• cielo claro
    20° 19 de Noviembre de 2018
seleccion-argentinajpg-2

¿Por qué somos tan infelices con la Selección?

Juan Tonelli Por Juan Tonelli | 6 de Julio de 2018

Un señor riquísimo tenía mucha envidia de un empleado que siempre estaba feliz. Para arruinarle la vida se le ocurre hacer un ejercicio. Lo convoca y le dice que tiene que elegir entre una de sus dos manos. Que, en una de las dos, guarda un cheque por 500 mil dólares. Y que, si adivina en cuál es, se lo queda.

El empleado mira, percibe, intuye. Elige la mano derecha. El señor rico abre la mano y en esa mano estaba el cheque de 500 mil dólares. Abre la otra mano, y en esa mano había un cheque por 5 millones de dólares…

Cuenta la historia que ese señor nunca más pudo ser feliz. En vez de alegrarse porque acababa de ganar medio millón de dólares se pasó toda la vida frustrado y enojado, porque se había perdido 5 millones de dólares.

Pensaba que algo parecido nos pasa con la Selección. Yo pertenezco a una generación que la vio salir campeona del mundo en el 78, y en el 86, y hasta la yapa del Mundial del 90, que, aunque no ganamos, nos hizo entender que lo normal era ganar Mundiales y llegar a la final. Desde ahí nunca más pudimos volver a ganar un Mundial. Y de ahí que cada Mundial es una nueva frustración.

Los chinos dicen que "el que duerme en el piso no se puede caer de la cama". Yo pensaba qué bueno sería para este ciclo que va a empezar ahora que aprendamos a tener expectativas más realistas. Como ese empleado, que podría haberse alegrado y vivido feliz con los 500 mil dólares que se ganó y no pasarse la vida llorando por 5 millones que no ganó. Aprender a disfrutar lo que tenemos, que es mucho, y que está bueno. Y dejar de compararnos con un pasado que en algún momento fue muy bueno pero que no se volvió a repetir y que es muy difícil que se repita. Poder vivir lo que tenemos, que es mucho y está bueno.

El autor es Escritor y la columna fue publicada originalmente en Infobae