• cielo claro
    16° 22 de Mayo de 2018
jorge-dauchjpg

Según la CoSOPPer, el aspecto económico no afectaría la construcción de la presa

El referente de la CoSOPPer, Jorge Dauch precisó que "esto no tiene ningún tipo de retroceso". Subrayó además que la nueva gestión "no avanzó un solo metro en el proyecto de desagües integrales".

Jorge Dauch, uno de los máximos referentes de la CoSOPPer, hizo referencia a la construcción de la presa como así también a los recientes anegamientos como consecuencia de las intensas lluvias caídas en los últimos días.

-¿Cuál es la situación de la presa actualmente?

-El financiamiento que se gestionó para la construcción de la presa fue mucho antes de esta debacle económica que estamos viviendo, con lo cual está la confirmación de financiamiento. Lo que no sabemos es si ya se hizo el primer desembolso o no. Pero entendemos que esto no tiene ningún tipo de retroceso. Incluso las vías de financiamiento Bid (Banco Interamericano de Desarrollo), Banco Mundial son vigentes desde hace mucho tiempo y se conoció que se iba a seguir recurriendo a esos organismos para el financiamiento de obra, con lo cual no deberíamos tener una alteración. Pero tenemos que reafirmar el derecho que se haga sí o sí.

También hay una serie de ramales que pertenecen al mismo proyecto que se tienen que construir en la zona norte como en la zona sur, de los cuales en el 2011 comenzaron a construirse algunas partes. Actualmente el Ministerio de Infraestructura se abocó a la presentación de los requerimientos necesarios para conseguir los fondos y el 26 de abril una comitiva de funcionarios provinciales confirmó que el BID había confirmado el financiamiento para la construcción de la presa; y los análisis medioambientales que estaban faltando también se presentaron y el BID destacó que el proyecto era no objetable, y se confirmaba el financiamiento; y en estos días se tendría que estar dando los pasos para la presentación del pliego de bases y condiciones para el llamado a licitación, que de acuerdo a lo que se anunció, debería hacerse entre junio y julio de este año.

-Los recortes a la obra pública que anunció el gobierno, ¿no afectaría la construcción de la presa?

-La gente está preocupada, pero insisto, este tipo de financiamiento es con lo que cuenta desde hace mucho tiempo las provincias. Y eso antecede a cualquier medida que se pueda tomar en la actualidad. Por eso reafirmamos que están todas las condiciones necesarias para que el gobierno provincial, de manera urgente licite la obra prioritaria que Pergamino necesita.

-Hay profesionales en hidráulica que sostienen que la presa no es la solución definitiva. ¿Usted no coincide con esta apreciación o puntualización profesional?

-No. Hay que tener en claro que la mejor alternativa que tiene la ciudad para controlar la crecida del arroyo es la presa de regulación. Sabemos que algunas personas han manifestado o han querido confundir a la población planteando que esto no sería una solución, los informes técnicos dan cuenta que esta es la obra que necesita la ciudad para defensa de las inundaciones; aunque todos sabemos que nunca hay defensa cero.

-Las recientes lluvias vuelven a agitar el fantasma de la inundación, ¿faltan obras además de la presa?

-Sí, la presa sirve la regulación del arroyo, pero el proyecto de desagües integrales incluye el ramal colector norte para evacuar tres sub cuencas rurales que terminan volcando sus aguas en el barrio Jorge Newbery, hacia la cuenca del arroyo Chu Chú, y atraviesa el Cruce de Caminos y el barrio Hernández, desembocando en el arroyo. Por eso es necesaria la construcción de obras prioritarias como el ramal colector norte. Es un ramal que está diseñado y sirve para aliviar al arroyo Chú Chú, comienza desde su desembocadura y termina en el barrio Otero. De este ramal se licitó entre los años 2013 y 2015, un tramo que está en calle Colodrero, entre el Arroyo y calle J.J. Valle; pero a partir de la nueva gestión municipal no se ha avanzado un solo metro en la continuidad de este ramal que debería haber alcanzado al menos la zona del barrio Jorge Newbery para aliviar la zona de mayor riesgo de inundación del sector norte de la ciudad. Nosotros pensamos que no puede haber más demoras provinciales y se debe avanzar con partidas significativas para avanzar en solucionar cuestiones como las que se pusieron en evidencia el último jueves.

Comentarios