• cielo claro
    12° 27 de Septiembre de 2020
arroyo-chu-chujpg

El embudo del Arroyo Chu Chú, preocupación de los vecinos de Itatí y Jorge Newbery

El trabajo de los “bajos naturales” de agua y la influencia de las tres subcuencas provoca complicaciones y pone en riesgo a dos sectores de la ciudad

Otra vez lo mismo, están dragando el arroyo sólo en la parque que después van a levantar con tierra, haciéndonos aún más rápido el cuello de botella a nosotros. Esto lo han dicho quienes vinieron a inspeccionar y también lo sostiene la COSOPPER”, afirmó a PRIMERA PLANA un vecino de Barrio Itatí, mientras explicaba la crítica situación que atraviesa el Arroyo Chu Chú a la altura de calle La Plata.

Jorge Dauach, de la Comisión de Seguimiento de las Obras Pluviales de Pergamino (COSOPPER), explicó a PRIMERA PLANA las líneas generales y la particularidad de la situación. Lo que se vive por estos días es una historia repetida para los vecinos más postergados en esta situación.

Los estudios realizados por el Instituto Nacional del Agua, hecho en 2001 y 2004 explicaron el comportamiento de la cuenca que incluye al Arroyo Chu Chú. En esa zona, entre un sector del Jorge Newbery y el trazado completo del Arroyo en barrio Itatí, hay tres subcuencuas que confluyen, por el este y por el oeste.

Son aguas que vienen del lado de J.A de la Peña y Francisco Ayerza, y tiene la características de transformar el agua en caudal con bastante rapidez, con lo cual terminan generando una sobrecarga en el tramo del Arroyo Chu Chú que pasan por estos barrios.

En ese punto confluyen los aportes de las tres subcuencas: una viene por el brazo Este, el que se encuentra paralela a la Ruta Nacional Nº 188 viniendo del barrio Luar Kakad; y cobra forma de arroyo antes de llegar a la Ruta Provincial Nº 32, atravesando algunos emprendimientos privados, de esta manera llegando al Barrio Itatí.

Se une, en este lugar el brazo Oeste, que viene de un sector rural, también atravesando un emprendimiento privado, pasa un sector de Barrio Jorge Newbery, en lo que es una zona altamente inundable, entre Avenida Drago, las vías del ferrocarril y calle Mandarino y llega al Barrio Itatí.

Entre calle La Plata y las vías del Nuevo Ferrocarril Argentino estos brazos se unen y se hacen uno solo y cruzan la vía hacia el barrio Cruce de Caminos, a través de un ramal entubado, que tiene una dimensión insuficiente para la carga de agua que viene.

A la vez, le aporta al Chu Chú el ramal que viene desde calle Paraguay -ubicado en avenidas Paraguay y Ameghino- y colecta el agua de una zona de Villa San José y Barrio Acevedo, agua que viene de las cuencas rurales.

En lluvias de muchos milímetros en poco tiempo hay una sobrecarga de agua, y es en esos barrios y este sector específico de la ciudad que otra vez sufre la limpieza o saneamiento de algunos tramos del Arroyo para especulaciones inmobiliarios que luego serán, como han sido hasta ahora, loteos rellenados con tierra para generarle altura, y de esta manera alterar el cauce natural del agua.

Estas nuevas obras que se ven por estos días en el cruce de rutas Nº 188 y 32, preocupan a los vecinos de esta zona, eternamente inundada ante cualquier precipitación precoz que ocurre en la ciudad.

Ante las faltas de respuestas municipales y esta nueva obra en acción, solicitaron respuestas al Municipio que todavía no llegaron.

Si todavía no recibís las noticias de PRIMERA PLANA en tu celular, hacé click en el siguiente enlace https://bit.ly/2XQOP1I y pasarás a formar parte de nuestra base de datos para estar informado con todo lo que pasa en la ciudad y la región.