• cielo claro
    16 de Julio de 2018
lujan-abortojpg

Miles de personas asistieron a la masiva misa “por la vida” de la Iglesia Católica en Luján

La ceremonia estuvo encabezada por el obispo de San Isidro y el presidente de la Conferencia Episcopal Argentina, monseñor Oscar Vicente Ojea. Se acercaron a la Basílica fieles de todo el país portando el pañuelo celeste representativo del lema “salvemos las dos vidas”.

Bajo el lema “Misa por la vida” la Iglesia Católica realizó una ceremonia en contra de la interrupción voluntaria del embarazo que se votará dentro de un mes en la Cámara de Senadores y que ay cuenta con media sanción de Diputados.

El acto estuvo encabezado por el obispo de San Isidro y presidente de la Conferencia Episcopal Argentina, monseñor Oscar Vicente Ojea, quien señaló: "Sería la primera vez que se dictaría en la Argentina y en tiempos de democracia una ley que legitime la eliminación de un ser humano por otro ser humano".

Además, Ojea agradeció "a tantas madres que han sabido superar circunstancias muy complejas, optando por cuidar y defender al niño que llevan consigo", y agregó: "Los varones no podemos sentir en nuestro propio cuerpo la presencia de otro ser humano, no podemos experimentarlo en nosotros, son las mujeres las que nos transmiten esta entrega por el compromiso corporal que tienen por la vida y por su cercanía con ella".

En este sentido llamó a asumir el “compromiso social concreto que nos lleve a crear condiciones dignas para recibir la vida, acompañando muy cercanamente a aquellas hermanas nuestras que tienen embarazos en situaciones psíquicas y sociales sumamente vulnerables".

Para concluir la misa masiva que había comenzado a las 11 de la mañana del domingo, el obispo apuntó: “el aborto no es un derecho sino un drama".

El 5 de julio pasado, referentes evangélicos de las 24 provincias se reunieron en el auditorio de la Iglesia Visión de Futuro y firmaron un documento en rechazo al proyecto de ley de legalización del aborto.

Comentarios