• nubes
    24° 13 de Junio de 2024
protesta-atanorjpeg

Vecinos se vuelven a manifestar por el traslado de Atanor

Ados meses de la explosión que sacudió a San Nicolás, la comunidad sigue clamando por la clausura inmediata y la reubicación urgente de Atanor, la empresa responsable de una contaminación ambiental que pone en peligro la salud y la vida de los habitantes de la ciudad.

 

Manifestación

Hoy lunes 20 de mayo, a las 14 hs, en la esquina de Rivadavia y Ponce de León, los ciudadanos se congregarán una vez más para marchar hacia las instalaciones de Atanor, demostrando que su reclamo está más vigente y más fuerte que nunca.

 

Urgencia Ambiental

Los resultados de los estudios realizados por la Autoridad del Agua de la Provincia de Buenos Aires han arrojado conclusiones alarmantes: la actividad ilegal de Atanor ha contaminado tanto el agua subterránea como la del Río Paraná con una variedad de agroquímicos altamente tóxicos. Sustancias como atrazina, imazetapir, metolacloro, propazina, acetoclor, DDT, entre otros, han sido detectadas en los análisis, representando un grave peligro para la salud pública y el medio ambiente.

La Comisión Directiva de FOMEA ha difundido en las últimas horas estos hallazgos, resaltando la presencia masiva de contaminantes en el acuífero subterráneo “Puelches”, utilizado para el abastecimiento de agua potable en la ciudad. Esta situación plantea interrogantes sobre la calidad del agua que suministra la municipalidad, especialmente debido a la falta de tratamientos adecuados para neutralizar los agrotóxicos presentes en ella.

La contaminación no se limita al agua; el suelo también se ve afectado. Uno de los pozos más impactados, el “AP8”, situado en las proximidades de viviendas en los barrios adyacentes, refleja la gravedad del problema. Las sustancias detectadas coinciden con las encontradas en viviendas tras la explosión de marzo de 2024 y en los vertidos de Atanor al Río Paraná.

La negligencia en la gestión de residuos por parte de Atanor ha provocado una contaminación que se extiende a profundidades considerables, afectando no solo el agua y el suelo, sino también la salud y la seguridad de la comunidad. La sentencia de la Cámara de Apelación condenando a la empresa por daño ambiental irreversible refuerza la necesidad urgente de su relocalización.

Los ciudadanos de San Nicolás no solo exigen la clausura inmediata de Atanor, sino también su traslado fuera del área urbana. La reubicación de la empresa es crucial para garantizar un entorno seguro y saludable para todos los habitantes de la ciudad. Esto implica desmontar la infraestructura existente, remediar el suelo contaminado y desarrollar áreas verdes que protejan a los residentes de los impactos industriales.

Si todavía no recibís las noticias de PRIMERA PLANA en tu celular, hacé click en el siguiente enlace https://bit.ly/3ndYMzJ y pasarás a formar parte de nuestra base de datos para estar informado con todo lo que pasa en la ciudad y la región.