• cielo claro
    29° 25 de Octubre de 2021
leonel-arenajpg

Es arquero, pero el sábado metió el gol de su vida

Leandro Arena, portero del Club Leandro N. Alem, tuvo un día soñado. Acompañó a su esposa en el parto de su primera hija, fue a jugar y terminó siendo una de las figuras del partido. “Fue un día de locos, tenía la cabeza en el aire”, subrayó

Leandro Arena fue una de las figuras de Leandro N. Alem frente a Racing, en el triunfo del conjunto del Barrio 12 de Octubre por 3 a 2, el sábado, por una nueva fecha del torneo que organiza la Liga de Fútbol. Sin embargo, detrás de sus notables atajadas hay una intimidad que pocos conocen, la que describió emocionado a PRIMERA PLANA .

“Mi señora tenía cesárea programada para el lunes (pasado). Pero el sábado a la mañana rompió bolsa y nos fuimos de urgencia al Hospital. “La vio el médico y no tenía dilatación ni contracciones. Entonces le programaron la cesárea, entró a quirófano ya las 13:30 hs. nació mi nena ”, descripción.

“Cuando mi señora salió del quirófano, dormida, me mira y sabiendo lo apasionado que soy del fútbol y que tenía que debutar en primera, me dijo que me vaya que se sintió bien”, todo el arquero de Alem, que en menos de dos horas tenía que estar con los guantes puestos.

Su madre fue quien se encargó de cuidar a su esposa para que Leandro Arena pueda llegar a jugar. “Llegué a la cancha de Racing a las 14:45 hs., Cuando el partido era a las 15”, Dijo.   

“Me desperté a las 7:00 de la mañana, que rompió bolsa mi señora, me fui a jugar y estuve todo el día sin comer; recién pude comer un sándwich cuando llegué al Hospital después del partido. Fue un día de locos ”, repasó. Para el arquero, papá de Mara Lucia Arena , todo lo que le aconteció el sábado “fue y va a ser uno de los mejores días de mi vida. De solo pensarlo se me pone la piel de gallina por todo lo que viví ” .

En relación a su actuación en el partido, indicó que “la cabeza la tenía en el aire ya que tenía la alegría de la nena, el volver a jugar en primera, el saludo de mis compañeros, la arenga inolvidable. Me lloré todo ”. Su esposa es un pilar fundamental en su pasión por el fútbol.

“Me bancó a morir. Más que uno esto lo hace por amor y de manera amateur porque acá no hay dinero ”, destacó. Leandro trabaja de 8:00 a 17:00 hs. y apenas deja su actividad laboral, se va a entrenar. Finaliza alrededor de las 20:00 hs. y después recién regresa a su casa. “Uno hace mucho sacrificio”, resaltó. Siempre fue arquero, aunque por algún tiempo dejó de jugar. Luego volvió a la actividad en Gimnasia y Esgrima y en la presente temporada desembarcó en Leandro N. Alem, donde tuvo la oportunidad de volver a jugar en primera nuevamente. Y el sábado experimentó, tal vez, el día más importante de su vida.

Si todavía no recibís las noticias de PRIMERA PLANA en tu celular, hacé click en el siguiente enlace https://bit.ly/3ndYMzJ y pasarás a formar parte de nuestra base de datos para estar informado con todo lo que pasa en la ciudad y la región.