• nubes dispersas
    11° 24 de Agosto de 2019
gg-minjpg

Descubren una proteína que retrasa el envejecimiento

La regeneración provista en los huesos por este innovador método es importante, pero no hay que olvidar cómo se puede ayudar en la prevención.

La artrosis es una enfermedad que hoy no tiene cura y afecta a la movilidad y a la calidad de vida de millones de personas en el mundo. Científicos del prestigioso Instituto Salk de California y la Clínica Cemtro de Madrid, descubrieron una nueva función de una proteína ya conocida, que contribuye al rejuvenecimiento de las células adultas.

Según informaron los autores del trabajo, "la nueva función de la proteína DGCR8 permite regenerar más eficazmente los huesos y cartílagos, así como ayudar a reducir la inflamación de un músculo".

La investigación, que fue posible gracias a una combinación de tecnologías de última generación, "pone de manifiesto que se trata de un tratamiento seguro, que podría ayudar a contrarrestar declives fisiológicos relacionados con la edad, como la artrosis"

El estudio es el resultado de la colaboración de tres equipos científicos liderados por Guang-Hui Liu, Juan Carlos Izpisua y Pedro Guillén, quienes trabajaron durante dos años con el objetivo de encontrar las claves que permitan explicar los mecanismos celulares que conducen de forma irreversible al envejecimiento.

¿Qué es la artrosis?

Es una patología reumática que produce una lesión del “cartílago articular, la membrana sinovial y el hueso subcondral” pero que afecta también al resto de los componentes de la articulación: músculos, nervios, tendones y ligamentos que la rodean. Esta lesión, con el paso del tiempo, puede producir un daño permanente e irreversible si no se toman las medidas oportunas.

Causas de la artrosis: no es hereditaria ya que no hay un patrón de herencia fijo pero sí tiene un componente de riesgo genético que, junto con otros factores, puede hacer que aparezca con más facilidad en personas que tienen historia familiar. Algunos factores de riesgo modificables son: la obesidad, la actividad física como en deportistas de alta competición, la actividad laboral que implique mayor sobrecarga articular o menopausia.

Mayor controversia existe en cuanto a la nutrición, sin embargo algunos estudios le otorgan un papel protector de las vitaminas C y D en la incidencia y progresión de la enfermedad.

¿Cómo se previene la artrosis?

- Evitar la sobrecarga articular.

- Uso de calzado adecuado, instrumentos de ayuda, uso de abridores en caso de artrosis de manos.

- Reducción de peso en pacientes con obesidad o sobrepeso.

- Ejercicio físico y masajes: el aeróbico incrementa la fuerza muscular, mejora la circulación en la articulaciones, favorece la nutrición del cartílago y la movilidad articular.

- Termoterapia: la aplicación de calor es un remedio frecuentemente utilizado.

- Ultrasonidos: producen activación de la circulación profunda, mejorando las contracturas musculares y aumentando el rango de movimiento.

Si todavía no recibís las notificaciones de PRIMERA PLANA, mandanos un Whatsapp al 2477.506005 con la palabra ALTA y pasarás a formar parte de nuestra base de datos. ¿Más fácil? Hacé click en el siguiente enlace http://bit.ly/2tCrZxJ.