• cielo claro
    26° 4 de Abril de 2020
tapa-casa-abandonadajpg

Cada día se ven más casas abandonadas en la ciudad: un problema urbanístico y ambiental difícil de combatir

El déficit habitacional en Pergamino pone en debate la situación de una gran cantidad de viviendas desmanteladas. Los especialistas aseguran que es preferible el abandono antes que la usurpación para los propietarios. El rol del Estado.

Basta caminar por la ciudad para verlas. Pareciera que no están, quizás porque fueron olvidadas, dejadas, pero ahí están. Son casas sin gente. La escena se repite en casi todas las cuadras y a veces son varias en una misma manzana.

Una de las metas más comunes para toda persona, generalmente, suele ser el de tener la vivienda propia. Entonces ¿Qué sucede para que un bien tan preciado quede abandonado? ¿Por qué estas construcciones permanecen en el desamparo?

Como todo se trata de una cuestión de palabras hay que distinguir entre casas abandonadas y casas desocupadas. “Todas las casas tienen propietarios, no es que no tienen dueños”, le dijo a PRIMERA PLANA, Fabián Acerbo, presidente del Colegio de Martilleros y Corredores Públicos del Departamento Judicial Pergamino y representante del Consejo Federal de Colegios Inmobiliarios (CoFeCI). Y agregó que “hay casas abandonadas por su estado de deterioro”.

“Si a mí me pasara -acotó- eso con una residencia prefiero demolerla y no correr el riesgo de que la usurpen, pero demoler cuesta plata”.

También explicó que una constante que se daba en otros años, como la de derribar una casa y construir departamentos, por ejemplo, hoy no se hace con tanta frecuencia “porque no hay crédito y porque, con un 2,5 por ciento anual, estamos en la renta más baja de la historia”.

Acerbo, como miembro del CoFeCI, expresó que solicitaron una entrevista con María Eugenia Bielsa, ministra de Desarrollo Territorial y Hábitat de la Nación, para incentivar la edificación mediante algunas medidas como la desgravación impositiva para quien quiera construir dedicándose a la locación.

Por su parte, Gabriel Manteca, titular de la inmobiliaria que lleva su propio nombre, explicó una de las principales razón para que una morada quede sin habitar, en un camino que prácticamente la conducirá a un destrozo seguro, ya que “muchas veces entre la familia no se ponen de acuerdo, se genera el conflicto y la casa puede estar años deshabitada”.

Al ser consultado sobre si una vivienda se desvaloriza por tener una construcción en ruinas de manera lindera, ya que puede generar problemas de humedad, suciedad y alimañas, dijo que “no necesariamente, pero es preferible que esté abandonada y no usurpada”. Además, explicó que a los dueños, el Estado municipal, les pueden realizar multas por casos graves de falta de mantenimiento en las veredas.

Ambos especialistas coinciden en que hay que tratar de que no haya habitantes de manera ilegal, ya que, entre varios factores, quien posee una propiedad deshabitada corre con el riesgo de que quien la usurpe realice un juicio por usucapión. Es decir, que adquiera la propiedad demostrando que vivió una cantidad de años, que realizó reformas y que se haya hecho cargo de los impuestos.

Teniendo en cuenta lo aquí desarrollado se puede sostener que todas las casas son de alguien, pero qué pasa si realmente no quedan herederos. ¿Para quién queda ese inmueble? ¿Acaso el Estado puede tomarlo como propio? PRIMERA PLANA consultó a José Salauati, secretario de Desarrollo Urbano, quien manifestó que “es muy difícil que pase, primero porque siempre aparece alguien que reclama y segundo, porque tienen que pasar muchos años como para que se pueda hacer una posesión”.

Esto último sí es más común que suceda en los terrenos o lotes explicó Juan Manuel Batallánez, secretario de Tierras y Viviendas, quién también dijo que “la gente que nos viene a pedir una ayuda siempre nos pone como argumento el hecho de que haya muchas casas deshabitadas”.

Por lo visto, no se podrá combatir el dicho urbanista que sostiene “ni casas sin gente, ni gente sin casas” ya que esos viejos caserones, los más comunes en quedar vacíos, seguirán estando allí. Solos; maravillando a quien los contemple y quien los vea, desarrollando la imaginación de lo que alguna vez fueron.

Mirá la Fotogalería al final de la nota

Si todavía no recibís las notificaciones de PRIMERA PLANA, mandanos un Whatsapp al 2477.506005 con la palabra ALTA y pasarás a formar parte de nuestra base de datos. ¿Más fácil? Hacé click en el siguiente enlace http://bit.ly/2tCrZxJ.