• lluvia ligera
    24° 26 de Enero de 2021
diego-pergjpg

Cuándo Diego Armando Maradona jugó en Pergamino

Alguna vez el mejor jugador de fútbol de la historia visitó nuestra ciudad y hasta convirtió un gol, vistiendo la camiseta de la Selección Argentina, esa que nadie defendió como él

El mundo llora a Diego Armando Maradona. El más maravilloso futbolista amado en todo el planeta y que los argentinos y las argentinas convirtieron en bandera. A los 60 años falleció en su casa de Tigre ayer al mediodía, tras sufrir un paro cardiorrespiratorio.

Su corazón dijo basta. Ese inmenso musculo que le brindó a la Selección Argentina cada vez que se puso la 10, ese que puso en cada cancha, en cada partido, en cada Mundial, el que brindó como nadie.

Diego Armando Maradona estuvo en Pergamino en 1979, cuando la Selección Nacional juvenil se preparaba para el Mundial de la categoría a disputarse en Japón.

A tan solo dos semanas del viaje a Oriente, la Selección jugó en nuestra ciudad a beneficio de Monseñor Scalabrini, con Maradona y el entrenador César Luis Menotti a la cabeza, contra un combinado local.

“Ganábamos 1 a 0 y nos empató Maradona sobre el filo del primer tiempo. Después se pusieron en ventaja, pero logramos terminar 3 a 3. Había gente por todos lados ese día”, recordó Daniel “Turco” Neme en RADIO MAS (FM 106.7).

A Neme le tocó ese partido marcar al mejor futbolista de todos los tiempos: “Entré en el segundo tiempo y tenía que marcarlo a Maradona; se me ponía la piel de gallina, fue una emoción impresionante”, recordó.

NOTA RELACIONADA: https://www.facebook.com/910336205968083/posts/1331748517160181/

Otro de los futbolistas pergaminenses que tuvo el sueño de conocerlo es el exDouglas Haig, Guillermo Pereira. “En una concentración con Independiente, en Cardales, estábamos en la mesa y lo tenía a Rolfi Montenegro sentado cerca mío. Nos pusimos a hablar de Diego y entonces me preguntó sí quería conocerlo, a lo que al toque le dije que si creyendo que podía ser una joda”, describió a PRIMERA PLANA.

“Un día estaba almorzando con amigos después de un entrenamiento y me llama el Rolfi. Me dice que me vaya a un gimnasio de Las Cañitas, que estaba Diego entrenando”, siguió.

Ni bien cortó la comunicación telefónica, Guille Pereira tomó sus pertenencias, su bolso y se fue rápido en colectivo hasta el lugar indicado por Montenegro. “Me tome tres colectivos y un taxi. Tenía que estar antes de las 16:00 hs. y llegue a las 17:20. Pensé que había perdido el sueño de conocerlo”, narró.

Ni bien ingreso al gimnasio, el futbolista de Pergamino se quedó esperando que Maradona terminé de entrenar. “Cuando levantó la cabeza veo que estaba él y automáticamente se me iluminaron los ojos. Se acerca, me da un abrazo y me preguntó si era amigo del Rolfi. Después de eso no recuerdo que le dije ni que me respondió porque estaba en estado de shock. Enseguida me arremangué el jean de la pierna izquierda, me firmó con un fibrón y de ahí me fui al tatuador. Pude cumplir el sueño”, aseguró emocionado Pereira, otro pergaminense que vio su sueño hecho realidad.

Como dice Eduardo Galeano en su libro Cerrado por Futbol: “Maradona se ha ido, y ya el ‘mundo’ no es lo que venía siendo. Nadie se divierte y divierte tanto charlando con la pelota. Nadie da tanta alegría como este mago que baila y vuela y resuelve partidos con un pase imposible o un tiro fulminante. En el frígido fútbol de fin de siglo, se ha ido el hombre que nos demostraba que la fantasía puede también ser eficaz. Nos hemos quedado todos un poquito más solos”.

Si todavía no recibís las noticias de PRIMERA PLANA en tu celular, hacé click en el siguiente enlace https://bit.ly/3ndYMzJ y pasarás a formar parte de nuestra base de datos para estar informado con todo lo que pasa en la ciudad y la región.