• lluvia ligera
    19° 20 de Abril de 2018
farmacityjpg

No es una decisión jurídica, tiene otros condimentos

Ana Rosa Mulán Por Ana Rosa Mulán | 17 de Abril de 2018

El Colegio de Farmacéuticos de la Provincia de Buenos Aires –Filial Trenque Lauquen– lamenta profundamente que la Procaduría General de la Nación, a cargo en forma interina de Eduardo Casal, haya cedido ante las fuertes presiones políticas para emitir un dictamen que declare inconstitucional el artículo 14 de la ley 10.606  –denominada Ley de Farmacias–, contradiciendo así una jurisprudencia consolidada durante años por todas las instancias de la justicia bonaerense, incluida la Corte Suprema provincial.

Que se haya habilitado esta alternativa hace de este uno de los peores momentos para nuestra profesión, porque se está equiparando el sentido de un modelo sanitarista de acceso a la salud para toda la población, a una simple cuestión de mercado

Esta no es una decisión jurídica, tiene otros condimentos; acá no sale favorecido el vecino, el que sale ganando es el vicejefe de Gabinete nacional, Mario Quintana, y su negocio. El dictamen no solo avasalla a la Justicia de la Provincia, que entre otras resoluciones consideró que la causa no podía tratarse en la Justicia Federal, y a la independencia de poderes, sino que tampoco está teniendo en cuenta los pronunciamientos a favor de los farmacéuticos de muchos de los Concejos Deliberantes de los 135 distritos bonaerenses, entre ellos el de Trenque Lauquen, ni los apoyos que van desde Guido Lorenzino Matta, Defensor del Pueblo de la Provincia de Buenos Aires, hasta federaciones, colegios de profesionales e instituciones de todo tipo.

Para algunos parece lo mismo estar detrás de un mostrador y vender un medicamento para la presión junto con un paquete de papas fritas y golosinas, que es lo que hacen las farmashopping, que estudiar cinco años, recibirse, capacitarse permanentemente, invertir en una farmacia en lugares donde muchas otras cosas no llegan, aconsejar responsablemente a un paciente, darle un buen servicio cada día y sostenerlo en el tiempo.

Todavía no está todo dicho porque no hay fallo, sólo un dictamen no vinculante de la Procaduría. Esto que hoy puede suceder y que parece perjudicar únicamente a los farmacéuticos, más adelante repercutirá duramente en la comunidad, cuando empiecen a desaparecer las farmacias en las pequeñas localidades adonde a los farmashopping no les resulte negocio instalarse, y en los barrios, como ocurrió en la ciudad de Buenos Aires, en la que cerraron entre seis y ocho farmacias por cada Farmacity, y también cuando empiecen a manejar el aumento de los medicamentos a su antojo por ser un monopolio, algo que, por ejemplo, ya se vivió en Chile.

La autora es Presidente de la Filial Trenque Lauquen del Colegio de Farmacéuticos de la provincia de Buenos Aires

Comentarios