• cielo claro
    11° 10 de Agosto de 2020
extension-cuarentenajpg

Alberto Fernández sobre la extensión de la cuarentena: "Los estoy convocando a no contagiarnos y a no contagiar"

"Sabemos que en este momento el epicentro del virus en el continente latinoamericano y sabemos que en nuestro país estamos atravesando un momento creciente de circulación del virus", subrayó el presidente Alberto Fernández al anunciar este viernes la prórroga de la cuarentena hasta el 16 de agosto junto al gobernador bonaerense, Axel Kicillof, y el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, los jefes de los dos distritos donde se concentra el foco de contagios de coronavirus.

Fernández aseguró que las medidas se mantendrán como hasta ahora, sin retrocesos ni avances. En ese sentido, aclaró que "los encuentros sociales van a estar prohibidos" y que "quienes lo lleven adelante podrán incurrir en la responsabilidad penal por estar favoreciendo el contagio de la enfermedad". También afirmó que se mantendrá tanto el programa ATP como el IFE. "Que nadie piense que el Estado los va a abandonar y se va a olvidar de ustedes en este momento", aseveró. 

El mandatario hizo especial hincapié en la responsabilidad individual y social para evitar un aumento significativo de los contagios. En ese sentido, habló puntualmente de la circulación, a la que calificó como "el peor enemigo para superar esta situación de la pandemia". "Sentimos que el problema se acota, nos relajamos y nos exponemos al peor riesgo", puntualizó. 

Fernández informó además que se realizarán con mayor frecuencia los encuentros con los mandatarios de la Ciudad y la Provincia para hacer los monitoreos sobre la situación frente a la pandemia. 

La enfermedad se concentra en el AMBA pero hay focos en el interior

Aclaró que la impresión que reina es que el virus "se concentra en el AMBA" y prosiguió: "Eso es tan cierto como que el problema ha empezado a irradiar a otros lugares". En particular mencionó al Sur de Santa Fe, Entre Ríos y Córdoba y destacó que en el interior del país también se están manifestando "nuevos focos", como en Jujuy, Chaco y Río Negro. "Hoy en día el problema se suma en otros lugares", enfatizó. 

Al explicar el por qué de la extensión de las medidas de aislamiento, social, preventivo y obligatorio, Fernández destacó que "la única solución posible es cuidarnos entre nosotros". "No los estoy convocando a corregir una estadística, los estoy convocando a cuidar nuestras vidas y cuidar las vidas de los otros. Los estoy convocando a no contagiarnos y a no contagiar", enfatizó. 

En esa misma línea, destacó que no se trata de una cuestión de libertad. "No estamos discutiendo cuán libre somos, estamos disiento que el único modo que tenemos para combatir este problema", amplió. 

Según informó el mandatario, durante los últimos 15 días los contagios y la tasa de mortalidad aumentaron pero “la Argentina sigue estando en una situación de privilegio porque el sistema de salud está funcionando y da respuesta. Hoy no está faltando la cobertura y el que la necesita la tiene”. 

El Presidente dio datos precisos sobre el aumento de la letalidad. Explicó que en mayo la cantidad de muertos eran 375; en junio, 700; 24 días después fueron 1500 y 24 días después fueron tres mil. "Eso quiere decir que cada 24 días hasta aquí hemos duplicado la cantidad de fallecimientos", detalló. 

El mensaje para la sociedad y los jóvenes, particularmente

En ese sentido, envió un mensaje a todos los argentinos para que preserven la salud propia y la de los otros: "yo no quiero que se muera más gente. Esto no es una estadística. Es gente que pierde la vida y para que esto no pase lo que tenemos que evitar que nos contagiemos", remarcó. 

“Logramos soportar la atención sanitaria de un modo adecuado pero tenemos que parar el crecimiento de la infección, y eso depende de la responsabilidad de cada uno de nosotros”, señaló el mandatario, quien también aseguró que “la nueva realidad nos obliga a preservarnos permanentemente del riesgo de poder contagiarnos”.

Ese pedido fue aún más enfocado hacia los jóvenes. A ellos les pidió evitar cualquier tipo de reunión. "Quiero hablarles desde el alma, desde el corazón. Todos fuimos jóvenes y todavía muchos queremos seguir manteniendo el alma joven y todos sabemos que en la juventud es muy importante el encuentro con los amigos, estar cerca de los afectos, compartir, disfrutar", manifestó Fernández, quien aclaró, sin embargo: "sabemos que no podemos hacerlo"

El Presidente resaltó que los jóvenes creen que son inmunes a la enfermedad y reconoció que son "los que mejor sobrellevan la enfermedad", aunque al mismo tiempo recordó que "los jóvenes contagian", y que muy probablemente lo hagan con personas mayores, con quienes el virus "es más impiadoso". "Yo extraño los recitales tanto como ustedes, extraño el fútbol tanto como el mayor hincha, extraño tocar la guitarra con mis amigos como nadie", había dicho previamente al asegurar que entendía el cansancio que algunos manifiestan por las medidas que se extienden desde el 19 de marzo. 

La ocupación de camas de terapia intensiva

Como en sus últimos anuncios, el mandatario explicó que las medidas que se tomaron con anticipación, a partir de "una estrategia sanitaria inteligente" coordinada, fueron las que permitieron que el sistema de salud no colapsara. 

Al dar los números específicos de la ocupación de camas de terapia intensiva, destacó una mejora de esta etapa de la cuarentena. Explicó que hoy hay un "10 por ciento menos de camas ocupadas que hace dos semanas". "En términos porcentajes la ocupación en el país es del 59 por ciento", detalló. 

Al respecto, ponderó el trabajo que se realizó en la provincia de Buenos Aires para evitar el colapso del sistema. "Estamos discutiendo lo que estamos discutiendo por todo el esfuerzo y por todo el trabajo que hicimos. Si en la provincia de Buenos Aires no hubiéramos duplicado la cantidad de camas de terapia hoy estaría absolutamente estallada sin poder dar respuesta sanitaria a los a sus habitantes", amplió. 

Sobre el cronograma de apertura en la Ciudad

El Presidente destacó también el "esfuerzo" que está haciendo el jefe de Gobierno porteño para abrir actividades, pero dejó claro que "nos obliga a tener mucha responsabilidad" porque volver a la habitualidad, no es "la habitualidad que conocimos, sino que nos obliga a preservarnos permanente" por el "riesgo de contagiarnos".

Al momento de tomar la palabra, Rodríguez Larreta reconoció que se vive “un momento difícil” en la Ciudad de Buenos Aires y que las aperturas se mantendrán “si todos nos cuidamos”. 

Aseguró que estamos en "un nivel alto de casos" y que "el virus circula en todos los barrios de la ciudad", por lo que llamó a "ser muy cuidadosos y prudentes" porque "depende de nuestra actitud", al tiempo que reconoció la "angustia e incertidumbre" que representa el aislamiento social, preventivo y obligatorio.

"No hay forma de dividir los problemas del AMBA", Kicillof

Luego,el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, afirmó que “no hay forma de dividir los problemas del AMBA" frente a la pandemia, con lo cual resaltó que "hay que trabajar con solidaridad”.

Kicillof destacó el "esfuerzo" realizado por "oficialismo y oposición" para poder "trabajar unidos", dijo que "no hay forma que nos hagan pelear en el AMBA" y destacó que el virus "cruza la General Paz". 

El gobernador bonaerense afirmó que en el AMBA y el mundo “hay una cuarentena intermitente" y consideró que "la pandemia no pasó”. 

La previa del anuncio

Antes del anuncio, el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, recibió a Jorge Capitanich para analizar la situación epidemiológica de Chaco, donde ayer se registraron 93 casos de coronavirus, el mayor número desde que se desató la pandemia. Ese récord se dio en el marco del que también ayer se registró en todo el país, con 6.377 casos y 153 muertes.

Chaco es una de las provincias más afectadas por la pandemia. Hasta aquí registra 3521 casos. Capitanich y Cafiero en la Casa Rosada se reunieron en la Casa Rosada. Ambos se dirigieron luego de su encuentro hasta la Quinta de Olivos para el anuncio del Presidente.

Fernández se reunió ayer durante casi cuatro horas con Kicillof y Rodríguez Larreta para analizar la situación epidemiológica de la Ciudad de Buenos Aires y el conurbano bonaerense, donde rige el aislamiento social, preventivo y obligatorio.

Tras un primer tramo a solas entre los tres se sumaron al encuentro los ministros de Salud de la provincia de Buenos Aires, Daniel Gollán, y de la Capital Federal, Fernán Quirós. Además, estuvieron el ministro del Interior, Eduardo “Wado” de Pedro; el jefe de Gabinete bonaerense, Carlos Bianco; el vicejefe del Gobierno de la Ciudad, Diego Santilli, y el jefe de Gabinete porteño, Felipe Miguel.

Las autoridades sanitarias y los expertos advierten que buena parte de los contagiados en los últimos días son personas que admiten haber participado de alguna reunión familiar o con amigos y que es muy probable que esa sea la fuente de contagio. En función de eso, el foco se pondrá ahora en evitar los encuentros sociales. No se volverá atrás para cerrar las fábricas y los comercios abiertos en esta fase de la cuarentena ya que allí se cumplen los protocolos sanitarios establecidos y no serían el mayor problema.

Antes de la reunión con Kicillof y Rodríguez Larreta, el Presidente recibió, como lo hace habitualmente en las horas previas a la definición de una nueva fase del aislamiento social, a los infectológos y epidemiólogos integrantes del Comité de Expertos que lo asesora desde el inicio de la pandemia. De ese encuentro participaron esta vez Javier Farina, Angela Gentile, Pedro Cahn, Eduardo López, Gustavo Lopardo y Florencia Cahn.

Si todavía no recibís las noticias de PRIMERA PLANA en tu celular, hacé click en el siguiente enlace https://bit.ly/2XQOP1I y pasarás a formar parte de nuestra base de datos para estar informado con todo lo que pasa en la ciudad y la región.