• cielo claro
    25° 14 de Diciembre de 2018
shotting-minjpg

¿Sabés que es el Sploshing?

Rompiendo la regla inculcada por nuestros padres de "no jugar con la comida", el sploshing es una de las prácticas sexuales que cada vez más toma popularidad en la parejas jóvenes, y no tan jóvenes. Contrario a lo que se piensa, esta práctica sexual que involucra dos grandes placeres de la vida: el sexo y la comida, es una de las fantasías más antiguas, que remonta a la época romana y la griega. Sin embargo, si quieres innovar tu sexualidad con esta práctica, hay ciertas consideraciones que tomar para que no termine siendo un desastre. Echa un vistazo y toma tus apuntes.

No hay mejor manera para innovar y reavivar la llama de la pasión que con los fetiches sexuales. Su práctica, además de ayudar a elevar la excitación a su nivel más alto, proporciona placer a través de objetos, partes del cuerpo o incluso comida.

En esta oportunidad conversaremos del “sploshing”, uno de los fetiches más curiosos que cada día suma más parejas de seguidores, y que incluso, por su gran popularidad, existen locales donde se puede disfrutar de la experiencia en una noche de solteros en Buenos Aires.

La característica principal de este fetiche es el uso de alimentos y bebidas con diferentes texturas como vía para lograr el climax.

Se engloba en la categoría fetichista conocida como ‘húmedo y sucio’, en la cual, también se incluyen elementos no comestibles como barro, aceites y otras sustancias maleables. 

¿Qué es el sploshing?

El sploshing es una práctica fetichista que consiste en esparcir alimentos, bebidas o cualquier sustancia líquida sobre el cuerpo de la pareja con el fin de elevar la excitación sexual. Combina el placer de la comida con el sexo, ayudando a dar un giro distinto a las relaciones sexuales.

En la actualidad se está haciendo muy popular, sobre todo porque se ha vuelto muy común en el material para adultos que se encuentra en la web. Además, representa una de tantas formas de romper con esa monotonía que va haciendo aburrido el sexo.

Pero contrario a lo que muchos piensan, el sploshing no es una práctica nueva. De hecho,  ya se practicaba en la antigua Roma y Grecia, y aparece en el Kamasutra cómo una actividad muy placentera.

¿Cómo disfrutar el sploshing a la hora de tener sexo?

La definición de sploshing está clara: sexo combinado con alimentos, bebidas y sustancias líquidas. En este punto, algunos se preguntarán… ¿Cómo disfrutarlo? Pues bien, la verdad es una práctica segura y fácil en la que puede incidir mucho la creatividad.

Los alimentos que se eligen dependen del gusto de cada uno. Hay quienes aprovechan para disfrutar sus postres preferidos. Otros optan por alimentos con un aroma o textura especial. Además, un pequeño grupo de fetichistas prefiere algo más “hard core”, empleando cualquier clase de alimento en cantidades abundantes: sopas, estofados, etc.

Sin embargo, esta práctica sexual milenaria no se trata solo de comer lo que se ponga en el cuerpo la pareja, si no de hacerle sentir sensaciones a través de los alimentos, masajear con miel y hacer que tu piel se vuelva pegajosa con algo de gaseosa, mientras se emula algo parecido a una depilación, pueden ser algunas de las alternativas de este fetiche. Y créanme da mucho placer.  

Pero, cuando nunca se ha practicado sploshing es mejor elegir alimentos livianos y dulces, como algunas frutas, cremas y chocolates. Esta variedad de alimentos no solo es más fácil de aplicar sobre la piel, sino que tienen cierto efecto afrodisiaco que eleva la pasión en el momento.

Los recomendados son:

  • Chocolate líquido
  • Nata y crema de leche
  • Flan de sabores
  • Pasteles y helado
  • Frutos rojos
  • Leche o yogur
  • Zumos de frutas
  • Vino tinto
  • Miel de abejas

Medidas de higiene y seguridad: algunos consejos

Antes de emprender esta experiencia, de seguro muy excitante, debes tener en cuenta algunas medidas de higiene y seguridad para evitar que el placer se convierta en desastre. Si bien el acto irá transcurriendo de manera espontánea es importante algunas consideraciones.

  • Evita utilizar alimentos picantes o irritantes que puedan dañar la piel o producir infecciones.
  • Ten cuidado con las temperaturas de los alimentos utilizados.
  • Evita introducir los alimentos en la zona íntima porque pueden desencadenar una infección.
  • Busca un lugar donde puedas hacerlo con comodidad y total libertad, sin preocuparte por ensuciar.
  • Anímate a probar los alimentos que esparces. La experiencia erótica puede aumentar con el contacto de la lengua y el cuerpo.
  • Aunque no causa dolor y es seguro, hacer sploshing implica tomar más medidas de higiene. Por lo tanto, finalizada la experiencia, toma de inmediato un baño.
  • Si prefieres los elementos no comestibles, prueba pinturas no tóxicas.