• nubes dispersas
    22° 16 de Diciembre de 2018
cobro-ventanillajpg

Prohíben cobrar tasas municipales en las boletas de luz a excepción del alumbrado público, que se cobra en Pergamino

El gobierno bonaerense dispuso que los municipios y las cooperativas no podrán incluir tasas ni adicionales ajenas al consumo de energía en las facturas de suministro de electricidad, según se informó ayer oficialmente. En el caso de Pergamino, la única tasa Municipal en la boleta es la de alumbrado público que sigue siendo la única excepción permitida por el OCEBA.

Luego de enviar a la Legislatura dos proyectos para reducir impuestos en las tarifas de luz, gas y agua, ahora se sumó una nueva resolución firmada por la Gobernadora María Eugenia Vidal que pone a los intendentes en guardia.

Se trata de una medida adoptada por el Organismo de Control de Energía Eléctrica de la Provincia de Buenos Aires, que dispone que las facturas que emitan las distribuidoras provinciales o municipales solo deberán contener “conceptos tarifarios vinculados a la prestación del servicio público de distribución de energía eléctrica”

Como se sabe, son muchos los distritos que incluyen en las boletas tasas municipales ajenas al servicio eléctrico. Por ejemplo, en Pergamino, se cobra la tasa de alumbrado público, un gravamen que significa un ingreso cercano al millón de pesos mensual para el Gobierno Municipal, lo que representa aproximadamente el 10% de su presupuesto anual. Sin embargo, la nueva resolución no tiene injerencia en nuestra ciudad porque estipula "la excepción de lo dispuesto por la Ley 10.740 en relación con el alumbrado público." 

Los intendentes deberán determinar, en este caso, si eliminar directamente las tasas (algo improbable) o cobrarlas por separado. Esta última alternativa, en tanto, no les asegura el alto índice de recaudación que vienen sosteniendo. Para muchos jefes comunales cobrar las tasas con los servicios genera un alivio en la estructura municipal y con esta nueva ley tendrían que poner gente para cobrarlas y hacer mucho hincapié en un mayor control.

El primer recurso de amparo 

El intendente de San Antonio de Areco, Francisco Durañona, pide que se declare la nulidad de la resolución o, al menos, su inaplicabilidad con relación a la Municipalidad que representa.

El jefe comunal había dicho: “Macri y Vidal, en absoluta sintonía, decidieron sacrificar recursos del Estado y presionar a Provincias y Municipios para que pierdan mayor autonomía, todo ello en favor de 3 empresarios que se quedaron con el negocio del servicio eléctrico”.

Hoy, reclama contra OCEBA porque argumenta que el municipio percibe sus tasas municipales a través de convenios de gestión de cobros suscriptos con las Cooperativas Eléctricas locales, y que, además de ser beneficiosa para los vecinos, ayuda a mejorar el índice de cobrabilidad del municipio, “eliminando dispendio administrativo, economizando la gestión y procedimiento para la efectiva percepción, facilitando el cobro a los contribuyentes y permitiendo el ahorro de recursos administrativos en dependencias municipales.”

Concluye en el documento: “La intempestiva y arbitraria Resolución N° 167/18 pone en peligro seriamente la efectiva percepción de las tasas municipales, y en consecuencia también la prestación de los servicios involucrados en ellas.”