• cielo claro
    16 de Julio de 2018
palcoholjpg

Polémica por la venta y consumo de Palcohol, cócteles en polvo listos para diluir en agua

A la modalidad que ya tiene años pero aún es poco conocida se le suman las campañas publicitarias dirigidas a jóvenes en las redes. Preocupación y alerta en el Observatorio de Adicciones de la Defensoría del Pueblo bonaerense.

A través de charlas de prevención en escuelas, el Observatorio de Adicciones y Consumos Problemáticos de la Defensoría del Pueblo bonaerense detectó casos de niños que comenzaron a consumir alcohol a los once años.

A partir de este dato, sumado a la venta de cócteles en polvo y las campañas publicitarias dirigidas a adolescentes y jóvenes en las redes sociales, desde el área dirigida por Walter Martello manifestaron su preocupación.

“Hay un claro mensaje que intentan instalar con publicidades las empresas que fabrican y comercializan las bebidas alcohólicas de consumo masivo intentando fidelizar un consumidor cada vez más joven”, sostuvo el defensor adjunto.

Y agregó: “La realidad es que alcohol y diversión no van de la mano. Nuestro objetivo no pasa solamente con dar un mensaje de prevención, sino que también buscamos que los chicos expresen sus opiniones, puedan ser escuchados y se comuniquen entre sí”.

Asimismo, destacó el avance de nuevas formas de comercialización “que no estarían siendo debidamente controladas”. “Tenemos un marco normativo que ha quedado desactualizado ya que la ley nacional de lucha con el alcoholismo se sancionó en 1997, cuando Internet daba sus primeros sus pasos, y recién fue reglamentada 12 años después”, resaltó.

Entre las modalidades emergentes de consumo, Martello destacó los cócteles de alta graduación alcohólica envasados en paquetes denominados Palcohol. Basta con abrir uno y diluirlo en agua o jugo para, en cuestión de segundos, obtener bebidas con gustos a tragos populares, como el Margarita y el Mojito.

Si bien el producto recibió el aval del regulador estadounidense Alcohol and Tobacco Tax and Trade Bureau, en varios estados existen leyes que restringen su venta. A su vez, en Australia, el Gobierno de Queensland se transformó en la última jurisdicción del país en prohibirlo, siguiendo los pasos de Nueva Gales del Sur, Australia del Sur y Victoria.

En Argentina, la empresa Smartdrink fabrica y vende al público cápsulas con bebida concentrada junto a un vaso especial que debe llenarse con agua o soda, según indiquen las instrucciones.

En el marco de esta problemática, Martello destacó que, según las cifras oficiales que se desprenden de relevamientos de la Dirección de Estadísticas e Información de Salud de la Nación (DEIS), durante el período 2006-2016 se registraron en el país cerca de 160 muertes por Síndrome de Dependencia del Alcohol de personas de entre 15 y 34 años, la mitad de ellas oriunda de la Provincia.  

Comentarios