• cielo claro
    23° 25 de Octubre de 2020
la-casita-de-melinajpg

¿Más jardines maternales cerrarán sus puertas?

El Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio llevó al cierre de dos instituciones locales, debido a que madres y padres optaron por “niñeras” o bien a que alguien de la familia permanezca en casa con los más pequeños

La situación de los jardines maternales es cada vez más crítica y angustiante para los propietarios después de casi 190 días de la emergencia sanitaria, sin poder abrir sus puertas.

“Lamentablemente en Pergamino ya cerraron dos jardines maternales y si esto continúa la realidad se vuelve cada vez más complicada para los pocos que quedamos dentro del sistema que nos regula que es la DIEGEP (Dirección de Educación de Gestión Privada) señalo Eleonora Cichillitti, de La Casita de Melina a PRIMERA PLANA.

“No nos da ningún tipo de solución y por un Estado que hace oídos sordos a la situación que es de índole nacional, dejando a miles de docentes, la mayoría mujeres sin trabajo”, completó.

Si bien algunas instituciones recibieron el Programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción (ATP), la ayuda no es suficiente para cubrir los gastos de alquiler, sueldos, servicios, seguro, cargas sociales y patronales. “No tenemos facilidades y además tenemos sobre ellas intereses y multas, generando una deuda que nos va a ser difícil saldar”, cuestionó Cichillitti.

Los jardines maternales que aún permanecen abiertos se sostuvieron por el aporte de las familias “a las cuales estamos sumamente agradecidas, pero mes a mes se siguen bajando de la matrícula porque ya no pueden pagar o porque como están trabajando necesitan cubrir ese espacio de cuidado que el jardín les brinda”, advirtió.

“A raíz de ésta situación la informalidad del cuidado de niños se acrecentó en la ciudad con las ‘guarderías’ clandestinas, que funcionan durante el período de Aislamiento Social violando un decreto nacional en casas de familias sin ningún tipo de control, como asi también los ‘jardines rodantes’ no habilitados por el sistema educativo, que encuadra la enseñanza de la primera infancia en los jardines maternales”, denunció la docente a PRIMERA PLANA.

Los responsables de los maternales saben que de poder lograr mantener abierto “tendremos por delante tiempos difíciles, de arduo trabajo y esfuerzo para salir adelante, pero con la convicción de hacer valer nuestra profesión de educar y dar un servicio de calidad con las regulaciones que corresponden”.

La representante de La Casita de Melina hizo un pedido en nombre de todos los jardines maternales que todavía no anunciaron su cierre definitivo. “Necesitamos el apoyo de los padres, optando por instituciones dedicadas a la educación formal de la primera infancia, con docentes especializados y espacios destinados al aprendizaje, la estimulación y el cuidado de sus hijos”.

Si todavía no recibís las noticias de PRIMERA PLANA en tu celular, hacé click en el siguiente enlace https://bit.ly/2XQOP1I y pasarás a formar parte de nuestra base de datos para estar informado con todo lo que pasa en la ciudad y la región.