• cielo claro
    26° 25 de Octubre de 2021
douglas-1986jpg

El recuerdo y la emoción de algunos protagonistas del plantel de Douglas Haig a 35 años del primer ascenso

Se cumple un nuevo aniversario de la epopeya del equipo dirigido por Juan Miguel Echecopar, que quedó en la historia grande tras vencer a Olimpo de Bahía Blanca y conseguir el pasaje al Nacional B

El triunfo de Douglas Haig ante Olimpo de Bahía Blanca, en Tandil, por 1 a 0, en la final de la Liguilla Regional hizo que el equipo y cuerpo técnico queden en la historia del deporte pergaminense para siempre.

Mañana se cumplen 35 años y parece que fue ayer para los fanáticos, hinchas y simpatizantes del rojinegro.

Inmortalizado a lo largo del tiempo, todos recuerdan con emoción la hazaña en tierras del sur bonaerense que puso a Douglas Haig en la segunda división del fútbol argentino.

Tras clasificar en distintas etapas, el rojinegro debió jugar la final ante Olimpo, cayendo en el encuentro de ida por 1 a 0 en Bahía Blanca. Pero ganando 2 a 1 en la vuelta, en Pergamino.

La situación forzó un tercer partido que se disputó en cancha neutral y tuvo al rojinegro como ganador, gracias a un gol de Daniel Castro,  a los 39 minutos del segundo tiempo.

De esta manera, Douglas Haig accedió por primera vez en su historia al Nacional B. Pasó a ser una institución profesional.

El equipo campeón formó con Juan Carlos “Loco” Delménico; Juan Carlos “Pachi” Ferrari, Daniel Digilio, Salces, Mario Alberto Alvarez; Gutiérrez, Miguel Angel “Pastel” Rubio, Raúl Grimoldi y Rubén José Rosello; Daniel Castro y Luis Daniel “Cacho” Naites. El entrenador fue Juan Miguel Echecopar;  el preparador físico, Roberto Cittadini y el médico Daniel Urbajena.

“El equipo se empezó a formar en 1979, cuando un grupo de jugadores de Lucini, que había sido campeón en el 78, pasamos a Douglas”, recordó “Cacho” Naites a PRIMERA PLANA.

“Nos conocíamos de memoria porque veníamos jugando siempre juntos; éramos todos jugadores de Pergamino”, destacó. 

En 1986 “trajeron cinco jugadores que jugaban en Primera, se adaptaron perfectamente al grupo y jugaron como si hubieran salido del club, dijo el exgoleador y árbitro de fútbol.

Naites señaló quetengo un grato recuerdo con mis compañeros porque una vez al año nos juntamos y estamos todos juntos porque, al margen de lo futbolístico, quedo la amistad entre nosotros.

“Una mención especial para Juan Echecopar, que fue quien cambio el futbol de Pergamino”, remarcó.

 El “profe” Citadini

“En Pergamino nadie sabía lo que era el fútbol profesional. No sabían de qué se trataba. Juan Echecopar quiso que lo acompañe en el proyecto por lo que accedí con todo gusto. Todo se gestó de la mano de él, que fue el hermano que no tuve en la vida”, valoró Roberto Cittadini.

Juan Miguel Echecopar “nos enseñó a transitar de que se trataba esto y nos llevó a los primeros planos del fútbol nacional. En lo personal, solo tengo palabras de agradecimiento. Desde el cielo desde estar brindando”, destacó a PRIMERA PLANA.

“Cada vez que camino las calles de la ciudad recibo algo y está muy atribuido a la historia del ascenso de 1986. Comenzamos con la pretemporada que la hicimos entre el Balneario Toro, el Parque Municipal y el estadio. Fueron muchos momentos, de los malos y los buenos”, repasó.

Para Cittadini “cada uno aporto su sabiduría, su capacidad en lo deportivo y su hombría de bien. Demostraron ser hombres en el campo de juego y con esa lealtad, amor y dedicación se formó un equipo que partido a partido ilusionaba cada vez más.

“Esto es algo que quedara en las entrañas de cada uno de los pergaminenses que tuvo la oportunidad de vivir ese proceso”, subrayó.

El exentrenador físico sostuvo que “sin esfuerzo, seriedad, honestidad, con la escuela de valores no se logran los objetivos. La única manera de suplir cualquier defecto que pudiéramos tener para lograr el objetivo y así se hizo”.

El médico del plantel

“Fue una epopeya de un grupo de muchachos y directivos que realmente se jugaron todo y pudimos lograr el tan anhelado ascenso que fue histórico para ese entonces”, afirmó Daniel Urbaneja, médico del plantel rojinegro.

“Era un grupo 80 por ciento de Pergamino y fue algo glorioso”, agregó. 

El profesional de la salud remarcó a PRIMERA PLANA que “en estos momentos uno está muy triste por los que se han ido como Juan Echecopar, el Piojo Iriarte, Pepe Manila, el Gringo Dinardo y últimamente nos dejó Mario Álvarez, algo tremendamente difícil de asimilar y Raúl Grimoldi hace unos años. Son cosas que en este momento se mezclan, tristezas con alegrías, pero no deja de ser una fecha gloriosa porque realmente logramos algo que fue muy importante para la ciudad”. Y dijo que “siendo parte del cuerpo técnico siento una satisfacción enorme y lo recordamos con mucho cariño”.

Daniel Digilio

El exmarcardor central, Daniel Digilio le dijo a PRIMERA PLANA que “teníamos un plantel muy rico en condiciones técnicas y se había formado un grupo humano muy bueno. Éramos muchos de Pergamino, con un sentido de pertenencia muy grande hacia Douglas” y destacó que “el fútbol me ha dado muchas alegrías, también tristezas, pero la más grande que viví fue el ascenso con Douglas; fue una sensación hermosa”.

 

Si todavía no recibís las noticias de PRIMERA PLANA en tu celular, hacé click en el siguiente enlace https://bit.ly/3ndYMzJ y pasarás a formar parte de nuestra base de datos para estar informado con todo lo que pasa en la ciudad y la región.