• cielo claro
    13 de Julio de 2024
congresojpg

“Ley bases”: apuntan a sesionar el 12 de junio y algunos capítulos siguen con final abierto

El dictamen tuvo la mitad de firmas en disidencia. En el paquete fiscal, siete de los nueve senadores que suscribieron también plantearon disconformidad. Por otra parte, sigue la polémica por el aumento de dietas.

La firma del dictamen de la “ley bases” y el paquete fiscal descomprimió apenas en parte la tensión que había en el Senado. El oficialismo apunta a sesionar el 12 de junio para aprobar ambos proyectos y devolverlos a la Cámara de Diputados, pero la cantidad de firmas en disidencia entre los senadores de la oposición dialoguista predice un final abierto en algunos capítulos.

La Cámara alta está en condiciones de sesionar la semana que viene, pero el oficialismo quiere terminar de asegurarse quórum y votos, y por eso pasaría la votación para la siguiente. Los dictámenes se dieron a conocer este jueves por la tarde y la cantidad de firmas en disidencia no es una buena señal para La Libertad Avanza.

Las firmas en disidencia son un mecanismo que habilita el reglamento para acompañar el espíritu del dictamen, pero a la vez expresar disconformidad en algunos puntos. En los hechos, significa que los legisladores condicionan su apoyo a determinados capítulos o artículos, y seguirán negociando hasta último momento para conseguir más cambios.

El despacho de la “ley bases” recibió 21 firmas, de las cuales 10 fueron en disidencia (algunos senadores tienen firma doble en las comisiones). Fueron los radicales Eduardo Vischi, Víctor Zimmermann, Pablo Blanco y Flavio Fama; Guadalupe Tagliaferri del PRO; Alejandra Vigo y Edgardo Kueider de Unidad Federal; la rionegrina Mónica Silva; la neuquina Lucila Crexell; y el santacruceño José Carambia.

En el paquete fiscal, en tanto, se registraron 9 firmas, de las cuales 7 fueron en disidencia. Solo dos senadores firmaron de manera plena: el jefe del bloque oficialista, Ezequiel Atauche, y el exgobernador salteño Juan Carlos Romero (Cambio Federal). Todos los demás lo hicieron con objeciones.

Hubo senadores que firmaron ambos dictámenes en disidencia, como el caso de la cordobesa Vigo, que entre otras cosas no consiguió un cambio para que la moratoria previsional termine su vigencia el año que viene en lugar de ser eliminada. El proyecto reemplaza ese sistema por uno de prestación proporcional que deja desprotegidas a las mujeres de 60 años sin aportes completos.

A pesar de todo, la vicepresidenta Victoria Villarruel buscó capitalizar el logro de los dictámenes desde el Senado, aunque en la negociación final también fue clave la intervención del jefe de Gabinete, Guillermo Francos, quien en cuestión de horas destrabó los avales que faltaban con una serie de promesas.

Si todavía no recibís las noticias de PRIMERA PLANA en tu celular, hacé click en el siguiente enlace https://bit.ly/3ndYMzJ y pasarás a formar parte de nuestra base de datos para estar informado con todo lo que pasa en la ciudad y la región.