• lluvia moderada
    23° 2 de Marzo de 2024
venado-operativojpg-1

Misterio detrás de la detención de reconocido aviador venadense que protagonizó un escandaloso caso en el 2002

El martes por la noche el centro venadense fue sorprendido por un importante despliegue de gendarmes que realizaron un allanamiento en una residencia particular ubicada en las inmediaciones de Belgrano y Colón. Dicho extenso procedimiento comenzó cerca de las 22 y culminó a las 6 del otro día y tuvo como resultado la detención de Juan Clerici (65 años) propietario de la vivienda. Clerici es un reconocido vecino de la ciudad, de oficio carpintero, y que en sus tiempos libres era piloto de avión. Como tal, en el 2002 protagonizó un oscuro episodio que fue reflejado en un reconocido programa televisivo nacional.

Lo cierto es que el procedimiento fue el martes y un fuerte hermetismo judicial impidió recopilar demasiados datos sobre lo sucedido. De todos modos, Venado24 pudo acceder a las primeras informaciones de una causa judicial que se encuentra en manos del Juzgado Federal Nro.3 de Rosario presidido por el Dr. Carlos Vera Barrios. Este último definió decretar secreto de sumario hasta el próximo lunes.

Antes el magistrado encabezó la audiencia imputativa donde se acusó a Clerici, en primera instancia, de realizar vuelos irregulares. En dicha oportunidad su defensa fue asumida por el defensor público, Federico Tschopp (posteriormente, su familia contrató dos abogados venadenses). También, en el marco de la misma causa, habría tres detenidos más oriundos de otras localidades.

A su vez, trascendió que en el allanamiento del martes, los agentes de Gendarmería secuestraron una camioneta, dinero en efectivo, celulares y documentación de interés para la causa.

Cabe destacar que Clereci, según diversas fuentes, después de 20 años del escandaloso caso, volvió a tripular un avión en mayo de este año. Seis meses después cayó detenido.

 

El pasado de Clerici

El 23 de marzo del 2002, Yamila Fetter, la niña de ocho años que padecía fibrosis quística, abordó en el Aeródromo de Venado Tuerto un vuelo sanitario para llegar cuanto antes al hospital Garrahan en Buenos Aires donde le iban a realizar una urgente intervención quirúrgica para salvarle la vida. El piloto de la nave era el entonces presidente del Aeroclub, Juan Clerici. Además, viajaban los padres de la niña y el médico pediatra, Edgardo Ferrero. Apenas, cuando iban treinta minutos de viaje y el avión se encontraba sobre Arrecifes, el oxígeno por el cual era asistida la enferma se concluyó. Los padres presenciaron la horrible muerte de su hija sin poder hacer nada. La familia culpó a Clerici y al propio Aeroclub santafesino y acudió a la Justicia para denunciar el hecho. En tanto, exintegrantes de la comisión de la institución se despegaron del piloto y lo acusaron de “manejos pocos claros del Aeroclub” y resaltaron que el avión utilizado para trasladar a Yamila Fetter “no estaba habilitado para trasladar pacientes con un cuadro tan delicado“.

Pocos meses después, con la causa judicial que avanzaba, el 9 de octubre del 2002 Clerici volvió a ser noticia. En la oportunidad, un informe periodístico emitido en la pantalla de América TV realizado por el programa PuntoDoc (producido por la productora Cuatro Cabezas y conducido por Daniel Tognetti y Rolando Graña) reveló cómo el extitular del Aeroclub de Venado Tuerto (había sido desplazado de su cargo posterior a lo sucedido con Yamila Fetter) contrató a un asesino a sueldo para que matara a dos enemigos personales que le disputaban poder, a razón de mil dólares por muerte.

El presunto sicario contratado no concretó los hechos, pero decidió grabar con una cámara oculta una larga conversación con Juan Clérici, quien le encargó el trabajo y se reconoce de profesión contrabandista, aunque explota una carpintería como actividad pantalla. “De día atiendo la carpintería, compro madera, hago boludeces”, dijo Clérici.

Luego, las detalladas y escalofriantes confesiones de Clerici ante quien supuestamente iba a sacarle de encima a Daniel Fernández -en ese momento presidente del Aeroclub de Venado Tuerto- y Alejandro Baudracco, las dos víctimas en la mira, llegaron a manos de la producción del programa televisivo PuntoDoc.

En dicha cámara oculta el carpintero venadense, relató con lujo de detalles cómo fueron sus arriesgados viajes a países vecinos (especialmente Paraguay) para traer cualquier mercadería que le pidan. “Pueden ser cigarrillos o falopa”.

Juan Clerici, luego de las revelaciones que observaron en vivo y en directo millones de personas se presentó a la justicia y adujo que “el motivo por el cual me hicieron decir lo que apareció en el programa PuntoDoc tiene que ver con una extorsión que me hicieron los secuestradores para que les pague por ese video forzado”. Agregó que “cualquier persona en mis circunstancias, con cuatro hijas y una mujer como rehenes en mi casa, y dos armas apuntándome, hubieran actuado de la misma manera”.

Adujo que los presuntos secuestradores le habrían pedido una fuerte suma de dinero en dólares a cambio de los polémicos videos, que Clérici no pudo abonar y eso desató el escándalo que trascendió en medios televisivos nacionales.

Si todavía no recibís las noticias de PRIMERA PLANA en tu celular, hacé click en el siguiente enlace https://bit.ly/3ndYMzJ y pasarás a formar parte de nuestra base de datos para estar informado con todo lo que pasa en la ciudad y la región.