• cielo claro
    13° 28 de Mayo de 2020
cornejo-ucrjpg-1

La UCR propone destinar a las provincias el 30 por ciento de lo recaudado por las retenciones a la soja

Es una iniciativa del presidente del partido, Alfredo Cornejo, que fue elevada al Ministerio del Interior de la Nación. Se busca hacer frente a la difícil situación sanitaria y económica que está provocando la cuarentena obligatoria para prevenir el avance de la pandemia

Una iniciativa del presidente de la Unión Cívica Radical, Alfredo Cornejo, que fue presentada al gobierno, contempla que el 30% de lo que el Estado Nacional recauda de las retenciones a las exportaciones de soja y sus derivados, se distribuya entre las provincias para hacer frente a la difícil situación sanitaria y económica que está provocando la cuarentena obligatoria para prevenir el coronavirus.

El proyecto, que fue presentado al ministro del Interior, Eduardo “Wado” de Pedro, fue acompañado por una carta de los jefes de los bloques de diputados y senadores, Mario Negri y Luis Naidenoff, respectivamente.

Lo que propone el radicalismo es que "se traslade al Fondo de Aportes del Tesoro Nacional el 30% de lo recaudado por el Estado Nacional en concepto de retenciones a la soja, con el objetivo de promover el fortalecimiento de los ingresos de las Provincias y de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires”.

Los dirigentes del radicalismo, sostienen que el criterio de distribución de los fondos entre las provincias deberá tener como objetivo mantener la proporcionalidad de la Coparticipación Federal del año pasado. Y además, comentaron: “Hay que dotar a las provincias de fondos que permitan transitar la situación actual y futura con el establecimiento de medidas vinculadas a la cuestión no solamente sanitaria sino también a la cuestión productiva y económico-financiera general".

A todo esto, en la nota dirigida al ministro del Interior, desde el radicalismo manifestaron, que "es necesario que todas las provincias de nuestro país, así como la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, puedan proveer soluciones concretas para la crisis presente y planificar políticas futuras para intentar superar los descalabros generalizados que dejará en la economía el coronavirus″.

También reiteraron al funcionario nacional el compromiso de la UCR de colaborar con el gobierno, “poniendo a disposición toda la estructura del Partido, como así también a los colaboradores y equipos técnicos del Comité Nacional y de los bloques parlamentarios, para trabajar codo a codo con los funcionarios nacionales en la formulación de políticas públicas para afrontar la situación actual”.

Las proyecciones para la soja

Un reciente informe elaborado por Sebastián Salvaro, de la consultora AZ Group, sostiene que como consecuencia de la situación mundial por los menores precios internacionales por el coronavirus y los efectos de la falta de precipitaciones en la actual campaña agrícola local, la actividad agroindustrial podría dejar de percibir unos 1.100 millones de dólares.

“Los cambios disruptivos que trae aparejado el virus del coronavirus es de una magnitud enorme en la actividad y sobre todo en la producción de soja de la campaña 2019-2020. Los productores argentinos se han adelantado a la situación local, sobre todo por la gran amenaza en los cambios de reglas de juego, que finalmente se dieron, especialmente en el complejo sojero aumentando las retenciones un 10% más. Vale recordar que este aumento es el segundo desde que asumió el nuevo gobierno en diciembre de 2019”, dijo Salvaro en diálogo con este medio.

Si a esta situación hay que describirla con números, lo primero que hay que decir es que los productores de soja ya vendieron 15,7 millones de toneladas, de las cuales 9 millones de toneladas tienen precio y el resto tiene una condición a fijar precio.

Por otro lado, el mercado está proyectando una producción tal vez menor a la que estima el Gobierno, y que podría llegar a unas 50 millones de toneladas, serían 2 millones de toneladas menos. Si a la producción total le calculamos un valor FOB, índice actual de 308 dólares por tonelada, se llegaría a una facturación de 616 millones de dólares.

Ahora siguiendo con el análisis anterior, si en Argentina la molienda de soja puede ser de 42 millones de toneladas en la campaña en curso, ahí si tiene un efecto importante el cambio que estamos viviendo estos últimos días de marzo, producto de coronavirus.

Además, la industria ya tiene compradas 10 millones de toneladas, de las cuales la mitad tiene precio y la otra mitad no, o sea queda afectada por la baja de precios de los últimos días. De las 42 millones de toneladas y haciendo el cálculo sobre las restantes 38 millones de toneladas con sus subproductos correspondientes, se observa que Argentina pierde otros 700 millones de dólares de facturación.

En total, se dejarán de facturar unos 1.100 millones de dólares producto de la combinación de la falta de precipitaciones y la baja de precios por la pandemia. “Si bien al Estado lo vemos con poca muñeca para implementar políticas de incentivo y alivio a los privados, no se pierde la esperanza de que por ahí se pregunten, como quedan los productores con esta situación y que efectos tiene en todo el territorio Argentino. Ojalá que la pandemia afloje, los precios se recuperen y sea lo más pronto posible, no perdamos la esperanza".

Si todavía no recibís las notificaciones de PRIMERA PLANA, mandanos un Whatsapp al 2477.506005 con la palabra ALTA y pasarás a formar parte de nuestra base de datos. ¿Más fácil? Hacé click en el siguiente enlace http://bit.ly/2tCrZxJ.