• nubes dispersas
    22° 1 de Marzo de 2021
fanatismojpg

Fanatismo : ¿Enfermedad social?

Walter Saez Por Walter Saez | 22 de Febrero de 2021

Muchas veces me he preguntado cuál es el proceso mental por el cual una persona se vuelve fanática.  Pero el cerebro nos muestra muchas incógnitas sobre el comportamiento humano que aun están fuera de nuestro alcance.

El fanatismo debería ser motivo de un estudio científico serio. Así como alcoholismo, la ludopatía, la cleptomanía, o la anorexia, que antes era motivo de burla o castigo, hoy es motivo de atención y tratamiento médico, que pueden curar o atenuar el problema.

El fanatismo obsesivo puede llevarnos al extremismo radical. El fanático obsesivo jamás cede en aquello que origina su anomalía. Solo se calma si le dan la razón o logra exterminar a quien él considera su enemigo. El fanático, aunque sea por una causa superficial, prefiere morir o matar antes que claudicar.

Por eso creo que el que padece fanatismo agudo, debería estar inhabilitado para ocupar cargos de importancia en la sociedad. De lo contrario sería como permitir que un ludópata dirija un Banco. Un fanático,  jamás deberían presidir el gobierno de un país. La historia atestigua que quienes han dirigido un grupo político o religioso desde el fanatismo, terminaron guiando a sus seguidores a un final con sangrientas consecuencias. Un fanático de la política jamás notará que puede estar equivocado, porque su cerebro le impide comprender y admitir cualquier teoría sobre su equivocación. Eso lo llevará a cometer numerosos abusos, incluso cayendo en la ilegalidad, con tal de defender desde su arrebato, la causa de su fanatismo.

Los fanáticos jamás han cedido o ceden en su obsesión, aunque haya pruebas fehacientes de que están equivocados. El fanático obsesivo considera que cualquier teoría, contraria a lo que ellos piensan, no es más que un complot maquinado por la contra, para arrebatarles lo que defienden desde su tenacidad desmedida.

No solo por su actitud, sino porque a su alrededor se instalarán una serie de aduladores, que aprovecharán el fanatismo enfermizo del líder.
De esa forma los aduladores, que rodean al líder fanático, son el instrumento perfecto para desarrollar un tejido de persecución, terror y dominio, eliminando a todos aquellos que la mente enfermiza del líder, o la líder, creen que pueden poner en peligro sus planes para conducir el país al paraíso que, él o ella, sueñan en su obsesión.

El fanático obsesivo tratará de enaltecer la figura de su ídolo, llenando para ello el país de monumentos e imágenes que lo recuerden.
Pero además, en su éxtasis de fanatismo, ordenará cambios de nombres en calles, plazas, estaciones, escuelas y en todos aquellos lugares que considere que pueden enaltecer la figura del líder de su movimiento. Esa adoración desmedida y obsesiva, ocasionará reacciones contrarias en parte de la sociedad, cuya cordura no ha sido afectada por el fanatismo.

Eso hará creer al líder fanático que hay un acoso contra su labor y que si las cosas van mal en el país, la culpa no es de él, sino de todos aquellos que no respetan la doctrina y las reglas del sabio fundador del movimiento político o religioso.

Los dirigentes fanáticos, envueltos en un manto de demagogia se creen dioses y solo admiten que por encima de ellos puede estar el líder, al que mencionan y enaltecen en todos sus discursos, evocando sus frases más conocidas o mencionando recuerdos sentimentalistas, que enardecen a las masas, que están fuera  del intolerante discurso.

Si un fanático leyese este escrito, no se sentiría aludido. Solo los que viven del líder se mostrarían ofendidos, pues saben que la realidad, es que su negocio, se basa en un engaño; nacido a la sombra de un ser mentalmente enfermo, que se considera el gran iluminado y salvador.

El fanatismo convierte al líder en dios y al país en un templo de miseria, persecución y terror. Y creo que los ejemplos huelgan.

Si todavía no recibís las noticias de PRIMERA PLANA en tu celular, hacé click en el siguiente enlace https://bit.ly/3ndYMzJ y pasarás a formar parte de nuestra base de datos para estar informado con todo lo que pasa en la ciudad y la región.