• lluvia ligera
    20° 17 de Octubre de 2018
int-chascomusjpg

La municipalidad de Chascomús ganó juicio al ex contador del radicalismo

La demanda iniciada en mayo del 2016 por Guillermo Bilbao, quien fuera contador municipal durante los últimos dieciséis años de gestión radical, contra la actual administración del intendente Javier Gastón, fue rechazada por la Justicia. Si hubiera prosperado, los vecinos de Chascomús tendrían que haber pagado la suma de casi 2 millones de pesos.

El intendente de Chascomús, Javier Gastón, bien podría dar fe de que en el distrito que hoy gobierna, dieciséis años ininterrumpidos de administración radical le otorgan al término “pesada herencia” una connotación especial. Porque aquel jueves 10 de diciembre del 2015, cuando el referente del vecinalismo local (hoy alineado con el massismo) asumió su mandato, no sólo se encontró con las arcas municipales diezmadas en vísperas del pago de sueldos y aguinaldos. También se encontró con un caballo de Troya. Guillermo Bilbao, contador municipal durante las sucesivas intendencias de Juan Gobbi y Liliana Denot, se disponía unilateralmente a sostener la designación política que ostentaba desde diciembre de 1999.

El balance de lo actuado por Bilbao como gestor de la contabilidad municipal durante los dieciséis años de radicalismo en Chascomús deja mucho que desear. Al compilar todos los fallos del Honorable Tribunal de Cuentas de la provincia de Buenos Aires, su nombre aparece en repetidas oportunidades (junto a significativas multas y amonestaciones). En el fallo de la rendición de cuentas del ejercicio 2011, los cargos contra la ex intendenta Denot alcanzaron la suma de 3.832.689 de pesos (la penalización más alta al municipio de Chascomús desde el regreso de la democracia). Y como hito más significativo de los desmanejos administrativos del período 1999 - 2015, no hay vecino que no recuerde el caso del desvío de los fondos destinados a la “fallida” construcción de una sala de pediatría en el hospital municipal San Vicente de Paul.

Volviendo a diciembre del 2015, el conflicto entre Bilbao y la nueva gestión terminó en el departamento judicial de Dolores, con una demanda del ex contador municipal contra Chascomús y un pedido de indemnización por 1.100.000 por la rescisión del supuesto vínculo contractual como empleado público. El pasado 31 de julio, dos años después de iniciada aquella denuncia, el Juzgado de Primera Instancia en lo Contencioso Administrativo Nº 1 falló en la causa 10.397/2016, y rechazó en todos sus términos la pretensión indemnizatoria de quien ejerciera ininterrumpidamente el cargo de contador municipal desde diciembre de 1999 hasta diciembre del 2015.

¿Qué hubiera pasado si la Justicia le daba la razón a Bilbao? El municipio de Chascomús habría tenido que afrontar una indemnización que, con intereses actualizados, ascendería a unos 2 millones de pesos, además de las costas judiciales que equivalen al 25 por ciento del monto de condena. Es decir, dos millones y medio de pesos que habrían tenido que salir de esas mismas arcas municipales que Javier Gastón encontró literalmente vacías, aquel jueves 10 de diciembre del 2015.

Si todavía no recibís las notificaciones de PRIMERA PLANA, mandanos un Whatsapp al 2477.506005 con la palabra ALTA y pasarás a formar parte de nuestra base de datos. ¿Más fácil? Hacé click en el siguiente enlace http://bit.ly/2tCrZxJ.