• cielo claro
    25° 15 de Diciembre de 2018
aburrimientojpg

Me aburro

Patricia Raimundo Por Patricia Raimundo | 4 de Noviembre de 2018

Nos adiestraron para no tolerar la falta de estímulos, sentirnos vacíos sin ese constante bombardeo. A no darle tiempo a la reflexión y la contemplación hoy se lo llama "aburrimiento". Es una desgracia.

El tiempo de la reflexión, del ocio creativo, la vista fue creada para contemplar, ver detalles, disfrutar, y recorren.

No entendemos que la conexión del ojo al cerebro es rápida, y lo cargamos de datos sin saber que subimos y archivamos, una marea incesante de datos innecesarios.

Somos máquinas de trabajar para tener de todo lo que lo que no necesitamos, para comprar y pagar y angustiarnos para seguir teniendo.

Creamos ansiedades y miedos que nos detienen los pasos y nos hacer girar en círculos hacia ningún lugar. Nos inunda nuevamente el aburrimiento, no podemos parar de hacer, ese hacer de nada que nos tiene con los sentidos dispersos, la atención fluctuante.

Los invito a aburrirse, apagar todo, a hacer silencio y a mirar el cielo, el mar, todo el paisaje. A notar al otro cerca nuestro y a los que están en otros lados, a vernos más de cerca, a percibirnos como un todo, como un ser social.

En la agitación, en el constante bombardeo de imágenes, sonido, movimiento para matar para matar el aburrimiento, en el correr para tener, para pagar, para tener, nos perdemos a nosotros al otro, y la perder el aburrimiento perdemos la agudeza de nuestros sentidos y la capacidad de crear.

Los proyectos se agotan en la pura planificación. Hacer, implementar, tomar acciones guiados por ellos se ha convertido en un paso imposible de dar. Las propuestas están para ser enunciadas y ya no para ser concretadas. Los sueños para ser soñados y no para ser convertidos en realidad. Sentimos el vértigo virtualizado de la velocidad sin movernos. La abulia es consecuencia de la anhedonia. No estamos quietos sino paralizados. No es que no sepamos a dónde ir sino que no encontramos los motivos para hacerlo.

Busquemos motivos para hacer, crear y creer, en el aburrimiento, en el ocio creativo, donde puedo pensar sin ser bombardeado de datos, sin copiar y pegar, poner me gusta, o comprar con un botón todo aquello que entra por el ojo. Sean libres.

La autora es Especialista en Psiquiatría y Psicología Clínica. MP 62951 / MN 158734

Si todavía no recibís las notificaciones de PRIMERA PLANA, mandanos un Whatsapp al 2477.506005 con la palabra ALTA y pasarás a formar parte de nuestra base de datos. ¿Más fácil? Hacé click en el siguiente enlace http://bit.ly/2tCrZxJ.