• lluvia ligera
    24° 17 de Diciembre de 2018
sexojpg

Parafilias sexuales: las tendencias en la cama que se salen de lo común

Las preferencias en el sexo son múltiples y algunas menos frecuentes que otras.

En el terreno sexual no hay una preferencia universal y cada uno tiene sus gustos particulares, desde cosas que lo excitan a posturas preferidas y juguetes sexuales más placenteros.

Una parafilia es un patrón de comportamiento sexual en el que la fuente predominante de placer se encuentra en objetos, situaciones, actividades o individuos atípicos o fuera de lo común. En la Real Academia de la Lengua se define como un ‘desvío’ de índole sexual. Las más peculiares son:

Agalmatofilia: preferencia hacia una estatua, muñeco, maniquí u otro objeto figurativo similar.

Autonepiofilia: quien la tiene necesita vestirse y actuar con ropa de bebé e incluso llevar pañales, con la intención de ser tratado como tal, como un niño pequeño, lo que se conoce como “bebé adulto”.

Aerofilia: excitación sexual que se produce al encontrarse en lugares elevados o todo lo relacionado con volar.

Altocalcifilia: es un tipo de fetichismo en el que se obtiene placer al observar o llevar puesto zapatos de tacón alto.

Coprolalia: es la preferencia por las obscenidades.

Amomaxia: la excitación sexual se produce al estar en el interior de un vehículo, y al realizar actos sexuales en el mismo.

Hierofilia: solo se consigue placer sexual a través de objetos sagrados o religiosos.

Ipsofilia: atracción sexual sólo por uno mismo.

Odaxelgania: genera placer sexual el usar los dientes para morder partes del cuerpo de la pareja.

Salirofilia: produce excitación la visión de la pareja sexual siendo salpicada, embadurnada o mojada por determinados líquidos.

Xenoglosifilia: genera excitación sexual una persona que habla en un idioma distinto al propio.