• nubes
    23° 2 de Marzo de 2024
olavarria-polijpg

Tras la derrota, Galli pidió licencia y se armó lío con los municipales

El sindicato de municipales asegura que el intendente de Olavarría pide licencia para no firmar acuerdos como "represalia" por haber perdido la elección.

La ciudad bonaerense de Olavarría amaneció con una nueva polémica, esta vez combinando la política con las cuestiones gremiales. Es que la derrota electoral del último domingo no le sentó bien al intendente del PRO, Ezequiel Galli, quien pidió licencia del cargo.

Tras quedar en un tercer lugar el domingo detrás del ganador, Maximiliano Wesner, y la propuesta de La Libertad Avanza, Galli salió por redes a disparar su bronca y apuntó directamente a Mauricio Macri. Luego, elevó el pedido de licencia al Concejo Deliberante local, pero se armó lío con los trabajadores municipales.

Es que el sindicato que los nuclea organizó una movilización para esta mañana para pedir a las y los concejales que rechacen la solicitud. El gremio entiende que hay cuestiones paritarias sin resolver que deberían revisarse de manera "urgente" y para eso requieren de la firma del intendente.

"Solicitamos que se niegue el pedido de licencia fundamentada en la existencia de acuerdos previos entre el Municipio y el sindicato, pendiente de firma", señaló esta mañana Jose Stuppia, secretario General del sindicato de municipales.

El gremialista indicó que el jefe comunal "tiene derecho, pero por el momento que atraviesa el municipio por el déficit y el cambio de autoridades, es necesario que asuma los compromisos cumplidos".

Pero también hubo un palo político. El sindicato entiende que Galli apeló a esta medida como una suerte de venganza por haber perdido. "Esta actitud se entiende como una represalia hacia los trabajadores haciendolos cargo de su derrota eleccionaria. Es necesario que gobierne hasta el 10 de diciembre", sentenció el dirigente gremial.

 

Tensión en las calles de Olavarría: blindaron el Concejo Deliberante

El blindaje al Concejo Deliberante con la presencia de las fuerzas de seguridad, que negaron el paso al gremio para entregar el petitorio no ayudó a mermar la tensión en la ciudad, sino que la acrecentó.

"Esto es un acto represivo. No podemos entregar un petitorio. Esto es lo que quería Bullrich, que los trabajadores no tengan derecho a reclamar. Gracias a Dios perdieron las elecciones y perdieron en todos lados", lanzó durísimo Stuppia en diálogo con los medios.

"Es una estafa a los trabajadores esto", sentenció el gremialista. "Son fuertes y agresivos con los débiles, es vergonzoso que no nos dejen entregar un petitorio", añadió y confió que hablaron con Galli y les dijo: "Vayan a reclamarle a Wesner".

Luego de manifestarse en las inmediaciones del palacio legislativo local, los trabajadores municipales movilizaron a la Comisaría 1ra de la localidad en reclamo por la detención de un trabajador de sanidad, quien fue aprehendido cuando quería ingresar a la sesión. Finalmente, fue liberado.

 

Mientras tanto en el Concejo...

La tensión en las calles no detuvo la sesión en el Deliberativo local, que por unanimidad, aprobó el pedido de licencia de Galli.

Según el Decreto 043/23, la licencia va desde el 25 de octubre al 15 de noviembre. Del mismo modo, quedó aprobada la licencia del concejal Juan Mujica y la incorporación al cuerpo del concejal Matías Gamondi. Vale aclarar que estuvieron ausentes en la Sesión Especial los concejales Maximiliano Wesner e Inés Creimer (Unión por la Patria).

Si todavía no recibís las noticias de PRIMERA PLANA en tu celular, hacé click en el siguiente enlace https://bit.ly/3ndYMzJ y pasarás a formar parte de nuestra base de datos para estar informado con todo lo que pasa en la ciudad y la región.