• nubes
    17° 19 de Septiembre de 2021

La historia pergaminense de la que habla el país: El emocionante reencuentro entre el árbitro y el pequeño futbolista

El gesto de Jorge Eduardo Sabas para con Valentino García, que generó fuerte repercusión nacional, ayer tuvo un nuevo capítulo, cuando el juez sorprendió al niño en su casa con un cálido y conmovedor abrazo

Ayer no fue un día más para el árbitro de fútbol, Jorge Eduardo Sabas ni para la familia del niño futbolista de Douglas Haig, Valentino García.

Los protagonistas del video y la fotografía de la edición de PRIMERA PLANA, que recorre el país, con el árbitro retirando al pequeño en brazos del campo de juego, luego del llanto por fallar el penal definitorio en la cancha de Juventud, tuvo su segundo capítulo.

Minutos antes de las 14:30 hs., Jorge Eduardo Sabas se presentó en el domicilio del niño en búsqueda del reencuentro. El juez deseaba volver a ver a Valentino pero en otro marco, en un contexto de alegría, con la frescura natural de un niño de 11 años.

La espera del árbitro se terminó y pudo darse ese abrazo que tanto anhelo desde el sábado, en un hecho que difundió PRIMERA PLANA y transita por numerosos medios nacionales.

El árbitro dejó su entrenamiento habitual de los martes para acercarse a la casa del pequeño para reencontrarse.

NOTA RELACIONADA: Este fútbol que todavía emociona de verdad: El ejemplar gesto de un árbitro para con un pequeño que falló su penal en la final

“El futbol tiene esas cosas. Ayer lloraste vos por cosas del deporte; hoy lloró yo por tenerte conmigo. Vas a tener muchas alegrías porque sós buen chico”, le dijo Sabas a Valentino, con lágrimas en sus ojos.  

Luego de ese enternecedor y cálido abrazo, en la puerta de la casa del niño, el experimentado árbitro felicitó a los papas de Valentino, Matías y Marcela, por “el gran chico que tienen; es de buena madera”.

Jorge Eduardo Sabas aprovechó el dialogo con los padres del niño para pedirles disculpas “por tenerlo en brazos”, debido a que “lo vi muy mal”.

El papá de Valentino también celebró y destacó la conducta de su hijo: “No hay palabras por el tipo de persona que es. Vaya a donde vaya siempre hablan bien de él”, señaló Matías, mientras la cámara de PRIMERA PLANA TV captura un momento único.

El juez de la Liga de Fútbol se fue de la vivienda de Valentino con el deber cumplido de darle otro abrazo al niño, pero en un plano muy distinto al del sábado a la tarde, cuando se quedó llorando sobre el césped del “Carlos Grondona”.

Ayer las sonrisas reemplazaron a las lágrimas de pena. Y la felicidad le ganó a la tristeza de un niño de 11 años por un partido de fútbol. La vida le volvió a ganar al fútbol.

Si todavía no recibís las noticias de PRIMERA PLANA en tu celular, hacé click en el siguiente enlace https://bit.ly/3ndYMzJ y pasarás a formar parte de nuestra base de datos para estar informado con todo lo que pasa en la ciudad y la región.