• cielo claro
    23° 15 de Diciembre de 2018

Debate en puerta: ¿Pueden los varones ser feministas?

A raíz de una campaña en contra del acoso y la violencia hacia la mujer, esa pregunta, sus críticas y múltiples enfoques resonaron en la web. Sé habló con un varón antipatriarcal y una comunicadora feminista al respecto.

Una publicidad que es parte de una campaña de la Fundación Avón da vueltas en las redes y se volvió viral al segundo de salir. ¿Por qué? Porque dos varones discuten en la calle sobre el acoso callejero. ¿Los varones pueden ser feministas? ¿Quieren ser protagonistas de una lucha que no encabezan ellos? Alrededor de este tema hay mil preguntas más y, para responderlas, se habló con Juan Pablo Cuciniello, integrante de Varones antipatriarcales y con Cynthia Castoriano, activista, militante, comunicadora audiovisual en Manifiesta y creadora y directora del ciclo feminista Caja de herramientas. 

La publicidad con anteojos violetas

"Lo más interesante de la publicidad es que abre muchas de estas preguntas. Yo creo que hay un mayor nivel de conciencia, se empezó a hablar y se empezó a poner palabras a cosas que antes tenían otro lenguaje. Lo que era piropo hoy es acoso y se lo dejo de ver como algo positivo", sostiene Cuciniello

Por su parte, Cynthia Castoriano, que trabajó en la industria de la publicidad durante siete años, marca que si bien este tipo de contenidos ayudan, dentro del medio "solo conocí a una directora de publicidades mujer, el resto solo se desempeña en producción, vestuario, etc, nunca en realización"

"Una de las primeras publicidades feministas que salió es una de una marca de detergentes, que era una pareja yendo a médicos y en la última escena un médico lo mira al chabón y le dice ´no señor,esta confirmado, lavar los platos no le causa ninguna enfermedad´, recuerda la creadora de Caja de herramientas y agrega: "La publicidad puede aportar o levantar parte de la siembra de nuestra cosecha. No viene a resolver nada sino más bien es uno de los termómetros de las cosas que presionamos para que cambien. No espero que enseñe nada pero si puede colaborar en replicar menos estereotipos teniendo en cuenta de que es uno de los promotores de prejuicios más antiguo y profundo del mundo entero".

Aferrados a sus privilegios 

La publicidad encara el acoso callejero no desde la mirada de la víctima sino desde la del victimario y muestra un diálogo entre amigos que es, sin dudas, una jugada "valiente" de los varones que buscan cambiar las cosas desde su lugar. 

Pero al final, cuando la charla termina, los dos amigos miran a la cámara y con un tono que se acerca mucho a "ya sabemos que es una paja renunciar a nuestros privilegios pero chabón ya no da acosar a las pibas", les piden a todos los hombres que, si no se animan a enfrentar a sus pares machistas, al menos compartan el video. 

"Sí. El vídeo al final tiene un tono amigote raro. Me parece que cuando hay dos o tres varones heterosexuales que hablan entre ellos siempre van a apelar a eso porque es la manera en la que construyen ellos el lenguaje. Es la manera en la que se comunican, la publicidad es un primer paso pero falta muchísimo y falta también deconstruitr la manera en la que el lenguaje funciona entre ellos. Ese tono es el natural entre varones heteros de no acosarse", admite Juan Pablo.

"Toda la primera parte del vídeo es piola porque corta y destruye un poquitito la complicidad machista entre ellos con un lenguaje que no es ficticio y es bastante terrestre. Cuando ya se pone mas bajada de linea, le cuesta un poco, porque los recursos que hay al día de hoy, en cuanto a bajada de linea a varones heteros, es poco y cuesta", agrega. 

Por su parte, Cynthia sostiene que, además, hay una discusión que tiene que ver con que los interlocutores, si son varones, son más escuchados por sus pares. "Si fuera un spot protagonizado por una mujer, dicen, no le darían bola pero la verdad es que son estrategias de marketing y son válidas. Un chabón escucha más a otro chabón y eso es una realidad", señala.

¿Los hombres pueden ser feministas?

"Hace dos años me consideraba feminista pero ahora me cuesta un poco más, siempre parece que estamos tratando de estar abajo del foco de luz. La respuesta corta es que sí, soy feminista, pero desde un espacio de disidencia ya que soy puto y en ese sentido la lucha del feminismo y las disidencias van muy de la mano", indica Cuciniello

Tanto en las redes sociales como en las sobremesas, cuando hay un debate sobre feminismo, es en general la mujer es la que debe enseñar y explicar con paciencia y sin hartarse, sobre todo lo que tenga que ver con el respeto hacia nuestro género.

"Pedirle a compañeras que nos lleven de la mano hacia la deconstrucción o a hacia la iluminación feminista me parece injusto y es seguir construyendo el estereotipo de que el hombre que no sabe y es medio un bobi pero tiene buen corazón. Eso perpetúa un lugar de privilegio. Si realmente hay ganas de romper con ese varón machista, tiene que ser necesariamente laburando desde nuestro espacio", afirma el militante de la organización Mala Junta. 

"Los varones pueden ser feministas. En este momento del proceso, quedan en un segundo plano de interés y de urgencia pero sí, pienso que sí. De alguna manera banco este comercial y en la misma linea me resulta simpático el laburo que hacen los varones antipatriarcales porque es necesario que los hombres dialoguen entre ellos", detalla Cynthia

"Soy varón y quiero ayudar, ¿cómo puedo hacerlo?" 

Esta publicidad desglosa y resuelve una pregunta que muchos hombres se hacen desde que el feminismo está en cada discusión, debate y charla entre amigos y amigas. ¿Pero deben los hombres ayudar? ¿Es la palabra "ayuda" la correcta? 

Para Cynthia no, "Me hace un poco de ruido pensar en términos de ayuda, no tienen que ayudarnos sino revisar sus actitudes. Tengo muchos amigos varones bienintencionados y siempre la respuesta es frená en seco a tu amigo que manda fotos de mujeres desnudas al chat de los pibes, cuestioná los insultos homofóbicos en los espacios de laburo", responde.

Los espacios de fútbol, las reuniones de "los pibes", la charla con padres y con madres, son espacios en donde los hombres pueden, de a poco, comenzar a desarmar al machismo y al patriarcado y cuestionar sus propios privilegios. 

¿Aplausos para quien no acosa?

Muchas de las críticas giran en torno al protagonismo o no que el varón busca al unirse a la lucha feminista. Una lucha que llevan adelante las mujeres hace décadas y que piden, a los hombres, mantenerse al margen, no del cambio pero sí del reclamo, del foco y de la protesta. 

"Pienso que las feministas que se enojan por el protagonismo que buscan los varones, tienen razón en enojarse. Los hombres tendemos a no querer soltar nuestros privilegios, nos cuesta el ´por favor correte del centro que las pibas estamos haciendo historia´ porque nosotros siempre tenemos algo para decir y para decirlo más fuerte", indica Juan Pablo

En ese debate se encuentra la premisa de que muchos hombres buscan, con actitudes, felicitaciones por respetar a las mujeres. "Hay pibes que buscan aplausos por no acosar, incluso buscan aplausos por haber acosado y haberse dado cuenta. Es la construcción de privilegios que existe desde hace siglos y que es muy difícil desterrar y que el varón se de cuenta. Me parece que hay un montón de trabajo para hacer todavía. Estoy seguro de que muchas compañeras se van a enojar cuando avancemos sobre estos debates porque es complicado tener que trabajar con el sujeto opresor, pero yo soy un optimista", comenta el integrante de varones antipatriarcales. 

"Hoy a la mañana cuando vi el spot, me movilizó porque desde lo personal se me juega mucho el miedo a la noche, en la vía publica, gasto mucha energía y mucho dinero en resolver esa variable del deambular nocturno en la calle. Para mi es re importante que se termine el acoso callejero. Me dan muchas ganas de poder vivir una instancia del mundo en donde las mujeres, lesbianas y trans podamos transitar libremente por el espacio público. Parece y suena tan básico que hasta me da escozor mencionarlo en voz alta", finaliza Cynthia

Si todavía no recibes las notificaciones de PRIMERA PLANA , mandanos un Whatsapp al 2477.506005 con la palabra ALTA y pasarás a formar parte de nuestra base de datos. ¿Más fácil? Haga clic en el siguiente enlace http://bit.ly/2tCrZxJ.