• cielo claro
    13° 23 de Mayo de 2024
cruellas-champajpeg

Romina Cruellas y la ChampaBike, unidos en un gesto de “amor con altura”

“No es solo eso, es un instrumento que posibilitó que muchas personas con discapacidad pudieran conocer paraísos argentinos y, en algunos casos, hacer cimas y contemplar la naturaleza desde las alturas”, dijo la pergaminense que ayuda a cumplir sueños

“Hace tres años conocí la ChampaBike, me sumé como voluntaria y mi vida cambió para siempre. No solo porque me acercó a Alejandro Piccione, mi compañero, sino porque todo comenzó a ser una linda aventura. Si bien, yo ya hacía senderismo y trabajaba con personas con discapacidad, la vida me dio la oportunidad de unir estas dos pasiones”, comenzó diciendo Romina Cruellas, una joven nacida en Colón, aunque pergaminense por adopción desde hace más de 25 años.

 

¿Qué es la ChampaBike?

La ChampaBike es una silla adaptada, fabricada en argentina, que permite que las personas con discapacidad y/o movilidad reducida puedan acceder a aquellos lugares que con una silla de ruedas convencional sería imposible.

La silla también sirve para rescates de montañas y puede ser usada por toda persona que tenga cualquier dificultar para trasladarse. Actualmente se encuentra en casi todos los Parque Naciones de nuestro país y en el sitio arqueológico el Shincal de Quimivil -primer sitio  accesible de Latinoamérica- en la provincia de Catamarca.

Pero la ChampaBike no es solo eso, es un instrumento que posibilitó que muchas personas con discapacidad pudieran conocer paraísos argentinos y, en algunos casos, que pudieran hacer cimas y contemplar la naturaleza desde las alturas. Es además un vehículo que nos llevó a conocer personas maravillosas con las cuales hemos vivido experiencias increíbles.

“Con Alejandro viajamos por el país sembrando accesibilidad y trabajamos para que el turismo sea para todos porque creemos que la mejor manera de cambiar el mundo es haciendo”, dijo Cruellas, quien además remarcó que “la ChampaBike se usa en equipo, en equipos que se forman en cada sitio y que se esfuerzan por acompañar a alguien en un sueño. Se crea una energía que en pocos lados se puede sentir”.

“Como digo siempre: ‘la silla es tirada por corazones’. Cuando las adversidades se nos presentan, las cuestiones climáticas nos juegan en contra, el cansancio nos domina… tiramos con los corazones y puedo asegurar que no encontré en esta vida nada más gratificante que ver la felicidad dibujada en la sonrisa  de alguien que llegó a su propia cima y no estoy hablando de altura”, indicó.

 

Varias experiencias

En el amplio abanico de momentos de emoción y cumplimiento de sueños, Romina manifestó que “Hemos vivido muchas experiencias, pero la más increíble fue la que compartimos con de Naiara Arteaga, una española que nació con una malformación congénita y viajó sola desde su país para hacer la cima del Champaquí. Digo la más increíble porque todavía no puedo creer de lo que fue capaz esa mujer. Naiara nació sin sus dos brazos y sin una pierna y como vio por internet que en argentina existía esta silla, en el año 2022 se vino sola. Logramos, con un grupo humano impresionante, hacer cima y con el correr de los días creamos una hermosa amistad. De hecho, este año volvió para cumplir otro sueño: ¡volar!”.

Alejandro Piccione, además de fabricar las sillas de trekking, fabrica sillas anfibias y de parapente, como Naiara decretó que su vida será una aventura, en febrero de este año viajaron a Loma Bola, Tucumán, para que pudiera vivir la experiencia de volar y lo logró. Naiara pudo sentir la experiencia del viento en la cara y pudo apreciar una belleza natural desde el aire.

“La ChampaBike y las demás sillas adaptadas cambiaron mi vida para siempre. No me veo en la montaña llevando solo mi mochila, me veo empujando la silla para que sean las piernas de alguien que no puede pararse por sí mismo, me veo acompañando a alguien en un vuelo o metiéndose al mar por primera vez, me veo siendo parte de los que soñamos con cambiar el mundo”, señalo emocionada Romina.

 

Por estos días

Haciendo referencia a los próximos proyectos, Cruellas puntualizó que “actualmente estoy en Santa Rosa de Calamuchita realizando estas actividades de montaña y empezando con el proyecto de Adaptarte (arte en discapacidad) y Deporte Adaptado para seguir sembrando accesibilidad”.

Si todavía no recibís las noticias de PRIMERA PLANA en tu celular, hacé click en el siguiente enlace https://bit.ly/3ndYMzJ y pasarás a formar parte de nuestra base de datos para estar informado con todo lo que pasa en la ciudad y la región.