• nubes
    16° 19 de Septiembre de 2021
marisol-fabbrojpg

Piden 22 años de prisión para el acusado de un crimen en la zona suroeste

La fiscalía pidió esa pena para un hombre de 33 años imputado de dar muerte a Damián Obregón en febrero de 2020 en Lima y Amenábar

La fiscal Marisol Fabbro pidió 22 años de prisión para Mauro Maximiliano P., un hombre de 33 años que llegará a juicio acusado de haber asesinado a balazos a Damián Obregón la madrugada del 14 de febrero de 2020 en inmediaciones de Lima y Amenábar, en la zona suroeste de la ciudad, y dejar herido a un vecino que quiso intervenir en el hecho y recibió un par de disparos en una pierna.

Alrededor de las 2.30 del día mencionado, Mauro P. llegó hasta la casa de Obregón en el barrio Avellaneda Oeste portando una pistola calibre 22 y allí mantuvieron una ardua discusión a la que el acusado puso fin efectuando dos disparos que perforaron el cránero de la víctima, lo que le provocó la pérdida de masa encefálica. A pesar de que Obregón, padre de una pequeña, fue trasladado de urgencia al Hospital de Emergencias, falleció pocas horas después.

Según la investigación, en la escena criminal había otro hombre al que se identificó como Alejandro Andrés R., primo de la víctima fatal, que al parecer intentó acercarse a Obregón para asistirlo pero su acción fue respondida con tres disparos que hizo el acusado aunque sin causarle heridas.

Tras ello Mauro P. salió de la casa y emprendió la huida. En el cruce de Amenábar y Lima se cruzó con Víctor Fabián A., quien tras haber escuchado los disparos pretendió acercarse a la casa de Obregón pero el homicida le gritó: “Tirate al piso, ustedes no vieron nada”, y le efectuó dos disparos causándole lesiones en el tobillo derecho.

Finalmente Mauro P. fue detenido en una casa de Gaboto al 5000 y allí se le secuestró la pistola Bersa calibre 22 largo que había utilizado en el crimen. Desde entonces quedó detenido y en una audiencia imputativa la jueza le dictó la prisión preventiva por el plazo de ley.

En aquel momento, vecinos de la humilde barriada donde ocurrió el hecho aseguraron que Obregón tenía una pequeña hija que vivía con su mamá en cercanías de Lima y Amenábar, a escasos cien metros de la escuela de Marcelino Champagnat, de Rueda al 4400. También dijeron que el joven, de 28 años, era el mayor de tres hermanos y trabajaba de albañil. “Es un buen pibe. Solidario. Siempre de acá para allá con su bicicleta. La verdad es que nadie sabe realmente qué sucedió. Anoche cuando le avisaron a los padres, parecía que no era tan grave. Pero cuando llegaron al Heca su estado era desesperante”, comentó un hombre cuando todavía se podía hablar de Damián en tiempo presente.

Para la fiscalía, Mauro P. fue autor de un homicidio agravado por el uso de arma de fuego, abuso de arma de fuego y portación ilegal de un arma de fuego de uso civil todo en concurso real y en calidad de autor por lo que pidió 22 años de prisión.

Sin embargo para la defensa de Mauro P., a cargo de la letrada Patricia Guzmán, “no existió un móvil” criminal que lo llevara a matar a Obregón y adujo que su pupilo “solo intentó defenderse de la agresión ilegítima de un tercero”, por lo que pidió la absolución de su cliente.

En ese marco, el juez Mariano Aliau dio por concluida la audiencia preliminar al juicio oral y público que se realizará de acuerdo a la fecha que la Oficina de Gestión Judicial disponga y que será llevado adelante por un tribunal pluripersonal.

Si todavía no recibís las noticias de PRIMERA PLANA en tu celular, hacé click en el siguiente enlace https://bit.ly/3ndYMzJ y pasarás a formar parte de nuestra base de datos para estar informado con todo lo que pasa en la ciudad y la región.