• cielo claro
    26° 24 de Febrero de 2020
bautista-figueredo-minjpg

¿Un nuevo Messi? Tiene 12 años y el club Barcelona lo quiere probar

Bautista Figueredo tiene apenas 11 años, y hace dos que la rompe en la 2008 de Newell’s Old Boys de Rosario. Desde los 3 años venía deslumbrando con su habilidad en las canchas del Baby Fútbol nicoleño. Este año, viajará a España para realizar una prueba en el Barcelona, nada menos. “Mi sueño es conocer a Messi y jugar en la selección”, dijo Bauti, que por estos días está jugando un torneo infantil nocturno en barrio San Jorge de si ciudad natal.

Su sola presencia revoluciona la zona norte de la ciudad por estos días, y ni hablar cuando entra a la cancha con su equipo de amigos, la “Academia de Primera”, con el cual están disputando el campeonato nocturno del club San Jorge de nuestra ciudad. Más allá de la habitual muy buena concurrencia que tienen estos certámenes del baby fútbol nicoleño, lo que está pasando en el predio que se encuentra a la vera de la ruta -en el inicio del barrio que lleva ese nombre- va más allá.
El protagonista de esta historia es Bautista Figueredo. Tiene 11 años y hace dos que se fue a vivir a Rosario con toda su familia, porque Newell's puso sus ojos en él e hizo todo lo posible para tenerlo en sus filas.Bauti es consciente de lo que genera y lo toma con total naturalidad. Tarda 15 minutos en recorrer unos 50 metros alrededor de la cancha de San Jorge para charlar un rato con los medios presentes, accediendo a cada paso al pedido de chicos y grandes para sacarse una foto con él. Muchos le dicen “el messi nicoleño”, apodo que suena un tanto exagerado, claro está, más allá de sus notables capacidades deportivas. Pero a él le gusta. No teme que las expectativas de los que lo rodean se le vuelvan en contra, y para eso cuenta con el apoyo incondicional de su familia, que no dudó en dejar todo (incluyendo su ciudad), para acompañarlo en su sueño. Hoy, ese sueño está más cerca.“Mis amigos a veces me dicen Messi, y a mí me pone contento”, contó entre risas Bauti antes de jugar las semifinales del nocturno, el miércoles por la noche. “Es una gran alegría venir acá al 'gigante de zona norte' y que todos se quieran sacar fotos conmigo. Me pone muy contento, pero yo sigo siendo siempre el mismo, la humildad siempre tiene que estar ante todo”, tiró luego el pequeño crack.
A mediados de este 2020, Bautista viajará junto a su padre Ramón a Barcelona, donde en el club catalán lo esperan para realizar una prueba. No hay ningún acuerdo ni precontrato firmado. Es, nada más y nada menos, la posibilidad de mostrarse en la casa de su máximo ídolo, quien ya conoce acerca del presente del nicoleño en Newell's y lo espera en su visita al club Blaugrana. “Este año va a ser increíble para mí, voy a viajar a España, voy a conocer Barcelona y a Messi, que es un sueño”, señaló Bauti, y tiró: “Sueño que estemos con mi familia allá en Barcelona, que estemos bien y que me vean jugando ahí en el Camp Nou”. Su otro gran deseo con el fútbol es jugar en la selección argentina.
En las semifinales del nocturno, la “Academia” le ganó un durísimo partido a Independiente y clasificó a la final, que se jugará esta noche. Desde las 21.10, Bauti Figueredo y sus amigos definirán el certamen de la categoría 2008 frente a un gran rival como River. Será -probablemente- el último partido del joven crack nicoleño en nuestra ciudad en mucho tiempo.
Sus primeros pasos
Sin ser parte del ámbito del Baby Fútbol nicoleño, Ramón Figueredo llevó a Bauti con apenas tres años de edad al club Don Bosco, presionado por el “excesivo entusiasmo” de su chiquito por la pelota. Luego pasó a El Fortín, donde jugaba siempre con chicos más grandes (cat. 2007) y de allí pasó al club San Nicolás. Jugó poco más de un año en la entidad marrón y blanca para volver a Don Bosco ya con siete años. Sus condiciones eran notables y dejaba boquiabierto a más de uno cada domingo en las canchitas de los barrios de la ciudad. En el año de su regreso a Don Bosco, su papá lo llevó a probarse a Newell's de Rosario. “Lo llevé allá para que tuviera una experiencia en un club grande; ellos lo vieron y les gustó”, contó Ramón, que durante casi dos años llevó un par de veces a su hijo a entrenar a Rosario, situación que terminó haciéndose insostenible para él por innumerables cuestiones, desde lo económico y laboral, hasta su propia salud. Cuando le planteó a los dirigentes la posibilidad de la partida de Bauti, la propuesta no tardó en llegar: “Me ofrecieron radicarme allá, darme una casa, trabajo, sueldo y estudio para mis hijos, así que nos fuimos todos para allá”. El 28 de diciembre de 2017, los Figueredo dejaron San Nicolás para instalarse en Rosario.“Somos muy familieros, donde vamos, vamos todos juntos, porque dejarlo a él solo en un lugar no da. Si vamos, vamos toda la familia. Entonces gracias a Dios se adaptó y se adapta muy bien, y creció mucho”, contó Ramón.
Alimentando el sueño de Bautista viajaron entonces sus papás Ramón y Laura, y sus hermanos Iván (22 años) y Tobías (15). “Al más grande sobre todo le costó ir para allá porque ya tenía su vida acá y sus amigos acá. Pero somos una familia muy unida y siempre andamos juntos”, remarcó Ramón.A EspañaEn Newell's se destacó desde el primer momento, y es sencillo acceder a videos con sus goles y jugadas en Youtube con la camiseta roja y negra. De allí que resulte casi imposible no compararlo con Lionel Messi. Hace ya algún tiempo se viene barajando la posibilidad de que Bautista viaje a Catalunya para hacer una prueba en el Barcelona. Los vínculos con Newell's están muy afianzados y desde el club rosarino facilitarán esa posibilidad, que se estaría dando a mediados de este año. “No hay ningún tipo de arreglo ni nada. Bauti va a ir a hacer una prueba. Si Dios quiere, si todo sale bien y están dadas las condiciones, se verá”, expresó el papá, quien en todo momento valora lo que está haciendo el club rosarino por ellos y se encarga de dejar en claro en cada entrevista (en especial con medios rosarinos) que no tiene pensado sacar del club a su hijo mediante la patria potestad, el principal “temor” de los clubes para con sus juveniles.“Su ídolo es Messi y el sueño es conocerlo, pero paso a paso las cosas se le van a ir cumpliendo. Nosotros lo contenemos en todo, hablamos mucho para que ni él ni ninguno de mis hijos se confunda, y lo seguiremos a Bauti adonde va. Es importante para todos, porque el futuro de él también es el futuro de todos nosotros. Él tiene que entrar a la cancha y ser feliz. Él es un chico que vive de esto, se levanta todos los días, nos saluda y es como que va y saluda también a la pelota, tiene que tocarla un poquito y hacer unos jueguitos todos los días cuando se levanta. Y al rato otra vez. Él es feliz con eso, entonces no puedo prohibirle que disfrute lo que más ama”.
En San Nicolás
Cuando Ramón se refirió a no prohibirle jugar, se refirió específicamente al torneo nocturno que está jugando en el barrio San Jorge. Bautista no quiere perderse nada, siempre quiere estar dentro de la cancha, y su familia así lo entiende y lo apoya más allá de todo lo que pueda llegar en un futuro. “La idea es que él crezca, tiene once añitos recién. Él es muy feliz, muy humilde, un chico de barrio. Queremos que él nunca pierda esa forma. Siempre se lo decimos: Dios lo tocó con la varita, lo que tiene que hacer es ser cada día más mejor persona, más gente, ser humilde. Vino acá y saludó a todo el mundo. El es eso, como hijo es espectacular, como los otros dos. Así los criamos. Y se gane o se pierda, esto no deja de ser fútbol”, opinó, y continuó: “Es chico y yo quiero que también disfrute, no quiero que se pierda estas cosas lindas, no puedo sacarle las ganas diciéndole cuándo puede jugar y cuándo no, yo creo que él tiene que ser feliz. Es impagable tener la posibilidad de venir acá a San Nicolás, donde nacimos, venir a jugar y que esté con los amigos”.Esta noche saldrá otra vez a la cancha en barrio San Jorge. Sobre una de las cabeceras estará una vez más su gente, la del barrio Cooperación, quienes lo alientan todo el partido y hasta le dedicaron una bandera que tiene el nombre de todos sus amigos y familia, con la leyenda “Bautista, el Coope te alienta”. Volverá a sacarse fotos con todos y a sonreír dentro de la cancha como a él tanto le gusta. Ya sea en el barrio, en Rosario o -quién te dice...- en el Camp Nou.
Si todavía no recibís las notificaciones de PRIMERA PLANA, mandanos un Whatsapp al 2477.506005 con la palabra ALTA y pasarás a formar parte de nuestra base de datos. ¿Más fácil? Hacé click en el siguiente enlace http://bit.ly/2tCrZxJ.