• muy nuboso
    27 de Mayo de 2024
policia-cientificajpg-1

Maestras piden protección contra denuncias falsas por abuso sexual en jardines de infantes

Un grupo de docentes del nivel inicial le pidió a la Dirección de inspección de La Matanza protección frente a las represalias sufridas aún antes de un juicio.

Un grupo de maestras jardineras del partido bonaerense de La Matanza se movilizó este viernes a la Dirección de Inspección local para exigir protección ante las constantes denuncias por abuso sexual de niños que recibe el personal de los establecimientos de ese distrito.

El grupo, denominado "Docentes de inicial organizadas", resaltó la falta de apoyo de dirigentes gremiales del sector e intentó entregar un petitorio y llevar la inquietud a las autoridades de la jefatura de inspección (DGCYE) ubicada en Pueyrredón al 2200, en Ramos Mejía, pero se retiraron sin ser recibidas.

Las maestra explicaron que de unos años a esta parte se verificaron denuncias contra el personal por abuso sexual en 16 jardines de infantes de La Matanza, y que en esos casos "las docentes fueron retiradas violentamente de sus cargos, padeciendo maltrato social, de los medios de comunicación y de las inspectoras, que le exigieron aislamiento".

"No se arbitran medios de protección y hoy sigue sucediendo. Estamos en peligro", agregaron.

El conflicto no es sólo la existencia de las denuncias falsas por abuso sexual sino la violencia física, social o verbal a la que son sometidas las personas acusadas antes de que se presenten pruebas y se llegue a un juicio.

En vez las docentes son amenazadas para que revelen los domicilios de las personas acusadas y esas casas muchas veces son atacadas, vandalizadas y hasta incendiadas.

Marcela, una docente de 31 años de trayectoria, indicó, en diálogo con el sitio No Ficción Web, que la manifestación es por "las sucesivas denuncias falsas en contra de docentes y auxiliares de los jardines".

"Queremos proteger a nuestros compañeros varones. Por ser hombres no tienen que hacer necesariamente cosas malas", expresó otra de las docentes al aludir que en muchos casos las denuncias apuntan al personal masculino.

"Estamos cansadas de ser acusadas de abusar y violar a nuestras niños. Cuidamos a nuestras infancias como a nuestros propios hijos", agregó la docente.

Silvana, docente y cuñada de Carlos Guzmán, un auxiliar que fue acusado de abusar de niños en el jardín 949, de Isidro Casanova, relató que su hermana "está cursando una enfermedad de cáncer" y su hogar fue prendido fuego por una turba enardecida contra su pareja.

"Somos gente de trabajo. Tenemos una familia hermosa. Mi cuñado es un ser de luz que cuida a mi hermana porque . En este momento mi familia está devastada. La casa donde vivía mi hermana fue incendiada y le robaron todo. No tienen ni ropa para ponerse", señaló.

"Le tuvimos que pagar millones a un abogado. Mi cuñado no está ahora detenido, pero sigue vinculado a la causa. La Justicia es muy lenta. Sabemos que el abuso de un chico pasó en su entorno familiar", agregó en forma resumida sobre el estado actual de la acusación que enfrenta Guzmán.

Si todavía no recibís las noticias de PRIMERA PLANA en tu celular, hacé click en el siguiente enlace https://bit.ly/3ndYMzJ y pasarás a formar parte de nuestra base de datos para estar informado con todo lo que pasa en la ciudad y la región.