• algo de nubes
    27° 3 de Diciembre de 2021
poda-de-los-arbolesjpg

Hace 4 años que reclaman la poda de los árboles en el Barrio Jorge Newbery

Los habitantes de la zona se quejan que el crecimiento de la arboleda dificulta la entrada a las viviendas, afecta la iluminación y hasta rompió veredas. A pesar de los insistentes reclamos, ninguna área de la Municipalidad dio respuestas en todo este tiempo. "Hasta da vergüenza llamar tantas veces reclamando”, dijo una vecina

El tiempo pasa y los vecinos y vecinas del Barrio Jorge Newbery no obtienen ninguna respuesta por parte de la Municipalidad de Pergamino. Y mucho menos del área de Servicios Públicos, responsable de llevar a cabo la poda de árboles.

Una de las habitantes de la zona, Verónica Molli, denunció en PRIMERA PLANA que “este es el cuarto año que llamamos y hacemos reclamos para que poden los árboles. Se hacen tan altos que con las tormentas no sabes si se van a caer arriba de las casas o de los vehículos, como ya ha pasado”.

Ella y otros vecinos del sector de las “casas redondas” de Jorge Newbery llamaron en repetidas oportunidades al 147 desde el 2018 hasta la actualidad. “Nos anotan y nos responden que los que podan van por barrio y solo hacen despeje para la luminaria. Quizás ni saben que existe este, porque no aparecen por acá”.

Uno de los árboles tuvo que podarlo el esposo de Verónica “porque las ramas ya no permitían la entrada de mi vehículo al garaje”, explicó.

No obstante, agregó que, en realidad, “si lo sacas o podas por tu cuenta, te hacen la multa. Pero no se sabes a qué o a quien recurrir si no vienen”.

Además, la poda de plantas y árboles de la vía pública por personas no calificadas implica un riesgo ya que un mal movimiento sobre el tendido eléctrico puede ocasionar serios accidentes, producto de una descarga con electrocución, que también afectarían al servicio del barrio.

Por su parte, desde la Secretaría de Servicios Públicos del Municipio se informa “que las ramas o raíces de un árbol son podadas cuando tapan luminarias públicas o semáforos, invaden la propiedad privada o bien cuando existe el riesgo de que las mismas se caigan, como en el caso de aquellas ramas secas o quebradas que representan un riesgo para quienes circulan por esos lugares”, pero los años pasan y el barrio permanece en el olvido.

El crecimiento de la arboleda es tal que “una vez vinieron de la Cooperativa Eléctrica a cambiar el foco de luz y no lo encontraban porque las ramas habían tapado el foco. Pensaron que no había nada, hasta que sacaron un poco para que se viera”, recordó la vecina de Newbery.

Como si fuera poco, las raíces también levantaron y rompieron su vereda y la de la propiedad de al lado. “El Municipio no va a venir a hacerla de nuevo; hasta da vergüenza llamar tantas veces reclamando”, resaltó Veronica Molli.

Si todavía no recibís las noticias de PRIMERA PLANA en tu celular, hacé click en el siguiente enlace https://bit.ly/3ndYMzJ y pasarás a formar parte de nuestra base de datos para estar informado con todo lo que pasa en la ciudad y la región.