, todos ven un escenario binario; si gana Macri es 1 y si ganara CFK o el Peronismo Federal es otro; cualquiera de los tres tendrá que llevar adelante una reforma extraordinaria en nuestro país si es que desean revertir esta situación; plata del exterior no van a conseguir y si gana el primero es factible que esos fondos se puedan conseguir con una renovación del acuerdo con el FMI; si gana CFK o un peronista volverán con el discurso de vivir con lo nuestro y buscarán renegociar los términos del préstamo con el FMI y veremos que hacen con la deuda emitida durante la era Cambiemos; pareciera que el riesgo país encontró un techo.

5) Lo único que no concuerda con este nivel de precios en nuestros activos financieros son los valores inmobiliarios que en definitiva es a lo que se aferra la gente pero que tarde o temprano si esto continúa deberán arbitrarse contra el riesgo país". 

El autor es Director de Bank Magazine. Ex secretario de Redacción de Ambito Financiero. Master en economía de la Universidad del CEMA. Articulo publicado originalmente en La Política Online.

Si todavía no recibís las notificaciones de PRIMERA PLANA, mandanos un Whatsapp al 2477.506005 con la palabra ALTA y pasarás a formar parte de nuestra base de datos. ¿Más fácil? Hacé click en el siguiente enlace http://bit.ly/2tCrZxJ.