• nubes
    18° 4 de Diciembre de 2020
int-jxcjpg

Los intendentes de Juntos por el Cambio le reclamaron a Axel Kicillof por "equidad" en el reparto de fondos

Con la asistencia de 40 representantes, sobre los 59 que gobiernan los municipios bonaerenses en representación de Juntos por el Cambio, la oposición política a la administración de Axel Kicillof reclamó un trato “equitativo” en el plan de obras de Provincia.

La demanda incluyó una revisión completa de las partidas que se asignarán en las comunas, de acuerdo con el proyecto de Presupuesto a debatir en la Legislatura. Con un agregado de compleja ejecución: piden que todos los fondos que ingresan de Nación a Buenos Aires sean coparticipables a las municipalidades. En 2020 la Gobernación recibió casi 100.000 millones de pesos, algunos de esos giros sin obligación de rendición de cuentas. Otros para gastos específicos como los 33.000 millones de pesos que el presidente Alberto Fernández concedió a Kicillof para el área de Seguridad.

Los intendentes sugieren que algunas de las asignaciones posteriores fueron discrecionales.

El tironeo transcurre en medio de la discusión del cálculo de gastos y recursos en las comisiones del parlamento bonaerense. La sanción de la ley ingresa en un camino complejo. El oficialismo impone voluntades en Diputados, pero Juntos por el Cambio mantiene mayoría en Senado. Esta ecuación con las bancas será importante a la hora de votar el endeudamiento pedido por Kicillof. Requiere 64.483 millones de pesos de necesidad de deuda. Un trámite que exige los dos tercios de aprobación en el recinto. Habrá tensa negociación. Tan difícil como el conforme a la Ley Fiscal, con la actualización previsible de los tributos provinciales.

Este es el campo donde se desarrollan las premuras de unos y otros. En el preanuncio, temprano, de los posicionamientos electorales para las parlamentarias 2021.

La reunión de los intendentes de la oposición debe leerse también como un alineamiento de la tropa. Con comandancias gestantes: los jefes comunales consideran que la conformación de poder territorial los sitúa en un grado alto de representación. En un espacio de la coalición, el PRO, procuran tener comando “los cuatro Jinetes”, Jorge Macri (Vicente López), Néstor Grindetti (Lanús), Julio Garro (La Plata) y Diego Valenzuela (Tres de Febrero). Intentan constituirse como los ordenadores. A esta altura, el objetivo resulta indisimulado: condicionar las candidaturas 2021 y la ulterior de gobernador a la “localía” bonaerense.

Es en simultáneo con la aspiración admitida del vicejefe de Gobierno de la Ciudad Autónoma, Diego Santilli, de suceder en el cargo a Kicillof. Macri, el primo de Mauricio, confronta con la idea. Él mismo se incorpora a la grilla de probables.

Todo ante el resguardo silencioso de María Eugenia Vidal, eventual cabeza de lista de diputados 2021. Con la sociedad irrompible, además, que mantiene con la UCR y la CC. Horacio Rodríguez Larreta los sobrevuela, y los agrupa con paciencia.

El radicalismo anida. Todavía no resolvió la elección interna para designar autoridades al Comité Provincia. El diputado Máximo Abad, descendencia del oficialismo de Daniel Salvador, ex vicegobernador de Vidal, y Gustavo Posse (San Isidro) se postulan a la presidencia de la UCR. Representan dos visiones: Abad continúa la línea societaria (Ernesto) Sanz –Vidal. De Posse puede perfilarse otras entidades a partir de compañías partidarias. Entre ellas, Martín Lousteau y Federico Storani.

Como sea, ahora las urgencias son por el reparto de plata oficial. Este miércoles pusieron ejemplos de la presunta discrecionalidad. Advirtieron que a Mar del Plata, uno de los tres distritos más grandes de la Provincia con 800 mil habitantes, Kicillof va a destinarle un fondo para obras cuatro veces menor que al de Luján. El intendente Guillermo Montenegro estaba para confirmarlo.

También mencionaron cierta discriminación con Lanús, que recibirá 84 millones de pesos para inversiones mientras que Quilmes tendrá 1.200 millones de pesos. “Son distritos que están unidos por una avenida y creemos que en definitiva somos todos bonaerenses y tenemos que pensar el Presupuesto y la Provincia integralmente, más allá de los colores de la política”, fue el alegato de Julio Garro (La Plata).

Pidieron que no se modifique el coeficiente que establece el Código Único de Distribución (CUD), que determina el parámetro para la distribución de fondos a los 135 municipios.

En el mismo pliego de solicitudes anotaron que el Fondo Educativo se distribuya directo a las comunas.

Con el mismo tono de demanda, mencionaron que “nunca se ejecutó la previsión 2019 del Fondo de Infraestructura de los Municipios (FIM)".

Si todavía no recibís las noticias de PRIMERA PLANA en tu celular, hacé click en el siguiente enlace https://bit.ly/2XQOP1I y pasarás a formar parte de nuestra base de datos para estar informado con todo lo que pasa en la ciudad y la región.