• nubes dispersas
    20° 25 de Septiembre de 2018
pareja-sexojpg

Conocé la aplicación que vuelve a encender el deseo en tu pareja

Según el estudio Cyberpshycology, Behavior, and Social Networking de la Universidad de Hong Kong, donde se ha analizado esta epidemia silenciosa, como se conoce a la tecnoadicción, cerca del 22% de los jóvenes se encuentran en riesgo de padecer este problema. Una nueva App está revolucionando el mercado para acabar con esta apatía.

Televisión, computadora, táblet y celular, pueden ser los grandes enemigos de la pareja, afectando a la comunicación y sexualidad de la misma. A muchas personas les gusta desconectar tras el trabajo viendo series, husemando en las redes y siguiendo programas o realities televisivos. En principio no hay nada de malo en eso, es más, es cierto que esa desconexión de nuestra propia vida nos puede generar la relajación que necesitamos. Pero ya sabemos que todo en exceso puede conllevar más perjuicios que beneficios.

Hasta hace unos años, la televisión ha sido la enemiga de la pareja por excelencia. Los dos mirando la tele hasta que el sueño se apodere de ellos o bien hasta que uno de los dos diga, "¡buenas noches!, no te quedes hasta muy tarde", y se vaya a la cama tras un leve beso, o sin él. Pero la nuevas tecnologías la han desbancado como enemigos del deseo sexual, aunque siga haciendo de las suyas.

Las pequeñas y manejables pantallas, conectadas a internet permanentemente, nos permiten ver películas, interactuar en redes sociales e incluso investigar cualquier cuestión, en cualquier momento y circunstancia. En muchos casos, pasamos más horas juntos y tenemos una relación más intima y una comunicación más fluida con nuestro smartphone que con nuestra pareja, la de carne y hueso, esa que respira a tu lado mientras miras el celular.

Potente adicción

Visto esto, no extrañará mucho saber que existen personas adictas al celular. La nomofobia, de no-mobile-phone phobia, ya afecta a seis de cada 100 personas en el mundo, 435 millones, las cuales se sienten incapaces de salir de casa sin su celular o pueden llegar a sufrir una ataque de pánico si así fuera. También si se quedasen sin batería en algún momento, pudieran sufrir ansiedad o sólo con el hecho de pensarlo. Esta adicción, que comparte similitudes con otros trastornos como pudiera ser el de dependencia de sustancias, puede controlar nuestra vida y relaciones. Por supuesto, no hay que llegar a la adicción para que pueda afectar a nuestra sexualidad y pareja .

Según el estudio Cyberpshycology, Behavior, and Social Networking de la Universidad de Hong Kong, donde se ha analizado esta epidemia silenciosa, como se conoce a la tecnoadicción, cerca del 22% de los jóvenes se encuentran en riesgo de padecer este problema.

Una de las conclusiones más importantes del trabajo es que el estrés, la contaminación y una "percepción menor de satisfacción de vida en general" son los detonantes de pasar más tiempo mirando e interactuando digitalmente a través de pantallas y monitores.

En ocasiones hay cuestiones más profundas en la persona o dentro de la parejaque nos llevan a huir de las situaciones que nos generan malestar o no sabemos cómo resolver, a través de la inmersión en las redes y utilizamos estas tecnologías para no tener que enfrentarnos a las dificultades que aparecen dentro de la pareja. Rutina, falta de deseo o de comunicación, responsabilidades, miedos, disfunciones sexuales o desamor son algunas de estas situaciones que, a veces, no queremos reconocer o nos agobian tanto que preferimos despistarnos haciendo otras cosas, en lugar de buscar soluciones acudiendo a expertos o, simplemente, hablándolo con la pareja, que sería el primer paso. Nuestro apoyo, ilusorio y poco efectivo, creemos encontrarlo al mirar estas pantallas.

Pero no vamos a demonizar estos artilugios porque, en la mayoría de los casos, es el uso excesivo o erróneo es la clave para que estas nuevas tecnologías afecten en negativo o en positivo a nuestra relación de pareja.

El celular también puede ser nuestro aliado

Sin duda el uso del celular facilita a muchas personas su conexión con otras. Más aún cuando nuestras habilidades personales no son muy buenas o disponemos de poco tiempo. A la hora de ligar o comunicar información afectiva, por ejemplo, estos medios de comunicación donde no tenemos a la persona delante, nos facilitan la tarea, sobre todo si somos vergonzosos. Sin embargo, no podemos olvidar que más del 40% de la información que recibimos se debe a la comunicación no verbal, lo que puede afectar negativamente para comunicarnos de manera efectiva y entendernos a nivel emocional por estos medios.

Pero quizá nos puedan ofrecer nuevas formas de tratar lo que necesitamos en la pareja. Esto es, precisamente, a lo que me refiero con hacer un buen uso del boomtecnológico que vivimos en la actualidad.

No para huir sino para construir, existen algunas apps que permiten trabajar las relaciones de pareja, aumentar nuestro deseo sexual o activarlo, si se hubiera desactivado en algún momento.

Hasta ahora, existían muchas aplicaciones donde se ofrecían trucos, posturas o recomendaciones pero la conocida aplicación gratuita para parejas Desire fue más allá, facilitando las tareas de seducción o complicidad y haciendo que sus usuarios activasen su deseo a través de retos propuestos por la propia aplicación, más de 65.000, en tiempo real, de manera flexible y constructiva.

Marta Plaza, co-fundadora y responsable de comunicación de esta novedosa aplicación que registra más de 2 millones y medio de retos completados, afirma que la idea no es enganchar a la gente para que no se relacione con la pareja, sino todo lo contrario. "Nuestro lema es Less apps, more fun, lo que viene a ser, dedica menos tiempo a la aplicación y más a la diversión o pasión con tu pareja en persona", destaca Plaza.

De esta manera, Desire ofrece las ideas a aquellos que no saben qué hacer para encender la llama, trabajar la erótica y la sexualidad en pareja, pero lo desean. "En ningún caso sustituye a un terapeuta de pareja, aunque sí puede ayudar a suplir la falta de creatividad de algunas parejas o a ofrecer nuevas ideas cuando ya parece que se han acabado las novedades dentro de la misma", afirma la co-fundadora.

Además, al conseguir puntos y competir con la propia pareja, se activa la motivación y los piques hacen que el juego comience mucho antes de pasar a la cama. Quizá su pareja no sea muy sexual pero sí competitiva, consiguiendo así la clave para que erotice su vida.

Al ser una app dinámica, ofrece la posibilidad de construir lo que desee la propia pareja e incluso que pueda compartilo con el resto de usuarios, desde el anonimato.

Así, a sus múltiples categorías como juego de roles, cocina, al aire libre, etcétera, sus usuarios proponen retos específicos adaptados a parejas con hijos y poco tiempo, amantes del bdsm o los fetiches, por ejemplo, según sus orientaciones y estilos sexuales, su situación o disponibilidad horaria.