• nubes dispersas
    26° 7 de Febrero de 2023
campo-sequia-nuevajpg

Las consecuencias de la sequía: “Las pérdidas son totales”

Sin Galera recorrió este sábado un campo en la zona rural próxima a Santa Lucía, junto al productor Éric De Baere. Desde un lote de arvejas que no se pudo cosechar, el joven analizó la situación y consideró que "es un desastre". La situación del trigo es muy grave y hay preocupación por la siembra de maíz y soja.

San Pedro está en situación de emergencia agropecuaria por sequía. Así lo determinó la mesa local que reúne a productores, Gobierno y organismo como Inta e Inase. En el campo la preocupación es muy importante porque hoy las pérdidas son prácticamente totales y el corto plazo, con la siembra de maíz tardío y soja, es de incertidumbre.

Este sábado, el móvil de Sin Galera recorrió un campo de producción agrícola en la zona rural de Santa Lucía, junto al productor Éric De Baere, quien consideró que la situación es un verdadero desastre para el sector.

Parado en un lote de arvejas sembrado en los últimos días de julio, cuando ya había poca humedad en el suelo, De Baere explicó la alarmante situación, con ese cultivo como ejemplo.

“Se fue desarrollando con poca y escasa lluvia, y hoy llega a cosecha sin nada. Como están viendo, la planta tiene 7 centímetros cuando debería tener entre 50 y 70. Las pérdidas son totales, completas en el lote”, detalló.

Éric De Baere trabaja entre 600 y 700 hectáreas que su empresa arrienda a parte de su familia y a otros propietarios. Arveja, cebada, trigo, coriandro, avena, maíz y soja son sus principales cultivos.

Todos los productores en la zona, y prácticamente en todo el país, atraviesan la misma situación. “Todavía no se pudo sembrar la soja para el año que viene ni los lotes de maíz de primera”, advirtió el productor santalucense.

El “estrés hídrico del suelo”, explicó, les impidió sembrar maíz y pospusieron la fecha para llegar al tardío, a mediados de diciembre. Esperan poder hacerlo, al igual que con la soja, pero no es seguro. “No estamos pudiendo sembrar, porque escarbamos sobre la tierra y llegamos a siete, ocho centímetros donde no hay humedad”, señaló.

Todos los productores coinciden en que, como ya es tarde para la siembra de la denominada soja de primera, el resultado a la hora de la cosecha implicará una pérdida significativa de toneladas, con la consecuente baja en la exportación es decir en el ingreso de dólares al país. “Si es que se logra sembrar”, advierten.

La problemática del trigo ya es preocupante en todo el país. El informe de Inta presentado en la mesa de emergencia agropecuaria señala que en el caso de este cultivo “los daños son mayores a 70 % y algunos hasta el 100 por ciento”.

“Hoy es todo périda”, dijo Éric De Baere y graficó: “El trigo está rindiendo cuatro, siete, doce quintales por hectárea, que en un año normal estamos hablando de un rinde de 4700 5200 kilos por hectárea (47 a 52 quintales). Es tremendo lo que está pasando”.

“Nuestros gobernantes se dedican nada más que a tomar cafecitos y a aumentar las tasas, a poner trabas a la gente que trabaja. No sólo el campo, sino cualquier comercio, que lamentablemente está pagando la fiestita de esta gente que lo único que hace es aumentarse los sueldos”, se quejó De Baere.

El productor informó que tras la reunión de la mesa local de emergencia, aguardan la confirmación de la declaración oficial por parte del Gobierno bonaerense. “Nuestro gobernador está dando vueltas, jugando a no sé qué, está pateando dictar la emergencia agropecuaria, esto es un desastre, lo están viendo”, reclamó.

“En enero esto no tiene más análisis, va a paso acelerado y no le veo un horizonte claro a corto plazo”, dijo y analizó: “Ellos (por el Gobierno) saben, pero lamentablemente es a lo que han apuntado en todo este tiempo, desde 2008, y nuestra misma mansedumbre ha hecho que esta gente persista en el poder”.

Sobre el futuro, todo es incertidumbre. “Todavía no tengo el paso a seguir si esto persiste, estoy analizando, tratando de tomar herramientas que permitan cumplir con todos los compromisos que uno tiene, porque así debe ser, pero es una situación muy difícil, muy complicado de salir”, consideró el productor.

Éric De Baere tiene 39 años. Nació y se crio en la zona rural de Santa Lucía. El campo, dice, es su lugar en el mundo. Pero alguna vez, por la situación de incertidumbre, pensó en cambiar de rubro. “No me veo haciendo otra cosa, he buscado otras opciones, pero mi cable a tierra, mi pasión es esto, que es una actividad que hago para ganar plata, así que esto es tremendo”.

“Nosotros volvemos a reinvertir, dejamos la plata en nuestro pueblo y con eso toda la cadena, pero evidentemente esto se va a empezar a sentir fuerte”, advirtió De Baere ante el móvil de Sin Galera, este sábado.

Como reflexión final, pidió: “Espero que de una vez por todas nuestros iluminados dirigentes pongan lo que tienen que poner sobre la mesa y hagan lo que tienen que hacer. Acá nadie está mendigando créditos ni nada, lo único que queremos es producir con reglas claras a corto, mediano y largo plazo, para tener una certidumbre de lo que podemos a futuro programar, cosa que hoy a ningún rubro pero al nuestro más. El campo se va a seguir sembrando pase lo que pase y por eso se aprovechan”.

Si todavía no recibís las noticias de PRIMERA PLANA en tu celular, hacé click en el siguiente enlace https://bit.ly/3ndYMzJ y pasarás a formar parte de nuestra base de datos para estar informado con todo lo que pasa en la ciudad y la región.