• algo de nubes
    25° 27 de Noviembre de 2020
martinez-villafuertejpg-1

Causa del agua: Porqué el intendente municipal puede ser procesado

El juez Carlos Villafuerte Ruzo amplió los alcances de la medida que ordena suministrar agua a los damnificados. Lo volvió a intimar a que restablezca el suministro en Villa Alicia, Luar Kayad y La Guarida, ordenó incorporar a los vecinos del Barrio Santa Julia para que reciban 20 litros por día y dio vista a la Fiscalía para que intervenga en la causa y determine la posible comisión de delitos por parte de Javier Martínez

En un nuevo capítulo del conflicto entre los vecinos de distintos barrios y el Municipio por la contaminación ambiental y la calidad del agua, el juez a Carlos Villafuerte Ruzo volvió a intimar al intendente Javier Martínez por el incumplimiento de la entrega en tiempo y forma de los bidones, agregó más familias de Santa Julia y ordenó correr vista al Ministerio Público Fiscal para que investigue la posibilidad de que el accionar de Javier Martínez pueda constituir delito.

Según pudo conocer PRIMERA PLANA, en los considerandos de la resolución con fecha de ayer, el titular del Juzgado Federal de Primera Instancia en lo Criminal y Correccional Nº 2 de San Nicolás critica fuertemente la actitud del intendente Javier Martínez de, sin informar a las partes ni al Juzgado, modificar el criterio de distribución del agua en los barrios Villa Alicia, Luar Kayad y La Guarida y detalla que no sólo no se expusieron las razones que avalaron esa decisión sino que además la medida sigue a la fecha sin ser cumplida.

Por otra parte, en la resolución también se manifiesta que en sus presentaciones el Municipio desconoce la intimación que le fue cursada el 4 de noviembre -de la cual informó oportunamente PRIMERA PLANA-, luego de que los vecinos denunciaron por escrito que varias familias habían dejado de recibir los bidones.

Entre otras cosas, el texto refiere el destinatario de la manda judicial (es decir el intendente Javier Martínez) tomó una decisión de exceptuar de la provisión de agua a distintas familias sin explicación alguna, acompañando constancias que según se expresa avalan su decisión, pese a los reclamos de las familias afectadas, de la diversidad de denuncias efectuadas en la delegación de la Policía Federal, de la evidente situación de vulnerabilidad que se podría haber provocado a cada uno de los vecinos afectados cuya dimensión no fue estimada ni sopesada, referidas a presencia de enfermos, de niños, de adultos mayores y en el transcurso de una pandemia”.

Además, el juez calificó la determinación política de Martínez de suspender la entrega de agua como “unadecisión unilateral, inmotivada e irrazonable que sustancialmente hace tambalear el agravio que constituyó el fundamento de la apelación, lo cual lejos de considerarse una contribución a los fines del proceso denota una señal de perturbación indebida con las partes y el juez del proceso ajeno al buen orden y decoro en los juicios”.

 

La configuración de delitos

Más allá de cuestiones técnicas jurídicas, existen en la resolución del juez, distintos párrafos que indican claramente la posibilidad de que Javier Martínez sea procesado. “Independientemente de las denuncias efectuadas por las querellas, el incumplimiento de la manda judicial por parte del señor Intendente y otros presuntos delitos que pudieren surgir de las actuaciones agregadas a la causa, se dará intervención al Ministerio Público Fiscal, a los efectos que estime correspondan”, señala el dictamen. Y agrega que “más allá del análisis de la responsabilidades penales que presuntamente puedan caber al respecto por la situación generada en la causa, en relación al incumplimiento que se viene desarrollando en la misma por la falta de suministro de agua segura, potable y gratuita, atendiendo a que dicha situación se produce de manera deliberada de forma arbitraria y sin justificación alguna”.

 

Una tercera intimación

Luego de los considerandos, el juez Villafuerte Ruzo vuelve a intimar al intendente Martínez a restablecer en un plazo no mayor a 48 horas el suministro de agua potable de la misma manera que lo venía haciendo hasta el 3 de éste mes, y advierte sobre la posibilidad de aplicación de multas en caso de que no lo haga.

 

Agua para Santa Julia

A las familias de Villa Alicia, Luar Kayad y La Guarida que deben recibir agua potable se le suman ahora cerca de 30 familias del Barrio Santa Julia, ubicado en el extremo opuesto de la ciudad y donde también se detectó que el agua disponible no es apta para el consumo humano, ya que de acuerdo a las constancias que obran en el expediente poseen altos valores de Atrazina, Desetil Atrazina, Hidroxil Atrazina, 2.4D y Clorpirifos.

 

Si todavía no recibís las noticias de PRIMERA PLANA en tu celular, hacé click en el siguiente enlace https://bit.ly/2XQOP1I y pasarás a formar parte de nuestra base de datos para estar informado con todo lo que pasa en la ciudad y la región.